Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL SÁBADO 27 s 1 s 2007 ABC EE. UU. autoriza la muerte de los agentes iraníes que entren en Irak La presidenta del Congreso, Nancy Pelosi, visita por sorpresa Bagdad PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. El presidente Bush confirmó ayer que ha dado luz verde a las tropas de Estados Unidos para capturar o matar a agentes iraníes infiltrados en Irak. Hasta ahora, el Pentágono se ha limitado a realizar detenciones temporales para evitar una escalada de conflicto con Teherán. Pero las nuevas y enérgicas directrices de la Casa Blanca aprobadas este otoño formarían parte de un paquete de presiones en múltiples frentes para conseguir que Irán abandone sus esfuerzos de proliferación nuclear. De acuerdo con las advertencias de Bush, Estados Unidos no va a consentir ingerencias en Irak. A juicio del ocupante de la Casa Blanca, tiene sentido parar los pies a cualquiera que intente causar daños a nuestras topas, impedir que alcancemos nuestros objetivos o matar inocentes ciudadanos iraquíes Con todo, el presidente ha recalcado que este tipo de operaciones se limitarán únicamente al territorio iraquí y que todavía existe la posibilidad de llegar a un acuerdo diplomático sobre el programa nuclear de Irán. Durante múltiples operaciones realizadas en las últimas semanas, el Pentágono ha capturado en Irak a una serie de agentes iraníes. Según el saliente embajador de EE. UU. en Bagdad, Zalmay Khalilzad, en breve se formalizarán cargos judiciales. A juicio de la Administración Bush, Irán tiene un papel relevante a la hora de armar, entrenar y financiar milicias chiíes en Irak. Frente al tono crítico adoptado por el Congreso de EE. UU. ante la escalada militar ordenada por la Casa Blanca en Irak, Bush también ha reiterado que es su responsabilidad tomar este tipo de difíciles decisiones para evitar un desastre. Reiterando que si a los congresistas no les gusta su plan, deberían ofrecer sus propias alternativas. Para comprobar sobre el terreno la situación iraquí, la speaker Nancy Pelosi acompañada por una delegación parlamentaria ha tenido ayer la oportunidad de visitar Bagdad. Según Pelosi, Bush está jugando a la política con las vidas de soldados estadounidenses, además de ignorar las preocupaciones populares que provocaron la derrota de los republicanos en las elecciones legislativas de noviembre. Pese a este pulso entre el Ejecutivo y el Legislativo, el Senado ha confirmado ayer con 81 votos de cien al general David Petraeus como nuevo comandante de todas las fuerzas extranjeras en Irak. Percibido como uno de los oficiales más brillantes de Estados Unidos, Petraeus ha indicado en su testimonio parlamentario que la situación en Irak es nefasta pero no desesperada. Con posibilidades de victoria de contarse con la cooperación del gobierno de Irak y sus fuerzas de seguridad. Nancy Pelosi, ayer con el primer ministro Maliki en Bagdad REUTERS