Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA LUNES 29 s 1 s 2007 ABC La Comisión Europea quiere tasas aeroportuarias más bajas y transparentes Las aerolíneas se quejan de que se encuentran en inferioridad de condiciones respecto a las autoridades aeroportuarias y que éstas abusan de su posición MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El comisario europeo de Transportes, Jacques Barrot, se ha mostrado sensible a las demandas de las compañías aéreas y se ha lanzado a una batalla contra los gestores de los aeropuertos para que apliquen tasas más transparentes y, como consecuencia, más bajas. La realidad es que, tras la aparición en el mercado de las compañías aéreas de bajo coste, es posible encontrar en internet billetes de avión más baratos que las tasas que cobra el aeropuerto a los pasajeros. Esta anomalía es uno de los aspectos que se ha propuesto atajar Bruselas con la directiva presentada hace unos días y que tiene que recibir aún el visto bueno del Consejo de Ministros de Transportes de la Unión Europea. Si finalmente sale adelante la propuesta de Barrot, los aeropuertos tendrán que especificar claramente a las aerolíneas las tasas que les cobran por aterrizaje, aparcamiento, utilización de terminales y medidas de seguridad. Además, y para evitar que los conflictos entre aerolíneas y aeropuertos de los últimos meses se repitan en el futuro, se debería nombrar en cada país un regulador independiente del sector. Bruselas cree que la combinación de la obligación de transparencia en la fijación de las tasas más la creación de reguladores propiciará rebajas. Algunas compañías se quejan de que ciertos aeropuertos han cerrado filas con las aerolíneas históricas lo que supone que de manera implícita le hacen la vida más difícil a las nuevas empresas que quieren entrar en sus instalaciones, en forma de tasas más elevadas. Barajas, el quinto de la UE El transporte aéreo de pasajeros aumentó un 8,5 en 2005 hasta alcanzar los 700 millones, según datos de Eurostat. El primer aeropuerto europeo en cuanto a número de pasajeros volvió a ser un año más el londinense de Heathrow, con 67,8 millones de viajeros en 2005, pero tan sólo creció un 0,9 por su elevado nivel de saturación. Madrid- Barajas se mantiene, con 41,7 millones de pasajeros y un 9,4 de aumento respecto al año anterior, como el quinto de la UE. La saturación que sufren muchos aeropuertos europeos acabará afectando a la economía, según la CE Transferencia de costes Desde el punto de vista de los consumidores hay asociaciones ya han dado la voz de alarma sobre el hecho de que algunos aeropuertos han transferido los costes del mantenimiento de sus infraestructuras y de aterrizaje de las aerolíneas a los pasajeros, de ahí que a veces las elevadas tasas de algunos. En el caso de las aerolíneas de bajo coste, que han contribuido a la explosión del tráfico aéreo en la UE con tasas de aumento anual cercanas al 8 Bruselas reconoce que los gestores de los aeropuertos están en su derecho de cobrarles menos por el servicio que a una compañía tradicional, siempre que el servicio que se le presta no sea el mismo según el comisario Barrot. Además de las tasas Bruselas ha empezado a plantearse la congestión de algunos aeropuertos europeos como un gran problema a medio plazo ya que, según sus cálculos, si no se aumenta su capacidad, alrededor de 60 estarán muy congestionados de aquí a 2025 y 20 de ellos estarán saturados 10 horas al día. De momento las líneas de trabajo en este campo se han limitado a proponer la creación de un observatorio que analice la situación. El comisario europeo Jacques Barrot, autor de la propuesta EFE Juan Velarde Fuertes MAURA. CIEN AÑOS DESPUÉS no de los grandes cambios económicos españoles comenzó a tener lugar a partir de 25 de enero de 1907. El protagonista fue don Antonio Maura. Realmente, el modelo económico español que inició su final en 1959 y que aún tiene realida- U des vivas entre nosotros, fue fruto de cinco grandes grupos de protagonistas políticos: los moderados en 1845; los conservadores con Cánovas del Castillo, sobre todo a partir del viraje proteccionista de 1891; Maura, con su gobierno largo que se inicia en esa fecha de 1907; Cambó y el cierre autárquico de nuestra economía desde 1922; finalmente, Suanzes, a partir de 1941. En el fondo, en España salvo reacciones confusas, casi sin pies ni cabeza, y pronto rectificadas a fondo por sus autores- -desde el librecambismo de los revolucionarios de 1868 a la Reforma Agraria de la II República- -no hubo hasta 1959 otra política económica. Tras Figuerola pronto surgió la suavi- zación de Tutau, y léase cómo Azaña alteró a escape la Reforma Agraria de la República, para dolor de Pascual Carrión. Lo que quedó al margen fueron subrayados y pequeñas ampliaciones de esas grandes transformaciones. Un modelo que, curiosamente, construyó, desde 1843 a 1959, la derecha, y que esa misma derecha rectificará desde 1959 a hoy. Y Maura, ¿qué aportó con su Gobierno largo a eso, sencillamente el modelo castizo de la economía española? Muy en primer lugar, como decía Flores de Lemus el liquidar la ruina del principio de autoridad Eso se completa con un intervencionismo corporativista que se inició con el Real Decreto publicado el 5 de abril de 1907 que convocó una Asamblea Nacional de entidades empresariales, de la que surge el Consejo Permanente de la Producción y el Comercio Nacional. Añádase la Ley Osma de 3 de agosto de 1907, que inaugura el intervencionismo estatal en sectores concretos de la producción para reaccionar contra la crisis económica Knickerboker. Ahí empezó el declive del papel del mercado en España. Súmese a esto el salto del proteccionismo arancelario de 1906- -Arancel Salvador- -a un proteccionismo administrativo, impregnado de nacionalismo económico, con la Ley de 14 de febrero de 1907, que limitaba la admisión de productos ex- tranjeros para los servicios y obras que contratase cualquier porción del Sector Público. Todo ello coronado por el inicio de estatificaciones ligadas a la defensa nacional, con el fruto de la Constructora Naval, constituida el 18 de agosto de 1908. Agréguese una legislación social muy avanzada para esa época: prohibición de trabajo de los niños, descanso dominical, robustecimiento de la Inspección de Trabajo, Ley de Huelgas, y la creación del Instituto Nacional de Previsión por Ley de 27 de febrero de 1908. Así es como, con todas las contradicciones que se quieran, Maura entró en la constelación de los grandes políticos populistas y conservadores.