Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 24- -1- -2007 Ségolène desata las protestas de Canadá al defender la libertad de Quebec 37 MOSHÉ KATSAV PRESIDENTE DE ISRAEL LOS EXCESOS DEL MINISTRO DE TURISMO Pese a su fama de hombre responsable, cabal y familiar, en su última etapa en el Gobierno habría escrito la página de escándalos que le atribuyen L. L. CARO JERUSALÉN. Con el amargo e imponente titular de Su excelencia, el violador el diario Haaretz el más prestigioso de los que se editan en Israel, dedicaba algunos meses atrás un avergonzado epitafio político al jefe del Estado. Moshe Katsav, cuya imagen poco podrá erosionar ya un juicio después de la sentencia de culpabilidad que han dictado la calle y la prensa a medida que los testimonios de las mujeres a las que presuntamente forzó, desgranaban en los medios con la cara tapada detalles sórdidos sobre las encerronas en los despachos. En julio del año 2000, Katsav se convertía en el primer presidente de Israel que no procedía de aquella aristocracia denominada ashkenazi -la de los judíos procedentes de Europa- -que sentó las bases del Estado hebreo, sino de Irán, donde nació en el seno de una familia de orfebres y comerciantes que en pocos años emigró a una granja colectiva (kibutz) para tejerse un futuro ilusionado en el marco de un país emergente. mansa de sus modales. Cuando llegó al cargo derrotando en una votación parlamentaria al mismísimo Simon Peres, después de que los responsables de su propia campaña tuvieran que rebuscar en los archivos para cuajar un álbum de fotos mínimamente suficiente, el analista Yaron Dekel lo recibió con una frase algo desconcertante: Una incógnita acaba de asumir la Presidencia de Israel Un grupo de niños apedrea una patrulla de cascos azules españoles ayer en el sur del Líbano EPA Con fama de cabal Responsable y con fama de cabal, es el mayor de ocho hermanos. Brillante en sus estudios, está graduado en Economía e Historia, pasa por ser familiar- -su mujer y madre de sus cinco hijos, Guila, aguanta hoy el chaparrón al más puro estilo Hillary Clinton- El primero en poner los ojos en él fue Ariel Sharon, que lo elevó a la mesa directiva del Likud. Para entonces, Moshe Katsav era toda una promesa que tenía en su currículum el mérito de haber sido alcalde de su ciudad, Kiriat Malaji, con tan sólo 24 años. Después, en sucesivos gobiernos del Likud, sería viceministro de Vivienda, ministro de Asuntos Sociales y Laborales, de Transportes, de Asuntos Árabe- Israelíes y también de Turismo. Fue al frente de esta cartera cuando presuntamente se escribieron las primeras páginas del pliego de acusaciones que ahora amenaza con llevarlo al banquillo. En el catálogo de casi seguros cargos que le persiguen hay escándalos sexuales, gasto inapropiado de dinero público, presiones a funcionarios y hasta el mal uso de los pocos poderes que competen a su cargo protocolario y de ceremonia: la gestión de los indultos, a los que parece que llegó a poner precio para lucrarse. Si el joven Katsav era una incógnita, Su Excelencia la ha despejado. La oposición libanesa paraliza el país con una huelga general La demostración violenta de fuerza fue liderada por Hizbolá s Tres muertos y más de 200 heridos en diversos choques HUGO MEDINA SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. La oposición libanesa logró ayer paralizar el país con una jornada de huelga general que no estuvo exenta de numerosos incidentes violentos que se saldaron con la muerte de tres personas y cerca de 200 heridos- -de los que medio centenar son heridos de bala- -y que agravan las profundas diferencias que existen entre las dos mitades de la sociedad de ese país. La demostración de fuerza fue liderada por Hizbolá, el partido aliado de Siria e Irán, y secundada por el líder cristiano Michel Aoun, quien en los últimos meses se ha convertido contra todo pronóstico en un estrecho aliado de Siria y de Hasan Nasrallah, el líder de Hizbolá. Los organizadores de la huelga exigieron al primer ministro Fuad Siniora que modifique 180 grados la línea política del gobierno o convoque inmediatamente elecciones anticipadas. Pero en un discurso televisado, Siniora no dio ninguna indicación de que piense dimitir. Permaneceremos juntos ante la intimidación y haremos frente a la sedición por el bien de Líbano manifestó el primer ministro. Una profunda sima se ha abierto entre las dos mitades del país: el gobierno de Siniora, identificado con Estados Unidos y Occidente en general, tiene enfrente a quienes se consideran geográfica y políticamente parte de Oriente Próximo y creen que Líbano debe actuar como un país más de la región y no seguir las directrices de Occidente. Desde las seis de la mañana los manifestantes erigieron cientos de barricadas y prendieron fuego a neumáticos en las principales carreteras libanesas y especialmente en los alrededores y en el centro de Beirut con objeto de imposibilitar el movimiento de quienes no secundaban la huelga y de aislar el aeropuerto internacional. Los incidentes más graves ocurrieron en el centro y el norte de Líbano, donde están más mezcladas las confesiones religiosas, y no en el sur, donde los chiíes que apoyan a Hizbolá constituyen la mayoría. En algunos casos se registraron batallas campales entre manifestantes y contramanifestantes armados. Aunque Siniora había dicho que las fuerzas de seguridad y el ejército harían todo lo posible para abortar la huelga, lo cierto es que ni soldados ni policías actuaron de manera concertada para retirar las barricadas y los neumáticos hasta bien entrada la noche. Hizbolá aspira a obtener un rédito político de las manifestaciones de los últimos dos meses y conseguir que su grupo pueda vetar las decisiones del gobierno, algo que ahora no puede hacer- -y que sí pueden hacer otros grupos- -al no tener en el ejecutivo una representación proporcional al respaldo de la población. En última instancia la lucha de ayer, y de los dos últimos meses, no era tanto sobre barricadas y carreteras como sobre un cambio en el equilibrio político en Líbano que tendría consecuencias en toda la región. Sucesor de un corrupto Tomaba posesión en sustitución de Ezer Weizman, dimitido por corrupción, y después de una carrera política intensa pero discreta, en la que jugaron a su favor dos elementos sobresalientes: su relativa moderación en relación con el conflicto árabe- israelí y la bondad El primero en fijarse en él fue Sharon, quien premió su etapa de alcalde con un cargo en la dirección del Likud Cuando llegó al cargo derrotando a Simon Peres, un destacado analista dijo: Una incógnita ha asumido la presidencia Biografía del presidente de Israel, Moshé Katsav, en cidob. org bios castellano lideres b- 02 1. htm Los manifestantes exigían elecciones anticipadas o un cambio radical en la política prooccidental ABC. es Imágenes sobre la huelga en el Líbano en www. abc. es internacional