Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LA ENTREVISTA www. abc. es la entrevista DOMINGO 28- -1- -2007 ABC Urge sacar a Francia del hoyo para evitar su declive pero también para poder reactivar Europa Nicolas Baverez s Historiador y ensayista Con las presidenciales a la vuelta de la esquina, Baverez considera indispensable que Francia supere su incapacidad actual para afrontar urgentes reformas económicas y sociales con un horizonte mínimo de cinco años de trabajo duro TEXTO JUAN PEDRO QUIÑONERO FOTOS NOELA DOMECQ PARÍS. Nicolas Baverez se hizo célebre en 2003, publicando un libro indispensable, La France qui tombe la referencia absoluta que abrió un inconcluso debate sobre el declive nacional, consecuencia trágica de veinticinco años de demagogia de izquierdas (Mitterrand) y derechas (Chirac) Cuatro años más tarde, Baverez se ha consagrado como el economista, historiador, ensayista y pedagogo, que mejor comprende y analiza la profunda crisis de identidad francesa, en Europa. Sus ensayos sobre Raymond Aron y el futuro de Europa son obras de obligada referencia. Jurista, profesor, Baverez acaba de publicar un nuevo libro, ¿Qué hacer? Agenda 2007 una guía- resumen- balance de los grandes problemas que están hipotecando el futuro de Francia, al filo de las próximas elecciones presidenciales, con un evidente alcance para el futuro de la construcción política de Europa. mejor y quizá la única forma de combatir el terrorismo es la defensa del Estado de Derecho. Defensa de sus libertades, a través de su Policía, su Justicia, su sistema democrático. La debilidad del Estado introduce factores de incertidumbre en todo el tejido social. Más allá de las estrictas fronteras nacionales, la debilidad del Estado debilita el puesto de una nación ante la comunidad internacional. La mejor manera de defender y apoyar a España es apoyar su Estado de Derecho, bien consolidado, sin concesiones a la barbarie, el terror, el crimen. realidad planetaria que inquieta. Ese repliegue es manifiesto en el terreno de los nacionalismos, pero también me parece palpable el repliegue identitario religioso, cultural. Sin olvidar que cada país tiene tradiciones propias. Algunos países, como la España posfranquista, o Alemania, se han reconstruido a través de una fuerte descentralización. Otras naciones, como Francia, se han formado y consolidado con modelos muy centralistas y unitarios. A mi modo de ver, la Nación Estado continúa siendo el fundamento capital de la vida cívica internacional. Aunque ya no tenga el monopolio. El Estado moderno debe permitir afirmar distintos valores: la fe o pertenencia a una comunidad religiosa, a una región, al mismo tiempo que la integración en unidades políticas superiores, como el Estado o las grandes instituciones europeas. El sistema europeo no está definitivamente estabilizado. Lo esencial es evitar la fragmentación, evitar la balcanización. No hay alternativa al Estado o la nación española, por ejemplo. TERRORISMO -A las puertas, dentro y fuera de Europa, el terrorismo es otra realidad trágica que amenaza a las sociedades europeas. -Es uno de los grandes desafíos planetarios de nuestro tiempo. En cierta medida, es posible afirmar que Bin Laden ha triunfado, parcialmente. No ha conseguido lanzar una gran revolución planetaria. Pero sí ha conseguido imponer una lógica de enfrentamiento y de odio entre el mundo arábigo musulmán y las democracias occidentales. Hay varios frentes de guerra internacional, en Afganistán, en Irak, y en numerosos puntos del planeta, donde los atentados terroristas se suceden de manera imprevisible. Y hay numerosos frentes interiores, nacionales, en Europa, en particular, y en el Magreb, con ramificaciones evidentes para todas nuestras sociedades. En España e Inglaterra, los responsables de grandes atentados estaban perfectamente integrados en sus sociedades respectivas. Es de temer que esa lógica del enfrentamiento prosiga y se ramifique, amenazando nuestra seguridad. ¿El terrorismo nacionalista vasco coincide con un arco iris de tensiones nacionalistas muy diversas. En Escocia hay fuertes tentaciones de secesión y ruptura con el Reino Unido. Bélgica está dividida de manera brutal. Los Länder alemanes aspiran a conquistar nuevos flecos de poder. En España, Cataluña y País Vasco tienen ambiciones europeas propias. ¿Cómo percibe usted tales problemas? -Ese problema de tentaciones nacionalistas, con riesgos de balcanización de buena parte de Europa, también tiene algo que ver con la mundialización. El repliegue identitario también es con frecuencia una suerte de miedo a una nueva La mejor y quizá única manera de combatirlo es la defensa del Estado de Derecho a través de su Policía, su Justicia y su sistema democrático INTEGRISMO Europa está muy necesitada de una estrategia contra el radicalismo islámico PRESIDENCIALES -España acaba de sufrir un ataque terrorista brutal, que ha acentuado colosales problemas políticos internos. ¿Cómo se perciben esos problemas españoles desde una óptica europea? -De entrada, lo esencial. La La cuestión central es saber si será posible conseguir que Francia funcione. ¿Qué hacer para que Francia vuelva a funcionar? Que faire? con el país galo Que Faire? Agenda 2007 (Ed. Perrin) El nuevo libro de Baverez es la referencia indispensable para quienes se interesen por el alcance nacional y europeo de las elecciones presidenciales francesas del 22 de abril y el 6 de mayo. Baverez desmenuza las cuestiones fundamentales: las amenazas que pesan sobre las instituciones de la V República y la integridad cultural de la nación; la crisis económica nacional; las disfunciones del Estado; la erosión de un modelo social amenazado; los riesgos del inmovilismo, tras dos largas décadas de aventurerismo y demagogia. Baverez desbroza todas las crisis superpuestas de manera pedagógica y crítica. El historiador cuenta las raíces del declive nacional. El economista analiza la voracidad de un Estado manirroto y carnívoro El analista describe con precisión una enfermedad nacional que ha tomado proporciones cancerosas. Baverez no toma partido por ningún candidato, pero avisa que ni Francia ni la UE pueden soportar indefinidamente los paños calientes y nuevos ataques de demagogia. Francia se encuentra en una encrucijada histórica: o abandonarse al declive o intentar recuperarse. ¿Se trata de una amenaza común contra toda Europa? -Por supuesto. Y Europa está bien necesitada de una estrategia común contra el integrismo radical islámico. Pero también me parece evidente que Europa sufre de sus divisiones. Estuvo dividida ante la intervención norteamericana en Irak. Y continúa dividida sobre las amenazas que pesan sobre su seguridad. Europa cierra los ojos y no desea contemplar una realidad inquietante. La última moda es fingir que se podrán resolver los problemas de Occidente y el islam integrando a Turquía en la UE. Ese proyecto no arreglará nada de nada. Hay un problema de fondo para los europeos: ¿cómo organizar sus relaciones internas y externas con el mundo islámico? Europa no tiene respuesta a ese problema, grave. -Tampoco hay una estrategia común hacia el islam europeo. -No. Europa está necesitada de una política interior común ante el islam. Política que tiene muchos frentes: integración, seguridad, economía, etc. También se echa en falta una diplomacia común ante el islamismo radical. Diplomacia indisociable de la política de seguridad y el apoyo activo