Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 30- -1- -2007 El Gobierno pide ayuda a quien tenga una idea para evaluar a los funcionarios Jordi Sevilla, ministro de Administraciones Públicas 11 Tachan de ataque al conjunto de la sociedad vasca la imputación de Ibarretxe por reunirse con dirigentes de la ilegalizada Batasuna declarar como imputado en una causa penal por haber dialogado en búsqueda de la paz constituye una falta de respeto institucional y supone un ataque al conjunto de la sociedad vasca Hablan los convocantes de la manifestación de Bilbao de intento de invasión del Poder Judicial en el ejercicio de la actividad política y expresan su resistencia frente a cualquier pretensión de impedir ese ejercicio libre y responsable de la política Recuerdan en su comunicado que ha habido jueces a quienes la violencia de ETA arrancó el único derecho cuya vulneración es irreversible: la vida lo cual no impide acusar al Tribunal Superior Vasco de pretender anular la responsabilidad institucional del lendakari de dirigir la iniciativa política en nuestro país Los partidos nacionalistas que suscribieron la convocatoria de ayer en Bilbao e IU exigen el archivo inmediato de la injustificable causa penal abierta contra el lendakari y hablan de ataque judicial a los pilares de la democracia El lendakari Ibarretxe no acudió a la manifestación por entender que el protagonismo corresponde a los ciudadanos. Sí acudió el Gobierno vasco en pleno y la dirección del PNV Reacciones a la manifestación Carmelo Barrio Secretario general del PP vasco De cómo el PNV dialoga con los jueces La presión más allá de la defensa jurídica tiene para los nacionalistas ciertas ventajas. Se trata de colocar a los jueces donde los políticos decidan. No para aplicar a la ley, sino para apoyar sus iniciativas política democrática El requiebro es espectacular porque el PNV parece desconocer la división de poderes de una democracia, la función judicial de garantizar el cumplimiento de la ley, el sistema de recursos y la necesidad, en el fondo, de que el ámbito de la actuación de los gobernantes no se amplíe más allá de las normas. Pero hay que llenar las calles porque el nacionalismo apela, en estas tesituras, al pueblo y no a los argumentos. El PNV gusta de estos ejercicios. Si el argumento no es vistoso, se ensaya la presión con la disculpa de que los agraviados son la sociedad vasca (que quiere impulsar el diálogo en paz, sin intromisiones judiciales) el propio partido acosado, las instituciones... Lo hizo con espectacularidad un poco cursi cuando Juan María Atutxa y la mesa del Parlamento vasco fueron juzgados por negarse a disolver el grupo de Batasuna: paseo por la calle, discursos en las escalinatas, abrazos solidarios con los procesados, ataques a la nefasta judicialización de la política. Lo hizo también cuando se investigaba la colaboración de Gorka Agirre en la red de extorsión de ETA (meros contactos para verificar la tregua, dijo Ímaz) esta vez de modo un poco más hortera, pero con parecida escenografía, manifiestos, firmas y autoinculpaciones. En la imputación a Ibarretxe ya hubo antes movilizaciones de cargos electos, firmas y demás. Y, con cierto descaro, se dice que no se quiere presionar a nadie, sino hacer un llamamiento a su conciencia para que apoyen el diálogo que es lo que, en este esperpento argumentativo, los jueces penalizan La presión más allá de la defensa jurídica tiene para los nacionalistas ciertas ventajas. Para todos ellos, en primer lugar, porque se trata de colocar a los jueces en el lugar que los políticos decidan. No para aplicar a la ley, sino para apoyar sus iniciativas en un ambiente de tensión y terror que está diezmando la judicatura vasca. En este caso, se les recuerda que el diálogo es el instrumento y que la acción política debe quedar exenta, tras esas líneas rojas que, con la imputación al lehendakari, dice el PNV que los jueces han atravesado. Para todos y para los más vociferantes de entre ellos porque, apelando al victimismo y a la movilización, secuestran a los moderados. Así ocurrió con Agirre, vinculado a Arzalluz y Egibar en la batalla interna del PNV Así ocurre ahora con Ibarretxe que, en idéntica pelea, logra que se cierren las filas. Quería un papel en el proceso ahora el de Imaz es ir tras él. El PNV, con actitudes de Batasuna de salón como la manifestación, ha cruzado la línea roja José Antonio Pastor Portavoz del PSE en Vitoria Germán Yanke Considera que la decisión de los jueces ha propiciado una campaña de victimismo del PNV Joseba Arregi Ex dirigente del PNV POR GERMÁN YANKE Entre las tradiciones políticas del PNV está la de no conformarse con los argumentos jurídicos en los pleitos que le conciernen. En cuanto las cosas se ponen feas, ya sea por el posible resultado final de un proceso o porque pone de manifiesto ante la opinión pública alguna vergüenza, saca las huestes a la calle, enarbola las banderas y elige lemas para las pancartas que, en el fondo, nada tienen que ver con el asunto que se dilucida. Ayer, porque el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco cita a declarar como imputado a Juan José Ibarretxe, salieron a la calle, apoyados por otros nacionalistas e IU, en defensa de las instituciones ¿Merecen los vascos, si lo hubiera o el PNV fuera capaz de formularlo, un argumento jurídico en defensa de las iniciativas del lehendakari? Parece que no. Basta con apelar al estómago saliendo a manifestarse contra unos jueces que, según la Asamblea Nacional del partido, se entrometen abusivamente en el ámbito de la No se respeta a la Justicia con una manifestación tratando de presionar a los jueces en vísperas de una comparecencia Carlos Garaikoetxea Ex lendakari Los jueces no son asexuados, es una constatación que se ve todos los días Pernando Barrena Coportavoz de Batasuna ABC. es Texto del comunicado leído por los ex lendakaris Ardanza y Garaikoetxea en abc. es nacional El PNV da prioridad a sus intereses partidistas sobre los del conjunto de los ciudadanos Apelando al victimismo y a la movilización, secuestran a los moderados. Así ocurrió con Agirre, así ocurre ahora con Ibarretxe 143 METOS. TRES HUECOS A GENERAL ORAA. PARA REFORMAR.