Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 27- -1- -2007 Alemania prueba un servicio de búsqueda y salvamento a través del teléfono móvil 75 ¿Qué sonido no soporta usted? Las votaciones de más de un millón de personas en internet durante un año han revelado qué ruidos son los más molestos. El estudio arroja diferencias entre sexos: los hombres no aguantan el llanto de un bebé POR EMILI J. BLASCO LONDRES. De acuerdo con los votos de más de un millón de personas de todo el mundo, el sonido más desagradable que existe es el que hace una persona dando arcadas al vomitar. Le siguen el pitido de un micrófono cuando se acopla y el lloro insistente de los bebés. La lista ha sido votada a lo largo de un año a través de internet, en una investigación emprendida por Trevor Cox, un profesor de ingeniería acústica de la Universidad de Salford, cuyo objetivo es identificar aquellos sonidos que más molestan con el fin de evitar ruidos que los puedan evocar en el funcionamiento mecánico de bienes de consumo. En www. sound 101.o rg, Cox reproduce 34 sonidos diferentes, a los que los internautas deben calificar de acuerdo con una escala sobre la repulsión que les provoca. A los tres ya referidos, que encabezan la lista, le siguen el chirrido de las ruedas del tren sobre las vías, el rechinar de un balancín, y un violín desafinado o mal tocado. El top ten del horror 1. El sonido producido por las arcadas y el acto de vomitar. 2. Un micrófono acoplándose. 3. El llanto prolongado de los bebés. 4. Las ruedas de un tren chirriando sobre los raíles. 5. Cualquier elemento mecánico rechinando en una acción de sube y baja. 6. Las notas de un violín mal tocado. 7. La típica flatulencia emitida en broma. 8. La clásica discusión de una telenovela. 9. El característico zumbido de un aparato electrónico. 10. El aullido del demonio de Tasmania. Maider vigila todo lo que ocurre en los campeos en las pantallas de la sala de control del mediodía en Doñana es ella la que toma la iniciativa: Boj abraza a Brezo con estos linces y ya llama a cada uno por su nombre- son un mínimo de 40 horas semanales frente a estas pantallas explica- estos animales tienen su historia personal. Brezo es hermano de Brisa, por tanto, pertenece a esa primera camada exitosa del programa de conservación ex situ Además, es de Doñana, mientras que Boj es de Sierra Morena. No son la única pareja mix- FOTOS: IGNACIO GIL Las parejas mixtas Ellos forman esa pareja subadulta (ambos tienen dos años) preparada para copular. Además de que sus rasgos físicos y su carácter les hacen diferentes a ojos de sus cuidadores y de la propia Maider, que sólo lleva tres semanas trabajando ta de El Acebuche. También lo son, por ejemplo, Aura y Garfio, que llegó hace tres años de Sierra Morena, y Almoradux y Artemisa, ella es la que en este caso cogió la caravana de mujeres hacia Doñana. Y es que se intenta aumentar la diversidad genética. El año pasado se cruzaron por primera vez dos animales de ambas poblaciones, Jub y Esperanza, fue la conexión de los núcleos de Sierra Morena y Doñana, aislados desde hacía seis décadas. En contra de lo que parece, el raspar de una uña sobre una pizarra, queda relegado al puesto 16 Las alarmas siguen encendidas Por tanto, se trata de un programa de conservación que ha ido salvando escollos y consiguiendo éxitos uno tras otro, pero las alarmas para esta especie siguen encendidas. Astrid Vargas lo tiene claro: El éxito del programa de cría no significa que el lince esté salvado. Si se extinguiese en la Naturaleza, estaría extinto. Y es que se halla en una situación en la que puede recibir la puntilla en aspectos que a una población saludable no le afectarían. Por ejemplo, una epidemia o un incendio Por eso es importante controlar las amenazas (escasez de conejos, carreteras, cepos y venenos) para que el Gran Gato ibérico vuelva a campear libremente en su hábitat natural. La uña sobre la pizarra En cambio, una de las situaciones que suelen provocar mayor rechazo en la vida cotidiana, el raspar de una uña sobre una pizarra, queda relegado al puesto número 16, por detrás de una disputa a varias voces en una serie de televisión, en el número 8, y del aullido de un gato, que comparte el puesto 12 con ciertos sonidos de móviles. El estudio revela una clara diferencia entre sexos. En 25 de los sonidos, las mujeres se muestran más molestas que los hombres. Los ruidos que éstos consideran más insoportables que las mujeres son dos variaciones de bebés llorando. Esto puede deberse- -comenta Cox- -a que las mujeres juegan un papel en la protección de su descendencia de un posible ataque; además están más habituadas a esos sonidos En general, los ruidos son tenidos por más horribles conforme aumentan los años, aunque la cuestión es algo más compleja. El sonido de alguien comiendo una manzana abriendo la boca al masticar, molesta menos a la gente de más edad. Por su parte, el taladro de dentista es visto con mayor disgusto por los menores de 10 años y por quienes están en los cuarenta y cincuenta, algo relacionado con la edad de la población que acude al dentista, bien en la niñez por malformaciones, o bien después cuando comienzan las extracciones. Según Cox, desde un punto de vista científico, no entendemos por qué algunos sonidos son tan horribles, pero nuestras reacciones son parte de lo que nos hace humanos Saliega (delante) podría estar embarazada de Jub, que la observa Más información sobre el programa: http: www. lynxexsitu. es http: www. ellinceiberico. com Más información sobre este estudio: http: www. sound 101.o rg http: www. salford. ac. uk news det ails 460