Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 25- -1- -2007 Advertencia de Merkel en Davos sobre la actitud proteccionista de Europa 31 El senador Kerry renuncia a la pelea por volver a ser candidato demócrata ABC WASHINGTON. El senador John Kerry tenía previsto ayer anunciar que no peleará por alcanzar de nuevo la candidatura presidencial por el Partido Demócrata en las elecciones de 2008 en EE. UU. Kerry, de 64 años, ex combatiente de la guerra de Vietnam condecorado por su valor, fue el candidato presidencial demócrata en los comicios de noviembre de 2004, cuando fue vencido por el presidente George W. Bush. Al menos ya hay ocho aspirantes a la candidatura presidencial demócrata, entre ellos la senadora por Nueva York Hillary Clinton. En las elecciones primarias de 2004, Kerry derrotó fácilmente a varios de los otros competidores demócratas, incluido el senador John Edwards, de Carolina del Norte, a quien luego eligió como su candidato a la vicepresidencia. Otros a los que entonces se impuso Kerry en el partido fueron el ex gobernador de Vermont Howard Dean- -actual presidente del Partido Demócrata- -y el general retirado Wesley Clark, ex comandante supremo de la OTAN. Katsav pide cesar tres meses, pero no dimitirá mientras el fiscal no lo procese El presidente israelí insiste en probar antes su inocencia s Olmert también reclama su renuncia y el parlamento promueve ya un proceso de destitución LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Manteniendo la calma a duras penas, descomponiéndose a ratos hasta el punto de llegar a gritar a los periodistas del Canal 2 israelí en medio de la sala de prensa de la Residencia Presidencial y flanqueado por su esposa Guila, Moshe Katsav anunció ayer por la tarde en Jerusalén que no renuncia. Que permanecerá en el cargo que desempeña desde el año 2000 para ejercer su obligación de defenderse y que no se marchará a menos que el fiscal general del Estado, Menahem Mazuz, decida finalmente procesarle por los cargos de violación, abusos sexuales, fraude y obstrucción a la Justicia por los que el martes le comunicó formalmente que tenía intención de llevarle a los tribunales. Katsav rechazaba así la dimisión inmediata que le han reclamado diputados de todo el espectro de la Knesset, el Parlamento israelí, y, a última hora de la tarde, también el propio primer ministro hebreo, Ehud Olmert, que en su intervención en una conferencia en Herzliya, señaló: No me cabe la menor duda de que el presidente no puede continuar en su puesto y de que debe abandonar la residencia presidencial No hay renuncia voluntaria, pero los abogados del presidente presentaban por la mañana una solicitud ante la Knesset para que sea eximido de sus funciones durante tres meses. Un camino intermedio que, de ser autorizado mediante votación en la Cámara, permitirá al jefe del Estado continuar nominalmente en el puesto y a la vez gozar de inmunidad mientras asiste a la última audiencia preliminar que le ha concedido Mazuz, en la que Moshe Katsav espera presentar nuevas pruebas con las que eludir el juicio in extremis El Comité de la Cámara parlamentaria, competente para respaldar en su caso la solicitud de suspensión temporal del presidente, podría reunirse hoy para votar el requerimiento, que prosperará con el pronunciamiento a favor de 13 de sus 25 miembros, indignados por lo que entienden una maniobra dilatoria que sólo contribuirá a dañar más la imagen de la Presidencia. destitución, que se consumaría en pleno con el voto a favor de 90 de los 120 representados en los escaños. Sabedor de que en el Parlamento hay intención de poner en marcha la maquinaria para provocar su marcha, Katsav extremaba ayer sus declaraciones de inocencia y su derecho a continuar en tanto no sea oficialmente procesado. diático, una caza de brujas- -habló de McCartismo- -a la que sólo he sobrevivido porque la verdad está de mi parte Hace meses que mi familia y yo estamos bajo un agresivo y vergonzoso ataque proclamó antes de añadir que no tiene nada de que avergonzarse, que las imputaciones que contra él ha anunciado el fiscal general no tienen nada que ver con la realidad y que nadie, ningún abogado, ha visto ni las acusaciones ni las pruebas. Cuando la verdad emerja, los ciudadanos de Israel se quedarán paralizados Pidió a sus compatriotas no creer ni en las encuestas ni en la prensa, sino en que hay una sola verdad, y es la existencia de una conspiración criminal y dolorosa contra mí A las voces que exigen a Katsav la dimisión, se añadía ayer la de la ministra de Exteriores y de Justicia en funciones, Tzipi Livni, primer titular del Gobierno, quien reclamó públicamente que el presidente abandone el cargo. Poco después se sumó el ministro de Seguridad, Avi Dichter. Los últimos asideros La ley no me exige dimitir, el fiscal general no me ha exigido dimitir, y no estoy dispuesto a rendirme a las calumnias Pero si el fiscal general decide presentar el acta de acusación, me comprometo a dimitir: no me quedaré aquí ni un segundo más fueron sus palabras. Incluidas en un largo alegato, tras el que no aceptó responder preguntas y en el que advirtió que luchará hasta el último respiro para limpiar su nombre. Que no bajará la cabeza para dejar que atropellen su honor, aunque- -advirtió- -tenga que luchar una guerra mundial Y empezó ayer mismo explotando sin concesiones un papel de víctima, arremetiendo especialmente contra la prensa, a la que acusó de haberle sometido a un linchamiento me- Iniciativa legislativa Una treintena de legisladores- -diez más de los necesarios, según marca la ley- -ya suscribieron ayer un documento promovido por la facción del Meretz y los laboristas para solicitar que se inicie el proceso de Moshe Katsav: Hace meses que mi familia y yo estamos bajo un agresivo y vergonzoso ataque Biografía de Katsav en cidob. org bios castellano lideres b- 02 1. htm Críticas de oportunismo Un año y medio después de la invasión de Irak y cuando aumentaba el número de bajas estadounidenses en ese país, Kerry utilizó como arma electoral su historial como soldado frente a Bush, quien no combatió en Vietnam. Pero en muchos aspectos las posiciones de Kerry fueron ambiguas, algo que los republicanos aprovecharon para presentarle como un candidato oportunista. Kerry, que en 2002 sumó su voto al del Congreso que autorizó a que Bush invadiera Irak, luego se pronunció contra la guerra. En 2004 insistió en que EE. UU. debía enviar más soldados a Irak, aprobó una asignación de fondos adicionales para la guerra, y luego dijo que se había equivocado con ese voto. En las elecciones de noviembre de 2004, Kerry obtuvo el 48 por ciento del voto popular, y cuando surgieron dudas en los escrutinios en algunos estados, especialmente en Ohio, que resultaba crucial para todo el país, el demócrata se abstuvo de cuestionar las cuentas y aceptó su derrota. Katsav recibe un abrazo de su esposa, Gila, ayer tras dirigirse enfadado a la prensa EPA