Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 30 s 1 s 2007 INTERNACIONAL 41 La situación en Sudán centra los debates de la cumbre de la Unión Africana EFE ADIS ABEBA. El jefe de Estado de Ghana, John Kufuor, fue designado ayer presidente de turno de la Unión Africana, dando por cerrada la polémica sobre la posibilidad de que Sudán asumiera esas funciones. La Unión Africana (UA) comenzó ayer su cumbre semestral con la consigna de buscar una solución definitiva al conflicto de Darfur (Sudán) que, debido a la magnitud de la crisis humanitaria y el peligro de que se extienda a los países limítrofes, es considerada como la actual prioridad del continente. La paz en Sudán significa la paz en el Chad y en la República Centroafricana afirmó el presidente de la Comisión de la UA, Alpha Konare, al referirse a los riesgos que representa para los vecinos el conflicto armado en el oeste sudanés, donde han muerto ya 200.000 personas, dos millones han sido desplazadas y otros tres millones viven gracias a la ayuda humanitaria internacional. Los líderes africanos tuvieron, sin embargo, que despejar primero un escollo clave en el camino de las discusiones sobre la manera de encontrar una paz duradera para Darfur: decirle que no a las pretensiones del presidente sudanés, Omar Hassan al Bashir, de convertirse en el titular de turno de la UA. El cargo ha quedado en manos del presidente de Ghana, John Kufuor, elegido por consenso general al término de una primera sesión de la cumbre que abundó en críticas al régimen de Al Bashir, al que Konare acusó de atacar a civiles en Darfur. Esta es la segunda vez que Al Bashir tiene que resignarse a no ocupar la jefatura máxima de la UA ya que en 2006 los líderes africanos debieron ceder a la presión internacional para no elegirle. AFP Torturas captadas por un móvil en una comisaría de Bangladesh La imagen, tomada con un móvil el pasado jueves, muestra una habitación de la comisaría de Bagha Sadar, en Bangladesh, en la que un hombre acusado de robar joyas es torturado. No es la primera vez que estas dependencias policiales son denunciadas. En 1994, la Coordinadora de Derechos Humanos de Bangladesh, desveló que allí se obligó a un detenido a hacer flexiones en público cogiéndose las orejas en castigo por no haber controlado a su desvergonzada hija que se atrevió a hablar en público con un desconocido El presidente de China explora África en busca de materias primas En su tercer viaje desde 2003, Hu Jintao se desplazará a 8 países, entre ellos Sudán, lo que ha provocado críticas occidentales PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. En su tercera visita oficial desde que ocupó el poder en 2003, el presidente chino, Hu Jintao, parte hoy hacia África cumpliendo una norma diplomática no escrita del régimen comunista: comenzar cada año con un viaje al continente negro. Una prueba más que evidente del interés que tiene Pekín en los países africanos, a los que mima con préstamos, inversiones y ayuda al desarrollo aprovechando que han caído en el olvido para las potencias occidentales. Durante los próximos doce días, y a tiempo de volver a casa para celebrar el Año Nuevo chino el 18 de febrero, Hu Jintao se desplazará a ocho naciones africanas: Zambia, Namibia, Mozambique, Sudáfrica, Liberia, islas Seychelles, Camerún y Sudán. Precisamente la visita a este país, donde Hu Jintao recalará los días 2 y 3 de febrero en la tercera escala de su gira, ha despertado los recelos de buena parte de la comunidad internacional. El motivo no es otro que la ayuda de Pekín al Gobierno de Jartum, al que Estados Unidos y la Unión Europea responsabilizan del genocidio perpetrado en la región de Darfur desde 2003, que se ha cobrado ya 200.000 muertos y ha provocado más de 2,5 millones de desplazados. Aunque humanas, estas cifras quedan eclipsadas por los 500.000 barriles de petróleo que Sudán produce al día, ya que más de la mitad son exportadas a China, sedienta de crudo para seguir alimentando su extraordinario crecimiento económico. No en vano, Sudán obtuvo el año pasado más de 2.242 millones de euros con sus ventas de oro negro al gigante asiático, que ya recibe de África el 30 por ciento de sus importaciones de petróleo. Con tan altos intereses económicos en juego, el coloso oriental no ha dudado en ejercer su derecho de veto en la ONU para bloquear las resoluciones en contra de Jartum y el despliegue de una fuerza de paz internacional en Darfur. A pesar de todo ello, Hu Jintao podría aprovechar la ocasión para hacer valer su influencia sobre el Ejecutivo de Sudán en la búsqueda de una solución al conflicto, lo que realzaría su figura como líder mundial y le granjearía el apoyo de EE. UU. y la UE. Pero todo dependerá, cómo no, de los acuerdos comerciales que firmen el presidente chino y su homólogo sudanés, Omar Hasan al- Bashir, ya que esta gira africana tiene un claro perfil económico. En este sentido, los intercambios comerciales entre el gigante asiático y el continente negro se han quintuplicado durante el último lustro hasta superar el año pasado los 40.000 millones de euros. De ellos, 6.803 millones correspondieron a las transacciones con Sudáfrica, que es el principal socio de China en la región y se ha revelado ya como un potente aliado del régimen comunista en su afán por instaurar un nuevo orden mundial. Petición de España Los secretarios españoles de Estado de Cooperación, Leire Pajín, y de Asuntos Exteriores, Bernardino León, transmitieron ayer a las autoridades sudanesas el deseo del Gobierno español y de la comunidad internacional de que el Ejecutivo de Jartum haga un mayor esfuerzo en el proceso de paz del país. León y Pajín iniciaron ayer en Jartum un periplo por el Cuerno de África, que les llevará a Adis Abeba y de regreso a la región de sudanesa de Darfur, el miércoles. Pekín ayuda al Gobierno de Jartum, responsable del genocidio de la región de Darfur