Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 24 s 1 s 2007 ECONOMÍA 49 Pescanova retoma el proyecto de Cabo Touriñán pese al maltrato de la Xunta El Gobierno de Touriño paralizó esta planta aunque contaba con todos los permisos JOSE LUIS JIMÉNEZ CHAPELA (VIGO) Pese a la campaña de descrédito lanzada desde distintos sectores de la Comunidad contra Pescanova desde que la multinacional gallega anunció una inversión de 140 millones de euros en Portugal tras serle negado un proyecto similar en Galicia, la compañía que preside Manuel Fernández de Sousa anunció ayer su disposición a seguir inviertiendo en su tierra. Tras la visita del presidente del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, a sus instalaciones centrales en Chapela, Fernández de Sousa anunció que si la Xunta desbloquea el veto que tiene impuesto sobre la piscifactoría proyectada para el Cabo Touriñán, y que desencadenó la fuga de inversiones al país vecino, Pescanova retomará el proyecto y lo desarrollará como estaba inicialmente previsto. El gobierno autonómico del socialista Emilio Pérez Touriño paralizó el complejo acuícola de Touriñán, pensado para reflotar la comarca de la Costa da Morte- -zona cero del accidente del Prestige -aduciendo que eran terrenos incluidos en la Red Natura 2000 de la UE, pese a que contaban con informes favorables de la anterior Xunta y de Medio Ambiente. Precisamente, en el informe Fernando Fernández MEMORIAS DE ÁFRICA L El presidente del PP gallego, Alberto Núñez (centro) en Pescanova, junto al presidente de la compañía, Manuel Fernández (derecha) y el consejero- delegado, Alfonso Paz- Andrade del departamento que dirige Cristinta Narbona se recoge que la parcela destinada a la planta acuícola se incluye dentro de la citada Red no por la presencia de fauna autóctona, sino por la asociación de las especies vegetales Cisto salvifolii- Ulicetum humilis Es más, en la propia Ley de Ordenación Urbanística de Galicia 9 2002 de 30 de diciembre, en su artículo 39 queda recogida la posibilidad de instalar en suelo rústico de especial protección de espacios naturales previa autorización autonómica- -existente- construcciones e instalaciones destinadas a establecimientos de acuicultura ABC Fernández de Sousa aseguró que la ambiciosa inversión de Portugal no es excluyente y defendió el compromiso siempre presente de Pescanova con Galicia. La multinacional no descarta ir a los tribunales para reivindicar daños y perjuicios si no puede acometer este proyecto legal Desconvocada la huelga de gasolineras tras alcanzarse un preacuerdo laboral ABC MADRID. Los sindicatos FIAUGT y Fiteqa- CC. OO. han desconvocado las jornadas de huelga previstas para finales de este mes tras alcanzar ayer un preacuerdo de convenio colectivo con las patronales de gasolineras, la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicios (CEES) y la Agrupación Española de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles (Aevecar) informa Ep. Las jornadas de huelga quedan desconvocadas, se abre un período de información a los trabajadores y dentro de un mes será refrendado el nuevo convenio señaló a Ep el responsable de Hidrocarburos de CC. OO. Alfredo Orella. Por su parte, fuentes de Aevecar destacaron que este preacuerdo de convenio colectivo, que afectará a un total de 41.500 trabajadores de 8.700 gasolineras, recoge algunas matizaciones del mediador del SIMA. Este nuevo convenio colectivo, que tiene vigencia para los próximos cuatro años en lugar de los tres iniciales, recoge el pago de 30 euros por festivo para todo el período, un incremento salarial del IPC más 0,6 para los tres primeros años e IPC más 0,5 para el último, un plus distancia de cuatro viajes para el trabajador que los realice, una reducción de jornada de ocho horas para alcanzar un total de 1.760 horas en el año 2009 y la creación de una Comisión para la aplicación del Acuerdo de Extremadura sobre Salud Laboral. a ley de condonación de la deuda externa nace de un inmenso caudal de buena voluntad. Pero es también profundamente perversa porque proclama una amnistía general sin reconocimiento de culpa ni propósito de la enmienda. La condicionalidad asociada a la cooperación internacional ha sido sustituida por la propiedad local de los programas de ayuda. Porque, ¿quién mejor que los propios receptores de la ayuda conocen sus propias necesidades? Pregunta retórica cuya respuesta está lejos de ser evidente. No sólo porque los procesos de decisión en la mayoría de estos países no pueden calificarse de ejemplares sino por las inmensas carencias institucionales, educativas y de capacidad de implementación. Casi nadie se atreve ya a poner precondiciones a la cooperación. Pero sin embargo mi experiencia, y la de muchos cooperantes, me dictan que es lo único útil. Porque proporcionan la excusa perfecta a los gobiernos para poner en marcha medidas necesarias pero de alto coste en términos de intereses creados. Todos necesitamos una excusa. La necesitó España en la Transición para evitar el desmadre económico y la encontró en Europa. Los gobernantes africanos la tenían en la deuda externa y en el FMI. Me pregunto si la siguen teniendo. Sobre todo ahora que los chinos recorren el continente asegurándose el aprovisionamiento energético y mineral con dinero fresco. Los occidentales tenemos mala conciencia. Es verdad que hicimos muchas burradas. Pero no cabe ignorar que el PIB per cápita ha caído en muchos países africanos desde la independencia, y sus niveles educativos y sanitarios también. Vengo de uno en el que la renta es hoy el 30 de la de los años ochenta. Hubo una implosión sin precedentes. El país se autodestruyó. Quemaron las fábricas, cerraron los colegios, abandonaron trenes y carretera, huyeron los tecnócratas, autóctonos o expatriados. Parece que por fin hay posibilidades de recuperación. Se le debe ayudar siendo exigente con el cumplimiento de sus compromisos. Mirar a otro lado no sacará de la miseria a sus habitantes, aunque tranquilice nuestra conciencia de telespectadores.