Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Hacia un nuevo proceso s Ibarretxe y las víctimas JUEVES 25 s 1 s 2007 ABC Edurne Uriarte El sargento apartado de Inchaurrondo recibe apoyo de sus compañeros J. P. MADRID. La Asociación Independiente de la Guardia Civil (Asigc) ha mostrado su apoyo y solidaridad con el sargento del Grupo Antiterrorista Rural (GAR) que ha sido apartado de su destino en el cuartel de Inchaurrondo tras retirar una pancarta de Jarrai en la que se acusaba a la Benemérita de asesinar y se ofendía a la bandera española. Tras denunciar la medida, la Asigc del País Vasco aseguró en un comunicado que hacia el citado suboficial sólo tenemos palabras de ánimo y aliento, en especial en la nueva etapa que le espera. Se tiene la constancia que tiene la admiración de todos sus compañeros, puesto que nunca ha dejado de hacer el bien por los demás Se da la circunstancia de que el sargento a quien se le ha apartado de su destino ha sido condecorado hasta en cinco ocasiones en los últimos tres años. En una ocasión con la medalla al mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo, que se concede en casos en los que el agente resulta herido o arriesga su vida en acto de servicio. En principio, quien tiene que decidir sobre el recurso de alzada presentado por el suboficial es el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho. INJUSTICIAS HUMANITARIAS E n algún momento del proceso de construcción del concepto motivos humanitarios a algunos demócratas se les cayó una pieza. Ésa que distinguía entre víctimas y asesinos, entre perseguidos y genocidas, entre demócratas y dictadores, y obligaba a salvar a los primeros de los segundos. Lo sugerí cuando justificaron con los motivos humanitarios a aquel médico que se fue a Cuba a curar al dictador para que siguiera persiguiendo a los cubanos. Y me he convencido de que la pieza está definitivamente extraviada cuando han vuelto a esgrimir los motivos humanitarios para excarcelar al más peligroso, cruel y despiadado asesino de la historia de ETA. La grandeza moral, habría que explicarles, está en la diferenciación, no en la equiparación. Porque la caridad hacia De Juana, o Castro, o Sadam Hussein, se convierte automáticamente en oprobio y crueldad para con sus víctimas. Mucho más aún cuando los asesinos no muestran el más mínimo arrepentimiento y están dispuestos a seguir matando si les dejan. De Juana Chaos sigue siendo miembro de ETA y, como lo puso de manifiesto en los artículos por los que fue condenado, persiste en colaborar en sus crímenes. Su excarcelación, por lo tanto, no sólo plantea una quiebra moral del sentido de la justicia sino que descuida la responsabilidad de protección hacia las posibles nuevas víctimas. A los de los motivos humanitarios se les ha olvidado que éste su objeto de compasión es miembro de una organización terrorista plenamente activa que tiene en su punto de mira a miles de objetivos y que amenaza con atentar de nuevo bajo el liderazgo moral y el aliento, entre otros, del enfermo que se disponen a salvar. Probablemente, en los motivos humanitarios de algunos hay también una coartada para eliminar un tropiezo en el proceso que el Gobierno continúa. Difícilmente se entiende de otra forma que la delicada salud del etarra sea valorada como si de una enfermedad involuntaria se tratara y no como un arma usada por él mismo para doblegar al estado. En este caso, no hay ningún dilema humanitario. Hay un pulso entre ETA y el Estado. El lendakari, con la directora de Atención a las Víctimas del Gobierno vasco y una de las víctimas EFE Ibarretxe, una vela a ETA y otra a las víctimas El lendakari se ha situado (siempre lo ha hecho) en la equidistancia entre las víctimas y sus verdugos y ha optado por el diálogo con todos Un día se ve con Otegi y 48 horas después recibe a víctimas de ETA POR M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Después de entrevistarse el lunes en Ajuria Enea con Arnaldo Otegi y de visitar la semana pasada al presidente Rodríguez Zapatero en La Moncloa, el lendakari Juan José Ibarretxe recibió ayer a representantes de distintas asociaciones de víctimas del terrorismo de toda España, que asisten en Vitoria a unas jornadas organizadas por la Dirección de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco. El recibimiento en Ajuria Enea no estaba inicialmente en el programa de las jornadas de asociaciones de víctimas y se enmarca en la ronda de contactos anunciada el pasado viernes por el lendakari, con todos, insisto, con todos, y cuando digo con todos es con todos según sus palabras. Ibarretxe se propone mantener abiertas vías de diálogo que le sitúen en el centro de la encrucijada política en la que ha desembocado el proceso auspiciado por Zapatero tras el atentado de ETA en Barajas. Sus iniciativas de diálogo no siempre se coordinan con la estrategia de su partido, ya que la entrevista con Otegi se produjo después de que Imaz anunciara que el PNV no continuaría el diálogo político con Batasuna hasta que la izquierda abertzale no condenara el último atentado mortal de ETA. Acusado ayer por la presidenta del PP vasco, María San Gil, de cínico, por pretender estar con las víctimas y con los verdugos Ibarretxe anunció a las víctimas que el Gobierno vasco organizará el próximo mes de abril un acto institucional para que tengan un reconocimiento ético y moral hace sufrir una barbaridad al pueblo vasco, pero todavía más a las familias contra las que atenta Al encuentro con el lendakari se negó a asistir el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite) para evitar conceder cualquier tipo de legitimidad a una política institucional que responde antagónicamente a los intereses de las víctimas y para no dar cobertura institucional a un lendakari que se reúne con miembros de Batasuna, más aún cuando en breve se verá obligado a prestar declaración por su reunión con Otegi y sigue jactándose de los diálogos mantenidos con la organización ilegalizada, anunciando que lo seguirá haciendo por encima de las decisiones judiciales Estas asociaciones y Covite hicieron público un comunicado, tras el acto en Ajuria Enea, en el que discreparon del punto de vista del lendakari sobre la situación del etarra De Juana Chaos. Según las víctimas, el terrorista asesino De Juana Chaos tomó la decisión de hacer una huelga de hambre y debería cargar con todas las consecuencias, del mismo modo que privó a sus víctimas de tomar la decisión sobre ser asesinado o seguir viviendo Más información sobre Covite: http: www. covite. org El etarra Laucirica está orgulloso de ser de la banda ABC MADRID. La fiscal de la Audiencia Nacional María José Checa pidió ayer al tribunal una condena de diez años de prisión para el delincuente etarra Carmelo Laucirica Orive, Itxina por la colocación en agosto de 2004 de dos explosivos en Santiago de Compostela y La Coruña. Al inicio del juicio, Laucirica reconoció pertenecer a ETA y afirmó sentirse orgulloso de ello. No reconozco la legitimidad de este tribunal para juzgarme a mí ni a ningún otro ciudadano vasco dijo. A continuación, el criminal se sentó y el juez le llamó la atención, al tiempo que pidió a la Policía que entrase en el habitáculo blindado para obligarle a que se levantara. Luego, quedó custodiado por dos agentes. Sufrir una barbaridad El lendakari repitió el mensaje autocrítico que ya ha utilizado otras veces de reconocimiento del fallo de las instituciones vascas que, dijo, no supieron dar, en ocasiones, el cariño, la solidaridad y la cercanía que necesitan y se merecen las víctimas del terrorismo. Ibarretxe transmitió ahora a las asociaciones de víctimas el sentimiento de su dolor como propio y señaló que ETA