Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL Tribuna Abierta LUNES 29 s 1 s 2007 ABC Félix Cortés Camarillo Periodista y escritor MADRID, MADRID, MADRID H ACE tiempos tan lejanos como inimaginables, el Gobierno español condenó a muerte a unos terroristas vascos. Por razones que ignoro, el gobierno mexicano de Luis Echeverría se sintió ofendido y dio por cercenados los enclenques intentos por restablecer los vínculos entre España y México. Mandó cerrar Iberia, expulsó a todo lo que olía a España y regresó todo lo mexicano de allá. Lo que sigue es historia reciente: España se entregó a la democracia y la adoptó con plenitud; México documentó oficialmente el acercamiento que en lo cultural nunca desapareció entre los dos países y al mismo tiempo avizoró en su tierra la alternancia; no la vio con malos ojos. Ambos países se asomaron a la concordia. Esta semana comienza con la visita de Felipe Calderón Hinojosa, presidente mexicano, a España. Se verá con el señor Zapatero, con el Rey, Don Juan Carlos, y con innumerables funcionarios del Gobierno. No menos importante, hablará con hombres de negocios. Esta semana comienza con la visita de Felipe Calderón Hinojosa, presidente mexicano, a España. Se verá con el señor Zapatero, con Don Juan Carlos y con innumerables funcionarios del Gobierno. No menos importante, hablará con hombres de negocios No podría ser de otra manera: los mejores pleitos se dan entre los de la misma sangre. Los grandes afectos, también. Desde el fin de la Guerra Civil vivimos en los dos polos de esta relación, simultáneamente los mayores afectos y los mayores obstáculos para que ellos cobraran efecto. La intolerancia, manifestada de uno y otro lado del Atlántico ha contribuido poco al entendimiento de dos pueblos tan afines; tan afines lo son que, cuando uno toma un taxi en Barajas, el conductor detecta sin más ni más el acento y entona cordialmente y de inmediato México lindo y querido... Felipe Calderón, presidente de los mexicanos, llega a España. Hay FelipeCalderónentiendeel lenguaje de estos últimos. Representante de la corriente centro- derecha mexicana, guiña los ojos más hacia su diestra y al mismo tiempo el mensaje que en sus actos envía a los mexicanos es de un pragmatismo implacable. No es de extrañarse: Calderón sucede en el omnipotente puesto de presidente de México a Vicente Fox, quien- -era su privilegio institucional- -se dedicó con éxito a debilitar la figura presidencial. Pero estábamos hablando de negocios. La presencia de las empresas españolas en México no es deleznable. Los bancos de España, BBVA o Santander, son líderes en la actividad financiera y bancaria en el país. Otras empresas de construcción o de servicios, hoteleros por ejemplo, compiten ventajosamente con los demás. Más allá de la frialdad de los negocios está la herencia humana; en gran parte gracias a la diáspora republicana causada por la Guerra Civil, México se benefició de la simiente intelectual que tantos españoles dejaron, tantos que sería inútil- -e injusto- -tratar de enumerarlos. Pero parece innecesario mencio- similitud de las circunstancias en que México y España deben moverse en estos momentos: mientras los españoles tienen enfrente la constante amenaza del terrorismo cruel e identificado de la ETA, los mexicanos tenemos encima la amenaza y la acción del crimen organizado aunque anónimo, el narcotráfico, vaya, que infiltra policías y asesina a los que no se dejan infiltrar y que resulta una hidra de mil cabezas que repone aquella que fue cortada de inmediato. En ese sentido, el joven gobierno de Calderón ha mostrado decisión brava implementando operativos policiales en los sitios álgidos de la acción delictiva. Simultáneamente, la extradición de una docena de capos narcotraficantes a los Estados Unidos marca un hito en la conducta del estado mexicano ante ese flagelo. ÁNGEL CÓRDOBA Hay similitud de las circunstancias en que México y España deben moverse en estos momentos Mientras los españoles tienen enfrente la constante amenaza del terrorismo cruel e identificado de la ETA, los mexicanos tenemos encima la amenaza del crimen organizado Patria. Ángel Agustín María Carlos Fausto Mariano Alfonso Salazar Lara y del Pino, que firmaba como Agustín Lara, sin haber pisado tierra ibérica compuso su suite española- Murcia Toledo Sevilla y Granada si no me equivoca- -como si Pedro fuera por su casa. Su Madrid, Madrid, Madrid aparte de ser un himno a la vinculación- en México se piensa mucho en ti -es la expresión del sueño por realizar, de tomarse un chato de tinto en el bar de Chicote, dándole un embrujo que el bar nunca tuvo, o para ver lo que es canela fina y armar la tremolina, cuando llegues a Madrid. Porotrolado, enlarelación nar las ligas culturales entre México y España. Los mexicanos somos el primogénito e hijo predilecto de la Madre historia de la relación entre México y España es tan accidentada como un chotis, un sube y baja de pasiones. La México- España los caminos de la colaboración cultural, en materia de libros, medios electrónicos y otras yerbas, necesitan ser explorados en profundidad. Felipe Calderón ha decidido, como decimos en mi pueblo, echar toda la carne al asador en el más importante asunto del estado mexicano: la gobernabilidad. Los dispositivos en los estados más infiltrados por el narco han sido espectaculares, y los mexicanos esperamos que sean efectivos. Eso le daría a Felipe Calderón la salvaguarda de calidad. Pero el asunto es más político. Después de unos resultados electorales estrechos en julio pasado, una de las metas fundamentales del presidente Calderón es propalar la sólida legitimidad a su mandato. Su presencia en España le da una buena oportunidad para ello.