Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 28 s 1 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 85 La puerta para el Prado me ha planteado problemas muy interesantes. Creo que es una pieza muy importante dieron la premisa de que debía ser un acceso. Pensé: ¿cómo trabajar en un acceso? Me interesa la idea del pasaje (no sólo la puerta) crear ángulos, la noción del tiempo de apertura y cierre... Había condiciones previas, pero me han planteado problemas muy interesantes. Creo que es una pieza muy importante. Me ha hecho pensar en qué se puede hacer dentro de esos parámetros desde la escultura de hoy La puerta es de bronce. Ha utilizado una combinación: a la cera perdida y a la arena. La fundición ha trabajado muy duro afirma. El Prado es una gran catedral Cristina Iglesias, en una imagen de archivo ASIA MARTÍN Cristina Iglesias regresa por la puerta grande con cuatro proyectos en Madrid Hace ocho años que no exponía en la capital. Ahora coinciden tres exposiciones (dos monográficas y una colectiva) y la puerta para el edificio de Moneo en el Prado NATIVIDAD PULIDO MADRID. El trabajo se acumula en el estudio de una de las escultoras más interesantes no sólo del panorama español, sino internacional. En tan sólo unos días coincidirán en Madrid hasta cuatro proyectos suyos. Y eso que hace ocho años, recordaba ayer Cristina Iglesias, que no exponía en solitario en Madrid. La última vez fue en el Palacio de Velázquez. También fue aquella muestra muy esperada, pues habían pasado otros ocho años sin ver su obra en la capital, desde una muestra en la galería Marga Paz. Se prodiga poco en Madrid, y eso que, aunque anda siempre viajando de un lado para otro, tiene su cuartel general en Torrelodones. La escultura en espacios construidos será el eje de dos exposiciones complementarias que se inauguran el martes en las galerías Elba Benítez y Pepe Cobo. En cada una podremos ver una pieza procedente de la instalación Los Tres Corredores Suspendidos que expuso en el Ludwig Museum de Colonia el año pasado. En ellas, cuenta la escultora, utilicé un texto de J. G. Ballard, El mundo de cristal ¿Por qué ese interés por la ciencia ficción? Me interesan estos espacios de ficción que pueden llevarte a una ensoñación y plasmarlos en esculturas. Tienen que ver con un mundo inventado, metafórico de la realidad. Estas esculturas son lugares construidos por pantallas, que están tejidas con esos textos En Elba Benítez podrán verse, entre otras maquetas, las de dos proyectos de gran calado. Por una parte, Deep Fountain (2006) en la Plaza Leopold de Wael en Amberes. Esta pieza trata muchos temas que me han preocupado siempre- -dice la artista (San Sebastián, 1956) Conjuga y articula las preocupaciones sobre la idea de una obra pública Sus espacios inventados, confiesa, nacen de un diálogo entre lo que es posible y lo que es soñado. Esas ensoñaciones a veces toman forma y se tornan posibles, como en el caso de la Fuente de Amberes En estos momentos tiene un proyecto en mente sobre una fuente interior. Hay mucho de dramatismo y teatralidad en la construcción de esos lugares que puedan atraer o ser vividos. Sus esculturas son tan poderosas que se tornan arquitecturas. Aunque ella aclara: Llamamos arquitectura a aquella construcción en la que uno puede entrar, vivirla. Mis construcciones son mucho más poéticas: uno puede entrar o no entrar, nunca se imponen Al igual que Richard Serra, le interesa la experiencia física del espectador frente a su obra. Es un ángulo propio de la escultura de nuestros días. Admiro y he aprendido mucho de Serra, pero en mi caso el detalle, el estar cerca de la obra, te transporta a otro lugar. La pieza tiene en cuenta la distancia con la que se mira Es lo que le ha pasado, dice, con la puerta del nuevo edificio de Moneo en el Prado, que está a punto de instalarse. Si te alejas de ella, tiene una apariencia más abstracta. Se identifica con el edificio. Según te acercas, es sólo ella ¿Le ha condicionado este encargo por el hecho de ser una puerta y para un museo? Me ¿Estar cerca del Jardín Botánico y junto al paterre ajardinado diseñado por Moneo ha forzado que sea una invención vegetal? En mi obra siempre hay una referencia al paisaje. Pero ese triángulo me parecía interesante, con la referencia a la vegetación que también tiene Rafael en esa terraza volada sobre el Botánico Una obra de arte da acceso a otras obras de arte. Esa reflexión del arte hacia el arte tiene que estar ahí. El Prado impone. Es como una gran catedral. Está mi diálogo con Rafael Moneo y con el propio museo ¿Pesa mucho la responsabilidad? Un poco. Yo estoy muy agradecida. Es fantástico que haya gente que confía en que planteándote un reto vas a saber construirlo Tanto la galería Pepe Cobo como el cuarto proyecto que inaugura en Madrid (la colectiva Sobre la Historia comisariada por Gloria Moure, con la que se abre la Sala de Arte Santander en la Ciudad Grupo Santander, en Boadilla del Monte) incluyen fotografías serigrafiadas sobre seda. En este espacio ha hecho ex profeso doce obras para la muestra Una fuga a seis voces Es una construcción de lugares que se superponen con toda la carga de memoria histórica y de mí misma. Son dípticos independientes, pero conforman la obra total Corredores colgantes, techos suspendidos, juegos con la luz, proyección con las sombras... ¿Habrá que esperar otros ocho años para ver su obra en Madrid? Después de este atracón, váis a querer olvidarme Más información sobre las exposiciones: http: www. elbabenitez. com http: www. pepecobo. com http: www. fundacion. gruposantan der. com Corredor suspendido que se exhibirá en Elba Benítez ATTILIO MARANZANO