Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA SÁBADO 27 s 1 s 2007 ABC Mata a un intruso en su casa y hiere a otro cuando atacaban a su hijo en Lérida Un comerciante de antigüedades mantuvo un tiroteo al sorprender a varios encapuchados en su vivienda de Sudanell ABC LÉRIDA. Un asaltante muerto, otro herido grave y un tercero detenido es el resultado de un tiroteo durante un supuesto robo en una casa de Sudanell, un pueblo de 800 habitantes situado a alrededor de diez kilómetros de Lérida. Los hechos ocurrieron ayer sobre las diez menos cuarto de la mañana. En la vivienda, situada en la calle Sant Jordi y conocida como calle de la pistola por su forma, se encontraban el dueño, que es comerciante de antigüedades, su hijo y una tercera persona. Tres o cuatro encapuchados entraron en la casa e intentaron reducir al hijo, de unos 20 años. El padre, que se encontraba durmiendo en el piso de arriba, oyó ruidos y se levantó para comprobar qué pasaba. Cuando vio que varios encapuchados, algunos armados, estaban agrediendo a su hijo e intentaban atarle las piernas con una cinta para inmovilizarlo, el hombre cogió un arma de fuego para la que cuenta con licencia ya que es aficionado al tiro olímpico, bajó al piso de abajo e hizo frente a los asaltantes. Aunque todavía no está claro cómo se desarrollaron los hechos, al parecer se produjo un intercambio de tiros en el que el hombre hirió de gravedad a dos de los supuestos asaltantes, mientras que una o dos personas más lograron escapar. ño de la casa en su poder. La Policía autonómica no ha facilitado la identidad de ninguna de las personas implicadas en los hechos, ni tampoco más información sobre éstos puesto que el juez ha decretado secreto de sumario. Sí se sabe que los miembros de la banda tienen alrededor de 30 años y son españoles. Dos de ellos son hermanos. De momento se desconoce también la intención de los asaltantes. El delegado de la Generalitat en Lérida, Jaume Gilabert, que se desplazó a Sudanell, manifestó que entraron a robar. Sin embargo, los Mossos no descartan otras hipótesis sobre este asalto, que se produjo a una hora no demasiado habitual. El vecino de Sudanell y su hijo prestaron declaración en la comisaría de los Mossos d Esquadra en Lérida ayer por la tarde, acompañados por un abogado. Fuentes policiales negaron que estén detenidos y atribuyeron la asistencia letrada a la gravedad de los hechos, según informa Efe. El alcalde la población, Josep Maria Sanjuan, manifestó que el dueño de la vivienda asaltada, un hombre muy implicado en las actividades locales, acudió al ayuntamiento tras producirse los hechos, y dijo que le habían intentado robar y que, para defenderse, había tenido que disparar. Los vecinos de Sudanell se pudieron de lado de su vecino y dispuestos a apoyarle si llegaran a encarcelarlo por lo ocurrido. Este hecho recuerda al intento de robo en la vivienda de los joyeros Tous, en Sant Fruitós de Bages (Barcelona) que acabó con el jefe de seguridad y yerno de los joyeros detenido por el homicidio de uno de los asaltantes. Los cuatro agentes de los Mossos que llegaron primero a la casa prestaron ayer declaración ante la titular del Juzgado número 4 de Manresa. Estado en el que quedó la vivienda donde perdió la vida la niña de dos años Murió en el hospital Tras ser atendidos allí mismo por los servicios de emergencia, los dos heridos fueron trasladados al Hospital Arnau de Vilanova de Lleida, donde uno de ellos murió al mediodía. El otro permanecía anoche en estado grave en cuidados intensivos. Una dotación de los Mossos d Esquadra detuvo minutos después en las cercanías del pueblo a otro asaltante. No estaba claro si había entrado en la casa una cuarta persona, aunque la policía barajaba esa posibilidad. Sin embargo, una vecina que regresaba de comprar el pan vio a Sebastián, el hijo de la casa asaltada, que salía a la calle corriendo detrás de un chico, mientras gritaba: Ese, ese La mujer, ajena a lo que ocurría, le dijo al chico que le estaban llamando, pero éste echó a correr y ella pudo ver entonces que llevaba un arma en la mano. Los Mosos tienen ya este arma y la del due- ELENA CARRERAS Muere una niña de dos años en una explosión de gas natural en Cornellá J. GUIL BARCELONA. Una niña de dos años y medio murió y 22 personas más resultaron heridas a causa de una explosión provocada por un escape de gas natural que tuvo lugar ayer por la mañana en un edificio de viviendas de la avenida Porta Diagonal de Cornellá de Llobregat (Barcelona) La explosión se produjo a las 6.35 horas a la altura del séptimo piso del número 36 de este edificio de varios bloques, que tiene nueve plantas. Destrozó varias viviendas del número 36, así como otras de los bloques colindantes. De resultas, una niña de dos años y medio que vivía en el piso más devastado murió por un parada cardiorrespiratoria producida, seguramente, al caerle encima algún escombro. Además, otros 22 vecinos resultaron heridos leves; a siete les ingresaron, aunque por la tarde todos tenían el alta médica. El suceso obligó a evacuar a medio centenar de vecinos del inmueble, los del bloque más afectado, el número 36, y los de los colindantes. Los del 36, 14 familias, tardarán meses en volver a sus casas, hasta que sean reparadas, y se les ofrecerá alojamiento en hoteles. El resto de desalojados tenían previsto regresar durante el día de ayer a sus hogares- -por la mañana pudieron entrar a recoger enseres básicos- después de que los técnicos municipales y los bomberos afirmaran que ninguno de sus edificios tenía daños estructurales. Con todo, al cierre de esta edición algunos se mostraban recelosos de volver porque no se sentían seguros. Tras la explosión, el Ayuntamiento, que decretó dos días de duelo oficial, improvisó una oficina de urgencia para las víctimas en un hotel cercano. Se da la circunstancia de que el alcalde, Antonio Balmón, vive en uno de los edificios colindantes a los siniestrados y también evacuado. Al lugar de los hechos también acudieron el presidente de la Gene- ralitat y ex alcalde de Cornellá, José Montilla, y el consejero de Interior, Joan Saura. La Generalitat ha abierto un expediente informativo sobre el suceso, cuyas causas aún no están claras y están siendo investigadas por los Mossos d Esquadra. Desde la compañía Gas Natural se optó por no ofrecer aún una versión oficial a la espera de más pesquisas. A falta de la explicación definitiva de los hechos, el jefe de los Bomberos de la Generalitat, Antoni Rifà, explicó que la deflagración se produjo tras una fuga que pudo producirse hace varios días, por causas que se desconocen, y que comenzó en la zona de contadores del gas del edificio donde hubo la explosión. El gas subió por el hueco de la escalera, se acumuló en el séptimo piso y estalló No se sabe qué lo hizo explotar.