Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CIENCIAyFUTURO Investigación LUNES 29 s 1 s 2007 ABC Un investigador prueba la resistencia de un vaso sanguíneo en el laboratorio de Ciencias Materiales de la Escuela de Caminos abren las arterias obstruidas con un catéter. Queremos establecer protocolos que ayuden a los cardiólogos a prevenir accidentes y reducir complicaciones explica el investigador José Miguel Atienza. Uno de sus objetivos es establecer el grado de presión máxima que los cardiólogos pueden emplear durante la colocación de un stent para no romper el vaso sanguíneo. El catéter que se usa para abrir una arteria obstruida lleva un pequeño globo en la punta, que se hincha para desatascar el vaso. Se utilizan presiones cien veces mayores a las que soporta un vaso sanguíneo ya deteriorado. En este departamento se ha demostrado que un simple proceso febril puede desencadenar el desprendimiento de una placa de ateroma, con el riesgo de formación de trombos. El aumento de temperatura se relaciona con un mayor riesgo cardiovascular, pero no está claro el motivo. La medicina especula con la posibilidad de que sean procesos víricos- -que a su vez producen fiebre- -los responsables del accidente cardiovascular. ¿Y si todo se reduce a un problema mecánico producido por la fiebre? pregunta el catedrático Gustavo Guinea. Arterias en el banco de pruebas La Universidad Politécnica de Madrid estudia el comportamiento mecánico de los vasos sanguíneos para mejorar el tratamiento y prevención de las enfermedades cardiovasculares POR N. RAMÍREZ DE CASTRO FOTO IGNACIO GIL MADRID. Imagine un material capaz de deformarse y adaptarse a los cambios de presión. Que se endureciera al aumentar la tensión, que fuese resistente ante las agresiones y tuviera una vida útil de 80 años. Ese material fascinante no admite la fabricación en serie. Está en el organismo humano y forma las arterias del eficiente sistema cardiovascular. Su capacidad de adaptación le permite atender las exigencias de un corazón que bombea sangre a presión y velocidad cambiantes. Las arterias transforman en un fluido constante una sangre que sale a borbotones de la bomba cardiaca. Se deforman para soportar las diferentes tensiones de nuestra vida, se protegen cuando el organismo enferma y, por ejemplo, sube la tensión arterial. Entender cómo reaccionan las arterias desde el punto de vista mecánico es el reto asumido por el Departamento de Ciencias Materiales de la Escuela Politécnica de Madrid. Ingenieros de Caminos, expertos en materiales, y un grupo de médicos se han unido para arrancarle los secretos a ese sistema genial. Su misión es ayudar a los médicos desde otra perspectiva: ver las arterias como tuberías sometidas a una presión interior, como un material más que debe responder a una exigencia mecánica. Una nueva aventura en la que los diferentes lenguajes de médicos e ingenieros deben acompasarse asegura el catedrático Manuel Elices, responsable del Departamento y Premio Nacional de Investigación. Este grupo trabaja en colaboración con el Hospital Puerta de Hierro, el Clínico de Madrid y el Marqués de Valdecilla, de Santander, entre otros centros. Al laboratorio de Ciencias Materiales de la Escuela de Caminos llegan los restos de cirugías y trasplantes (arterias, venas, válvulas del corazón... para someterlos a pruebas de resistencia. Este grupo mantiene varias líneas de investigación que tratan de mejorar las pautas de prevención y tratamiento de la cardiología, en procedimientos como el bypass o la angioplastia, en la que se Fiebre y accidentes El aumento de la temperatura del organismo actúa sobre dos materiales con propiedades termomecánicas diferentes, la arteria y la placa formada por depósitos de grasa que se acumulan en su interior. La placa intenta dilatarse y la arteria no se lo permite. Las tensiones fracturan la placa y liberan parte de ella, que obstruye la arteria, dice Guinea. En este laboratorio también se intenta establecer el grado de deterioro de una arteria para que se produzca la rotura de un aneurisma. El aneurisma es un problema puramente mecánico y de comportamiento de materiales dice Guinea. Aparece cuando una pared arterial debilitada empieza a ensancharse. Se conoce bien la patología y muy poco sobre cómo se deteriora la pared arterial. Queremos realizar ensayos clínicos no invasivos para valorar en los pacientes las propiedades mecánicas y desarrollar indicadores que anticipen las roturas de los vasos Para mejorar la eficacia de la cirugía de by- pass se busca el vaso que mejor puede actuar de puente para sortear una obstrucción en la arteria y garantizar el aporte de sangre al corazón. La vena safena es la más utilizada, aunque nada tiene que ver con el funcionamiento de una arteria. El diámetro de la vena crece, no soporta la misma presión... Si se utilizara la más apropiada se darían más años de vida a los enfermos intervenidos. CAMBIOS MECÁNICOS Y ENFERMEDAD Ataque cardiaco o infarto cerebral Un proceso febril puede liberar una placa de ateroma de una arteria y provocar un accidente cardiovascular. Con el aumento de temperatura corporal la placa intenta dilatarse y la arteria no se lo permite. La tensión fractura la placa Arteria sana Arteria obstruida Placa Angioplastia Los cardiólogos abren las arterias obstruidas con un catéter y un balón que se infla. El objetivo es establecer el grado de presión que se puede utilizar para no romper la arteria Catéter con el balón desinflado Rotura de un aneurisma Cuando una pared arterial debilitada empieza a ensancharse puede romperse. Los ingenieros buscan indicadores que permitan anticipar la ruptura de la arteria Aorta sana Aneurismas de aorta Ascendente Torácico Abdominal Catéter con el balón inflado ABC Elena Segura