Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 26- -1- -2007 Indonesia reabrirá a la investigación el yacimiento de la isla de Flores 91 Para la comunidad gay resulta especialmente ofensiva cualquier sugerencia de curación prenatal El científico de Oregón ha recibido amenazas de muerte por sus investigaciones con fines agropecuarios rregir esta percepción siniestra de su trabajo, y desmentir todos los temores generados de discriminación y eugenesia. Para la labor de defender un trabajo encaminado a mejorar la productividad de explotaciones agropecuarias, el científico cuenta con la ayuda de un especialista en relaciones públicas de su universidad. De acuerdo a las explicaciones ofrecidas por Charles Roselli, la sexualidad de los seres humanos es un fenómeno tan complejo que resultaría imposible intentar reducirlo únicamente a la interacción entre hormonas y la estructura cerebral. Desmintiendo categóricamente, entre otras cosas, que sus investigaciones científicas supongan la implantación de aparatos de medición dentro de los cerebros de las ovejas estudiadas. Los océanos se defienden de las radiaciones solares que llegan a la superficie marina AP El océano crea un parasol de nubes para protegerse de la radiación solar Un estudio español demuestra que el plancton libera gas de azufre que favorece Artificios para la formación de nubes, según la intensidad mejorar el control de la Naturaleza solar s A más radiación, más azufre N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han hallado un mecanismo natural de defensa de la vida marina que también podría amortiguar el efecto del cambio climático. Rafael Simó y Sergio Vallina, del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC, detallan en la revista Science cómo los oceános se protegen de la radiación solar, liberando más azufre a la atmósfera. El plancton marino emite un gas de azufre- -sulfuro de dimetilo (DMS) -que, al oxidarse, forma minúsculas partículas sobre las que el vapor de agua se condensa y favorece la formación de nubes. A mayor radiación, más azufre y también un número mayor de nubes que crean un efecto parasol y protege la vida marina. Las nubes que origina el azufre en la atmósfera son más densas y opacas, por lo que su filtro solar es mayor explicó ayer a ABC Rafael Simó, coordinador del estudio. Este proceso también favorece la autorregulación de intervalos nubosos y soleados en el mar. Desde 1987 se sabe que los oceános emiten un gas de azufre que favorece la formación de nubes. Pero faltaba por saber si se trataba de una respuesta al clima, y esa ha sido la aportación de los investigadores españoles. La Naturaleza cuenta con mecanismos de control para sobrevivir a las agresiones. El intercambio CO 2 de la vegetación terrestre es uno de ellos, como lo es el ciclo del azufre de los océanos. Algunos investigadores especulan con la posibilidad de fertilizar artificialmente el mar con hierro para que plantas y algas marinas secuestren más CO 2 de la atmósfera y produzcan más gas de azufre. De esa manera, se reforzarían dos mecanismos defensivos. La estrategia ya se ha probado en algunos experimentos puntuales, pero no se conoce el efecto a largo plazo de esta intromisión humana. na de azufre se incrementa en una proporción parecida. En la transición de verano a invierne, se produce el efecto inverso. El ecosistema reacciona como lo hacemos nosotros cuando nos ponemos unas gafas de sol asegura Simó. Prioridades equivocadas Con todo, este intensivo esfuerzo por defender el trabajo y la reputación del profesor Roselli tiene sus límites. Los defensores de animales, encabezados por el grupo PETA (People for the Ethical Treatment of Animals) insisten en que las ovejas utilizadas en estas investigaciones son al final sacrificadas para analizar su estructura cerebral. A lo que el científico responde lo tremendamente irónico que resulta ensañarse con un tipo que quizá mata 18 ovejas al año en comparación con todos los grandes problemas del mundo. La molesta tenista Navratilova, que no ha dudado en calificar las investigaciones de Roselli como homofóbicas tampoco se ha quedado muy convencida. Según la famosa lesbiana nueve veces campeona en Wimbledon, cuanto más juguemos a ser Dios o intentar mejorar a la Madre Naturaleza, más daños estaremos haciendo con toda clase de experimentos que ya se han convertido, o se van a convertir, en pesadillas Amortiguar el cambio climático El hallazgo del Instituto de Ciencias del Mar es un paso más en la comprensión de los mecanismos de regulación del clima. Aunque aún es difícil determinar si este efecto parasol podría amortiguar el temido cambio climático. El reto de este grupo de investigación es averiguar si el cambio climático lleva también asociado un aumento de la radiación solar sobre el océano, lo que depende de factores poco conocidos. Si así fuera, el ciclo del azufre podría compensar el calentamiento producido por la actividad humana. Contamos con predicciones de cómo será el calentamiento global en 2100 y nuestros datos preliminares nos dicen que el enfriamiento logrado con el ciclo del azufre no compensará el calentamiento Reacción global Para establecer esta relación se realizaron mediciones en el Mediterráneo, en la bahía de Blanes, y en el mar de los Sargazos. Esta información se sumó a la que proporcionaban varias bases de datos de grupos internacionales y satélites de la NASA. Así pudieron concluir que la reacción para construir un filtro solar de nubes es común en todos los océanos del Planeta, con independencia de su la- titud, temperatura o cantidad de plancton que vive en ellos. En la transición del invierno al verano, cuando la radiación solar diaria de nuestras latitudes se incrementa hasta diez veces, la producción mari- Más información sobre la investigación: http: www. icm. csic. es