Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos DOMINGO 28- -1- -2007 ABC Rebeldías posibles que se puede ver en la Sala Cuarta Pared, dentro del Festival Escena Contemporánea, está coproducido por la Comunidad de Madrid y Cultura ABC Alternativas o el precio de la rebeldía El Festival Escena Contemporánea se aloja desde mañana en las salas alternativas de Madrid, unos espacios que atraviesan un buen momento creativo, pero que se lamentan de recibir las migajas de las subvenciones de la Administración POR SUSANA GAVIÑA MADRID. Mañana comienza el Festival Escena Contemporáneo, que se desarrollará en la Comunidad de Madrid hasta el 25 de febrero. Cuatro semanas en las que se podrán ver 37 espectáculos, procedentes de once países. Una de las novedades de esta edición, la séptima, es que todos ellos tendrán lugar en salas alternativas. Es una forma de apoyar la labor que estos espacios desarrollan durante todo el año, así como dar a conocer algunos de ellos explica Roberto Cerdá, nuevo director del festival. Bajo el nombre de alternativo, término que a Cerdá no le agrada, aunque sé que vivimos en una sociedad a la que le gusta etiquetarlo todo se agrupan espacios que se alejan de los términos comerciales y cuyos creadores apuestan por nuevas narrativas afirma. Son salas de carácter privado que sobreviven en gran medida de la autofinanciación. ABC ha buceado en la situación por la que atraviesa este colectivo, y en lo que coinciden todos los consultados es en el buen momento creativo que viven. Cerdá, que en el último año ha viso más de 400 montajes para programar Escena Contemporánea, así lo expresa: Actualmente existe una nueva generación de creadores que están muy formados, lo que se traduce en una creación con más contenidos y preparación técnica Una generación que sale fuera y se enriquece, y eso favorece al espectador La trastienda En cuanto a las temáticas, los tiempos de crisis siempre han contribuido a alimentar la creatividad: Los conflictos mundiales afectan a los creadores, la degradación medioambiental, la fractura entre la sociedad política y la sociedad civil... Esto se traduce en una oferta en constante evolución, dominada por la fusión de géneros y la incorporación de las nuevas tecnologías, un arma de doble filo: Éstas no deben vencer a la propuesta- -advierte- pero cuando está imbricado es bueno. Lo importante es contar la historia Frente a este escaparate tan optimista existe una trastienda, la de las ayudas institucionales y las subvenciones, que no todos valoran de la misma manera. España, a nivel de apoyos a la creación, todavía está lejos de los que ocurre en otros países donde existe más tradición. Aquí- -añade Cerdá- -hay cada vez más salas alternativas pero tienen una vida corta Algo que achaca a una tradición más pequeña en comparación con otros países europeos, donde el modelo es distinto. En Francia las salas alternativas no existen, son espacios públicos de creación municipal, que funcionan con dinero público indica Julio Álvarez, director del Teatre Tantaranta de Barcelona y presidente de la Red de Teatros Alternativos, que agrupa a 35 espacios de toda España, y para quien el desarrollo de estas salas, herederas del teatro independiente dehace años atraviesan un momento interesante y de consolidación, especialmente en los últimos tres años A ello ha contribuido una mayor difusión y la organización de diversos congresos, que han contado con el apoyo de instituciones públicas aclara. Una apuesta clara ¿Dónde están los límites de las ayudas? Sobre las reivindicaciones del sector, ABC ha hablado con la Consejería de Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid (que aporta 420.000 euros al Festival Escena Contemporánea, frente a los 39.000 del Ministerio de Cultura) Y un portavoz niega que se les concedan sólo las migajas. No es cierto. Las tres Administraciones- -Comunidad, Ayuntamiento y Ministerio- -crearon en 1995 un consorcio para la rehabilitación de teatros y salas, y las alternativas han sido objeto de esas ayudas a fondo perdido subraya. También- -continúa- -existen ayudas bianules para su mantenimiento. A ello se suman las ayudas a la producción de los espectáculos. El problema- -sostiene- -es que hay salas que tienen una línea definida- -Cuarta Pared, Pradillo- y otras que no la tienen Y concluye: Hay una apuesta clara por parte de las Administraciones porque somos conscientes de su papel dinamizador, pero dónde está el límite de las ayudas se pregunta, sobre todo en una ciudad donde se ha producido una eclosión de salas (más de 20 en la Comunidad) frente a la recesión de otras. Julio Álvarez, que en Barcelona contabiliza cinco salas, más otras tres en las localidades de los alrededores asegura que en los últimos años hay un crecimiento en toda la geografía española: En el último congreso en Zaragoza se suscribieron cuatro más Reconoce que el problema, al igual que en el teatro en general está en las ayudas procedentes de la Administración. Los autores contemporáneos no tiene ideas comerciales, por lo que el riesgo económico es mayor El reto: Conseguir la con-