Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 CULTURAyESPECTÁCULOS MIÉRCOLES 24 s 1 s 2007 ABC Gerardo Vera convierte Un enemigo del pueblo en un informe semanal La obra, producida por el Centro Dramático Nacional y protagonizada por Francesc Orella, llega el viernes al teatro Valle- Inclán JULIO BRAVO MADRID. La televisión, hoy, está en todas partes, ha invadido nuestra vida Así explica Gerardo Vera haber convertido la televisión en un leit motiv de su puesta en escena de Un enemigo del pueblo la obra de Henrik Ibsen que sube al escenario del teatro Valle- Inclán el próximo viernes. El espectador asistirá a una especie de Informe semanal sobre los acontecimientos que cuenta Ibsen Escrita en 1882, Un enemigo del pueblo es uno de los grandes textos del dramaturgo noruego Henrik Ibsen, una de las voces indispensables de la historia del teatro. La obra narra la historia del doctor Thomas Stockman, médico en un balneario que es la principal atracción y fuente de ingresos de su ciudad; al descubrir el médico que el agua está contaminada, se encuentra con la contradicción entre la verdad y los intereses económicos de su ciudad. Juan Mayorga firma la adaptación de esta obra, que califica de gran obra de teatro político; pero como toda gran obra política es también una gran obra sobre el destino individual Su trabajo ha consistido en refrescar el lenguaje y El teatro Calderón se convierte desde hoy en el teatro Hägen- Dazs J. B. MADRID. Si el patrocinio privado en las artes escénicas es algo infrecuente, que una firma comercial apueste y dé su nombre a un teatro es absolutamente extraordinario. Eso es lo que ha hecho la firma Hägen- Dazs en el teatro Calderón, que desde hoy lleva el nombre de la marca de helados. En el mundo del teatro este tipo de patrocinio se conoce como naming right en EE. UU. hay varios ejemplos, como el Kodak Theatre de Los Ángeles (donde se celebra la ceremonia de los Oscar) o el Ford Theatre de Nueva York, pero en España no es habitual. De hecho, sólo existe un ejemplo, el teatro Movistar de Madrid (antiguo Rialto) El actual gestor del teatro, el productor Luis Álvarez, no quiso ayer desvelar las cifras del contrato, pero éste se mueve en torno a los quinientos mil euros anuales, y de momento se ha firmado el patrocinio para los próximos cinco años. Hasta que el público se acostumbre, el teatro se llamará Hägen- Dazs Calderón. No hay que escandalizarse porque pierda el nombre, que además no era el primitivo, ya que este teatro comenzó llamándose Odeón; lo que sería escandaloso es que por la falta de este tipo de patrocinios un teatro tuviera que desaparecer La primera producción de este teatro Hägen- Dazs será We will rock you el musical sobre las canciones de Queen, que vuelve a este escenario, donde se estrenó en octubre de 2003. El montaje es básicamente el mismo (se ha enriquecido con una pantalla de led) y Luis Álvarez (productor, adaptador y director de la obra) anunció satisfecho que ya se habían vendido 17.000 entradas. Francesc Orella (en el centro) en una escena de Un enemigo del pueblo reforzar los papeles femeninos -uno de los personajes masculinos en el original de Ibsen, un periodista, pasa a ser aquí una mujer- Mayorga también ha convertido el pequeño periódico que aparece en la obra en una televisión local. No ha sido, en cualquier caso, más que una adaptación que intenta acercar el texto al público del siglo XXI. Un enemigo del pueblo -dice Mayorga- -es una obra universal e intemporal, con capacidad para inquietar al espectador. Hemos intentado potenciar los elementos que hablan de nuestro presente, y ser fiel tanto a Ibsen como al público de nuestro tiempo El texto y la interpretación son, según Gerardo Vera, la columna vertebral del espectáculo, donde la escenografía favorece la desnudez, es la no escenografía. He tenido muy presente Noruega, porque creo que la obra tiene ese perfume Sobre el texto, asegura que es una pieza controvertida, grande, con lecturas contradictorias, que profundiza como pocas en el alma humana. El teatro- -insiste Vera- -es de los actores; sin ellos, los personajes son simples muñecos. Son ellos quienes les dan alma Francesc Orella, el doctor Stockman, encabeza el reparto de esta producción. Es orgulloso, soberbio, polemista- -dice el actor catalán sobre su personaje- un hombre contradic- ABC torio que lucha por la verdad a toda costa, incluso frente a sus propios intereses. Es una olla hirviendo, un reto como actor y un personaje de los que te dejan huella y te hacen crecer como persona Le acompañan en el reparto, entre otros, Ester Bellver, Enric Benavent, Israel Elejalde, Elisabet Gelabert, Chema de Miguel, Olivia Molina, Rafael Rojas y Walter Vidarte. El propio Gerardo Vera firma la escenografía, Alejandro Andújar el vestuario, y Juan Gómez- Cornejo la iluminación del espectáculo. Luis Delgado ha compuesto la música. Más información sobre la producción: http: cdn. mcu. es