Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA LUNES 29 s 1 s 2007 ABC Siete de cada diez maltratadores han sido condenados Montserrat ComassPta. del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género Aún podemos mejorar la protección policial y la coordinación, además es precisa la cooperación de las víctimas admite en esta entrevista a ABC s Este es uno de los pocos delitos en que existe una relación afectiva con el agresor POR CRUZ MORCILLO FOTO JULIÁN DE DOMINGO MADRID. -Los detractores de la guido poniendo demasiado el acento en las medidas judiciales y penales. Espero que a partir de ahora el Observatorio Estatal potencie el resto de la ley. sariamente tiene estar asistida por abogado y en las injurias no es precisa la presencia del fiscal. La prueba, por tanto, es más débil al no haber instrucción. -Algunos jueces y funcionarios, sobre todo de los llamados juzgados compatibles, dicen que no pueden más. ¿Cómo se va a solucionar esta carga de trabajo? -Son desiguales los resultados de los juzgados. En los exclusivos se puede decir que, en general, se ha logrado una buena respuesta, aunque tengan mucha carga de trabajo. No ha habido los mismos resultados en los compatibles. Se han solucionado algunas disfunciones pero no en todos los partidos judiciales. Todavía existen problemas perjudiciales para otros justiciables distintos a la violencia de género: se han tenido que suspender juicios, declaraciones de testigos o querellados. Y eso pese a la colaboración de las Salas de gobierno que se han preocupado en apoyar el funcionamiento de estas sedes y han impedido que se lleven a cabo algunas aprobaciones de normas de reparto abusivas o insolidarias. Como todo no se ha resuelto, desde el Observatorio se propuso a Justicia sumar partidos judiciales con criterios de proximidad para poder crear juzgados exclusivos nuevos. El 15 de diciembre el Consejo de Ministros aprobó 42 nuevos juzgados (a finales de 2007 serán 82) y muchos responden a este criterio. Ley integral contra la violencia de género alegan que no ha servido para que disminuyan las muertes. -Todos esperábamos que en 2006 se cumpliera lo que es un sentimiento mayoritario, que se redujeran las cifras mortales, pero no ha sido así. 68 mujeres han sido asesinadas por su pareja o ex pareja, se mantiene el promedio de los últimos seis años (entre 2001 y 2006 han muerto 414 mujeres) Esta tragedia en absoluto es imputable a la ley. Qué más quisiéramos que eliminar en año y medio un problema de décadas. Es como si culpáramos al Código Penal de que se produzcan asesinatos, robos y secuestros. Tampoco se ha imputado nunca a la norma que se hayan producido atentados terroristas pese a las importantes modificaciones legislativas. La ley integral merece que se le dé un tiempo porque tendrá efectos en el medio- largo plazo. -Las denuncias por malos tratos se han disparado ¿son también un síntoma de cambio? -Sí, en su primer año de funcionamiento los juzgados de violencia sobre la mujer tramitaron 146.780 denuncias en toda España y juzgaron a 40.792 personas. Si sumamos los enjuiciados en los juzgados de violencia sobre la mujer, en los de lo Penal y en las Audiencias provinciales el resultado es que de cada diez maltratadores siete han sido condenados. Por eso digo que es un giro radical, ya que antes de 2003 el 90 por ciento de los juicios eran de faltas y de esos el 80 por ciento acababan en absolución. -El compromiso de refuerzo de planta se ha cumplido. ¿Todavía hacen falta más juzgados? -La administración está poniendo dinero. Hay una absoluta receptividad por parte de las comunidades autónomas. Valoro mucho que se mantenga el consenso que suscitó la ley pese a las legítimas críticas y discrepancias. -No obstante, volviendo a los asesinatos, ha habido casos en los que ha fallado la protección -Se mantiene aún entre el 76 y el 80 por ciento el número de mujeres que mueren sin haber denunciado nunca, es decir, sin que los responsables públicos conocieran su situación. Hay seis casos de los 68 asesinatos en los que existía una orden de protección o una medida de alejamiento en vigor y a pesar de ello no ha servido para impedir la acción criminal. Significa que aún podemos mejorar la protección policial y la coordinación; además es precisa la cooperación de las víctimas para poder aplicarla. Comas niega que haya un alto número de exculpaciones va entre víctima y agresor, es decir no se denuncia a un desconocido. La primera causa de retirada está en la propia idiosincrasia del problema. Hablamos de relaciones humanas que se inician por amor; a la víctima le cuesta mucho reconocer que se ha roto ese vínculo porque se ha introducido un plus de violencia en la relación familiar. Los psicólogos también coinciden en el diagnóstico, incluso cuando la mujer sigue ya un programa de recuperación. Otro motivo detectado es cuando hay una nueva denuncia y la mujer cree que puede peligrar su vida y uno no menos relevante se refiere a las dependencias económicas. ¿Cuáles son las luces y las sombras de esta norma? -El balance general es positivo. Desde el punto de vista judicial se ha dado una respuesta más especializada y de más calidad a la violencia de género. Hemos conseguido que haya desaparecido la sensación de impunidad que existía. El anterior CGPJ hizo un estudio sobre 4.700 resoluciones y sentencias con dos conclusiones demoledoras. Hasta 2001 no se dictaban medidas cautelares de protección y el 90 por ciento de las denuncias se tramitaban como conducta leve. Esta situación se ha invertido 365 grados. En el terreno global se ha incrementado la sensibilización, se ha hecho mucha pedagogía y se ha demostrado que fue un acierto aprobar una ley integral porque para encontrar una solución es vital la prevención, la sensibilización, las ayudas económicas y la rehabilitación social de los condenados. La sombra es que se ha se- -Pero el resto de medios (policías, fiscales, forenses) no parecen crecer al mismo ritmo -Se han dictado 26.000 órdenes de protección en el primer año de los juzgados. Se están garantizando vidas porque se protege a las víctimas pero también se previenen nuevos delitos. En diciembre se aprobaron 42 juzgados, pero también 42 nuevas plazas de fiscales. En cuanto a los policías, hay que incrementar el número de agentes especializados y a continuación recordar que no son los únicos que se dedican a protección. En algunas comunidades se encargan de que se cumplan estas medidas las policías autonómicas y las locales. -Algunos colegas suyos aseguran que persiste el alto número de exculpaciones -Es radicalmente falso, como demuestran las cifras (un dos por ciento de sobreseimientos libres y un 15 por ciento provisionales, muchos coincidentes con la retirada de denuncia) En casos de faltas se produce un porcentaje de absoluciones mayor que en los delitos, entre otras razones porque la víctima no nece- ¿Cuántas denuncias se retiran y cuáles son las causas? -Estamos en un 15 por ciento de retirada de denuncias. Este es uno de los pocos delitos en el que existe una relación afecti- ASESINATOS JUZGADOS DENUNCIAS Entre 2001 y 2006 han sido asesinadas 414 mujeres, 68 el año pasado. Desde luego no es imputable a la ley A finales de 2007 habrá 82 juzgados exclusivos, los últimos siguiendo criterios de comarcalización Se mantiene aún entre el 76 y el 80 por ciento el número de mujeres que muere sin haber denunciado ¿Qué le parece el plan de prevención y sensibilización recién aprobado? -Espero que éste sea el camino, con las 22 medidas urgentes. Tiene la virtud de que hay medidas muy concretas que además van acompañadas de un presupuesto y, por lo tanto, las hace creíbles.