Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 VIERNES 26- -1- -2007 ABC GENTE www. abc. es gente En mi época ser latina era algo negativo en Hollywood El último cuplé que cumple ahora cincuenta años, marcó una época y convirtió en un icono cinematográfico a Sara Montiel, que recibirá la Biznaga de Plata en el Festival de Cine de Málaga POR ESTER REQUENA FOTO RAÚL DOBLADO MÁLAGA. -Supongo que habrá sido toda una sorpresa que le entreguen la Biznaga de Plata por El último cuplé -Estoy muy contenta, porque es una película mundialmente conocida. Además, ahora hace los 50 años de su estreno. bajado más en Hollywood? -En absoluto, porque en aquella época ser latina era algo negativo. No como ahora, que lo hispano pesa mucho en Estados Unidos. -O sea, que no cambiaría nada de lo que hizo. -Nada en absoluto. He tenido una carrera maravillosa. -Penélope Cruz es ahora allí una estrella, ¿se quedó usted con ganas de que la nominaran al Oscar? -Me alegro muchísimo por Penélope. No me quedé con las ganas, porque no hice una película de protagonista clásica. Ninguna de mis películas fueron candidatas a la estatuilla. -LLeva alejada de la gran pantalla más de 30 años. ¿Nunca se ha planteado volver al cine? -No, aunque me han ofrecido muchísimos guiones. Me retiré del cine en el 76, y desde entonces sólo me he dedicado a dar conciertos en los teatros más importantes. No paro de trabajar. Pero ahora llevo un año que no he ido a ningún sitio, porque estoy ayudando a mi hijo a preparar su disco. -Y es una cinta que sigue teniendo vigencia... -Sí. En la televisión la ponen de vez en cuando y se sigue vendiendo mucho en formato DVD. -Además, estuvo un año en cartel en España, Europa y América Latina... -En todo el mundo. Incluso estuvo tres años en México, donde hasta tengo una placa en la puerta del cine, y dos años en Buenos Aires. -Ha participado en muchas películas y cuenta con numerosos premios y discos, lo único que le queda es dirigir... -Quise, pero no pude. En el año 79 tenía un guión muy bueno, pero no fue posible llevarlo a cabo. -Y eso que, en un principio, nadie quería producir esta cinta... -Es verdad, no la quería hacer nadie y el pobre Juan de Orduña la llevaba a todos los despachos de los productores. Al final tuvo que poner él el dinero con su hermano. Cuando se estrenó iba a estar sólo seis días en el Rialto, pero al final estuvo un año en cartel. ¿Cuál cree que ha sido la evolución del cine desde que usted comenzó hasta ahora? -Hoy en día en España se hace un cine muy bueno. Tenemos a Pedro (Almodóvar) que es maravilloso. El cine español ha conseguido renovarse, hay gente joven con mucho talento y se nota en las películas. -Usted fue de las primeras actrices en hacer las Américas, ¿cómo lo recuerda? -Fuí la primera que estuve en Hollywood, donde hice películas muy buenas. Lo que pasa es que cuando vine a España al estreno de El último cuplé me ofrecieron un contrato maravilloso y me quedé en España, aunque yo vivía en Los Ángeles con Tony Mann. -Se le considera una de las últimas estrellas patrias, ¿está de acuerdo con este calificativo? -Si, porque era la actriz- cantante europea que hacía cine musical. Como anécdota, recuerdo cuando estuve en la India presentando Pecado de amor allí me conocían hasta por el cogote. -Últimamente sale mucho en la prensa rosa, ¿eso le molesta? -Es que ahora están sacando cosas de hace 40 ó 50 años, de las que ni siquiera te acuerdas. Y lo hacen impunemente. ¿Le hubiera gustado haber tra- Foto de archivo de la artista manchega durante un viaje a Sevilla