Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 25 s 1 s 2007 Malestar en la Guardia Civil ESPAÑA 17 Mesquida pide un informe Defensa destituye a para saber si hay que un teniente coronel en sancionar a los guardias civiles Ceuta por investigar a sindicalistas El servicio jurídico del Cuerpo evaluará el caso y propondrá el tipo de sanción por insultar de uniforme a Zapatero DOLORES MARTÍNEZ MADRID. El director de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, ha ordenado al servicio jurídico de la Benemérita un informe sobre la concentración de protesta en la que participaron cerca de 3.000 agentes uniformados, el pasado sábado, en la Plaza Mayor de Madrid. Es la primera vez que se abre una investigación con estas características porque nunca antes miembros del Cuerpo se habían manifestado con uniforme para exigir al Gobierno el cumplimiento de sus compromisos electorales y lanzar, al mismo tiempo, insultos contra el jefe del Ejecutivo. ¡Somos civiles, no militares! y ¡Zapatero, embustero! fueron algunos de los gritos proferidos por los miembros del Instituto Armado en al citada manifestación. Coincidiendo en el tiempo con el aviso del titular de Defensa a los militares, el director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, ha encargado un informe a los servicios jurídicos de la Benemérita para saber si los guardias civiles cometieron falta disciplinaria en el acto de protesta en la Plaza Mayor. Los miembros del Instituto Armado, según su régimen disciplinario, tienen, por su naturaleza militar, restringido el derecho de reunión. Así, la asistencia al acto del pasado sábado con el uniforme reglamentario puede haber supuesto que los agentes hayan cometido una falta grave o muy grave. Dependiendo de esta calificación y de otros posibles agravantes, recibirían diferentes sanciones, incluida la suspensión de empleo y sueldo de un mes a un año. Dirigentes de CC. OO. UGT y una entidad vecinal fueron objeto del seguimiento ABC CEUTA. El Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, general de Ejército Carlos Villar, ordenó ayer la destitución, con carácter inmediato, de un teniente coronel de Inteligencia de Ceuta por investigar a líderes sindicales de CC. OO. y UGT, así como de una asociación de vecinos, durante los años 2005 y 2006. El motivo de la destitución del teniente coronel J. M. A. M se remonta al 11 de abril de 2005, cuando estaba destinado en el servicio de inteligencia de la Comandancia General de Ceuta, fecha en la que inició la recogida de información sobre la composición y filiación política de los dirigentes de los sindicatos UGT y CC. OO. en esta localidad. La investigación concluyó un mes después. Además, el 27 de enero del año pasado, en la misma unidad, comenzó otra investigación sobre la composición de la junta directiva de una asociación de vecinos. La investigación finalizó dos meses después. Gravísimo error La Unión de Oficiales de la Guardia Civil dijo que expedientar a los agentes sería un gravísimo error, de consecuencias imprevisibles Además de apoyar a los manifestantes, señaló que la concentración del pasado sábado en Madrid era perfectamente legal al estar convocada por una asociación y no por guardias civiles Pidió a Joan Mesquida que huya de quien le adorna los oídos ción, Alonso dijo que no veía ninguna ilegalidad en que guardias civiles vestidos de uniforme insultaran al presidente del Gobierno mientras reclamaban mejoras salariales y la desmilitarización del Cuerpo. La afirmación del ministro Alonso ha escocido en la Guardia Civil y, al día siguiente, el ministro, tras rectificar su palabras al decir que habían sido malinterpretadas, advirtió a los militares que no vamos a tolerar ningún acto de indisciplina Con este aviso se refería también a la información adelantada por ABC sobre tres mil cartas enviadas por militares al presidente del Gobierno pidiendo explicaciones sobre sus nuevas retribuciones salariales. El general Carlos Villar E. AGUDO Propuesta de sanción El informe encargado por Mesquida recogerá una propuesta de sanción y su elaboración, aunque se trata de un procedimiento habitual, será en este caso especialmente laboriosa por cuanto no sólo deberá determinar qué normas habrían sido infringidas, sino también a quién pueden exigirse responsabilidades. Cabe señalar que a la concentración que ha desatado la polémica asistieron unos 3.000 agentes, muchos de ellos con sus uniformes reglamentarios, y que la convocatoria fue realizada por la Asociación Unificada de Guardias Civiles. A la concentración asistieron muchos familiares de los agentes, que portaban pancartas de protesta. Malestar en los mandos La concentración ha generado gran malestar entre los mandos de la Guardia Civil, y más aún al existir el temor de que el caso pueda extenderse a todo el cuerpo militar- -la Benemérita depende de los Ministerios de Defensa a Interior- Frente al silencio que guarda Alfredo Pérez Rubalcaba, responasble de Interior, sólo el titular de Defensa, José Antonio Alonso, ha sido el único que se ha referido al caso. En una primera declara- Investigacion interna En las fechas comprendidas entre estas dos investigaciones se encontraban al frente de esta unidad dos tenientes coroneles, el ahora cesado y F. B. L. que actualmente se encuentra prestando servicio en el extranjero. Tras comprobar que no hubiera en marcha en la actualidad ninguna otra investigación de estas características, el general Jefe de la Fuerza Terrestre ha ordenado además la apertura de una investigación interna para depurar las responsabilidades disciplinarias y, en su caso, penales a las que pudiera haber lugar. Por su parte, el Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra ha dado instrucciones para que se proceda a una inspección exhaustiva de la unidad de inteligencia de Ceuta. El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, estuvo informado en todo momento de las medidas adoptadas contra el militar destituido.