Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MADRID VIERNES 26 s 1 s 2007 ABC AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano Un Libro Blanco para los quioscos madrileños La distribución de productos de base tecnológica, la venta de productos culturales y la prestación de servicios de turismo, información y transporte son factores clave en el futuro de estos establecimientos POR CRISTINA ALONSO FOTO JULIÁN DE DOMINGO MADRID. A Enrique Fernández, quiosquero de la calle de Conde de Peñalver, se le puso la carne de gallina hace año y medio. Mi padre, que siempre estaba conmigo aquí en el quiosco, falleció. La iglesia se llenó de gente, rebosaba gente, se quedó pequeña. Muchos de los que asistieron eran clientes de toda la vida. Es lo más tristemente bonito que recuerdo Dicen que donde hay un quiosco, hay vida. También que los barrios crecen y se consolidan alrededor de ellos. La relación que nos une al cliente ya no se da en ningún otro comercio. Es algo personal, nos cuentan su vida, sabemos sus desgracias, sus alegrías... explica Margarita, que trabaja en un quiosco de Ciudad Lineal. MÁS BICIS a primera apuesta política del candidato Sebastián son las bicis. También la vivienda, pero de la vivienda se va a ocupar el Movimiento Okupa, que un okupa es un okupa es un okupa es un okupa y Sebastián ya ha rendido la pleitesía que requiere su elegancia de progreso retratándose en una casa mazo okupa y feminista. En cuanto a lo de las bicis, ¿qué podemos decir? Tantas vueltas y revueltas por la cháchara progresista para acabar donde Franco dejó la cuestión. ¡Bicis! le dijo Franco a Ridruejo, que le pedía sindicatos. Lo que los obreros necesitan son bicis para ir a la obra sin calarse los pies Y en eso está el nacional- socialismo. Sevilla, capital del progresismo cañí, lleva cerrada al tráfico un año porque su Ayuntamiento se ha empeñado en tender ochocientos metros de tranvía y ocho o diez kilómetros de carril- bici: de color rojo, que es el color sevillista o palanganero, en Heliópolis, que es el barrio del Betis, y de color verde, que es el color bético o verderón, en Nervión, que es el barrio del Sevilla. ¿Por qué? Las políticas progresistas carecen de porqués: en eso residen sus encantos. Y ahora mismo no hay política más progresista que la bici. ¡Bicicletas en Sevilla! Del caballo... a la bici. Ni siquiera saben estos arbitristas lo que sabía Jean Cassou, un hispanista francés que sostenía que el pueblo español se compone exclusivamente de aristócratas. ¿Qué hubiera sido de Fernando Villalón en una bici por la Palmera? Y, bien mirado, Sevilla es llana como la palma de la mano, que por eso Ramón Carande se quedó a vivir en Sevilla. Pero, ¿y Madrid? ¿Se imaginan a Simancas, de pie en la bici, escalando la Cuesta de San Vicente al estilo de aquellos limaquillos de cuando el ciclismo patrio era polvo, sudor y hierro en el puerto de la Morcuera? Simancas y Sebastián con su bici oficial. Y todos los obreros, detrás, jubilosos porque al ir a la obra ya no se calarán los pies. He aquí, en fin, los tres principios de la ciudad de Sebastián: convivencia, calidad de vida y paso a los jóvenes, que son, naturalmente, quienes, con una bicicleta, más van a ganar. Socialismo es pedalear. L Miguel Ángel Villanueva, Enrique Fernández e Iñaki Ortega, gerente de Madrid Emprende, durante la presentación del libro Libro Blanco sobre los puntos de venta de periódicos y revistas, que ha sido elaborado por un grupo de profesores de la Universidad Rey Juan Carlos. El objetivo de esta publicación es hacer una recopilación de los aspectos más importantes de la gestión de un quiosco, tanto para facilitar a los nuevos vendedores el acceso a un puesto de este tipo como para aportar a los veteranos la formación necesaria para ejercer de manera satisfactoria sus tareas: los trámites de solicitud de la licencia, contratación de agua y teléfono, la recepción y devolución de mercancías, control de inventario, cómo colocar los productos de cara al público, cómo negociar con el cliente, obligaciones con la Seguridad Social... No es una labor nada fácil, la gente piensa que es despachar periódicos y poner la mano, pero hay muchas cosas detrás comentaba Daniel, quiosquero de El Pilar. No hemos llegado a ningún sitio desde el que nos podamos sentir satisfechos. Este libro sólo es el comienzo manifestó ayer durante la presentación del libro Miguel Ángel Villanueva, consejero delegado de Economía, quien calificó el libro como una puerta abierta a la esperanza Enrique Fernández sostiene que lo más urgente para garantizar una larga vida al quiosco es diversificar lo que en él se vende. Sería bueno poder vender productos de necesidad inmediata, como agua o kleenex, por ejemplo explica. Internet, el futuro Decenas de quioscos, cerrados El futuro de estos pequeños establecimientos está amenazado por la falta de modernización, el bajo ritmo de crecimiento de la demanda, los cambios de hábitos sociales, la limitación de la gama de productos derivada de la normativa actual, lo limitado de su espacio... Si la cosa sigue así, este año cerrarán decenas de quioscos en la ciudad confiesa Enrique Fernández, quien, además de quiosquero, es el presidente de la Asociación de Vendedores Profesionales de Prensa de Madrid. Madrid no quiere que sus quioscos mueran. Por ello, el Ayuntamiento presentó ayer el El parque de Madrid -A finales de 2005 existían en Madrid 978 quioscos de prensa instalados. De ellos, 904 estaban en activo y 74, cerrados. -La mayor concentración de situados se registra en los distritos de Centro, Salamanca, Chamartín y Chamberí. -Vicálvaro, Villa de Vallecas, Barajas y Villaverde cuentan, por el contrario, con un menor número de situados. -El 31,8 por ciento de los quioscos madrileños tienen más de 20 años y el 26,9 por ciento, entre 10 y 20 años. En la zona del centro se encuentran los más antiguos. -Casi un tercio de los quiosqueros, el 31, 6 por ciento, tiene entre 45 y 54 años y un 25,3 por ciento se sitúa entre los 55 y los 64 años. Menores de 30 no suele haber. -Existe una caída generalizada de las ventas. El 61,4 por ciento de los quioscos ha experimentado una disminución de sus ventas, frente a un 19,7 que asegura que ha sufrido un aumento de éstas. El libro propone, entre otras acciones, la modernización de los puntos de venta de prensa y revistas mediante la instalación de acceso a internet, la formación de los vendedores, la venta de nuevos productos como billetes y títulos de transporte o entradas de espectáculos, o la prestación de nuevos servicios para el turismo. El libro también expone que apenas hay quiosqueros menores de 30 años. Cristina, ingeniera agrónoma, es una de ellos. Tiene 28. Mi padre se jubiló hace año y medio y no quise dejarlo porque iba bien. Me estoy sacando las oposiciones, y con el colaborador saco tiempo libre para estudiar comenta la joven, quien reconoce que la prensa gratuita y las suscripciones no les ponen las cosas fáciles. Cristina pronto dejará el negocio familiar: No quiero dedicar mi vida al quiosco. En cuanto apruebe, me voy ABC. es Libro Blanco de los quioscos de prensa en Madrid en abc. es informacion pdf libro- blanco. pdf