Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 MIÉRCOLES 24- -1- -2007 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional El presidente de Israel, abocado a la renuncia al ser acusado de violación y agresión sexual El fiscal general concluye que hay pruebas suficientes todos los partidos exigen la dimisión de Moshe Katsav LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Por la violación y agresión sexual de quien fuera su secretaria cuando fue ministro de Turismo entre 1998 y 1999. Por el acoso a tres empleadas de las Residencia Presidencial, en uno de los casos con el concurso de abuso de poder para obtener sexo no consentido. Por fraude en la compra de regalos personales con dinero público, incluidas 60 copas de plata para sus familiares. Por obstrucción a la justicia y hostigamiento a los testigos, que relataron las presiones recibidas para que dejaran de hablar. Por estos presuntos delitos, sustanciados tras meses de investigaciones y seis interrogatorios policiales, el fiscal general de Israel, Menachem Mazuz, comunicó ayer al presidente del país, Moshe Katsav, su intención de presentar un acta de acusación contra él, que podría enfrentar al jefe del Estado a penas de entre 3 y 16 años de prisión. El anuncio oficial del Ministerio de Justicia, en el que se señala que Mazuz, de acuerdo con el abogado del Estado, ha llegado a la conclusión de que hay suficientes pruebas prima facie para acusar al presidente ponía sobre la mesa en Israel una imputación sin precedentes contra el jefe del Estado de un país. Katsav, de 61 años, casado y con cinco hijos, a través de su abogado David Libai, volvía ayer a negar los cargos convencido de ser víctima de falsas acusaciones y de tentativas para que deje su puesto Moshé Katsav, rodeado de su mujer y del primer ministro, también en apuros, Ehud Olmert la ley israelí. Diputados de todos los partidos representados en la Knesset, el Parlamento hebreo, coincidían ayer al exigir la inmediata renuncia del jefe del Estado conscientes de que lo contrario aumentará aún más el sonrojo que arrastra el país y dañará a la institución de la que Katsav es máximo responsable. Pero, habida cuenta del carácter obstinado y la categoría vergonzante de los delitos que se le imputan, no se descarta que haya que poner en marcha el trámite de la destitución- -que requiere una mayoría de 90 de los 120 diputados- -que todo el mundo da por hecho que se conseguirá. Con todo, a falta del último paso que pondrá al presidente en el camino de los tribunales, Menachem Mazuz- -que a finales de octubre de 2006 ya pidió a Katsav sin éxito que presentara su renuncia- -ha dado en su informe una última oportunidad para que el presidente presente argumentos legales en su defensa antes de confeccionar la acusación definitiva. Una audiencia más en la que el fiscal general ha prometido escucharle con el corazón abierto y el alma dispuesta Ofertas y concesiones aparte, lo cierto es que Mazuz ha retrasado más de seis semanas esta declaración en la que expresa su intención de sentar a Katsav en el banquillo en vista de las dudas que sembró el fiscal del distrito de Jerusalén. En diciembre, Abarbanel dijo que no existían pruebas suficientes para llevar adelante algunas de las 14 denuncias que se hallaban bajo investigación, varias de ellas correspondientes a las hasta diez mujeres que han culpado en todo este tiempo al presidente de distintas formas de supuesto acoso sexual, que se desestimaron por haber prescrito. No obstante, ahora la interpretación generalizada es que el fiscal general ha recabado datos y testimonios tan sumamente tajantes y fidedignos REUTERS Hasta 16 años de prisión Violación y agresión sexual de A secretaria de Katsav como ministro de Turismo (1998- 1999) Agresión sexual de una funcionaria de la Residencia Presidencial mediante abuso de la posición de poder para obtener sexo no consentido. A pesar de las recomendaciones policiales, no hay cargos por violación Acoso sexual a otras dos funcionarias, empleadas de la Residencia Presidencial Abuso de confianza y fraude en la compra de regalos personales con dinero público, entre ellos 60 copas de plata para sus familiares Obstrucción de la justicia y acoso de testigos, empleados de la Residencia Presidencial. En total Katsav podría ser condenado a un máximo de 16 años de cárcel Luchará por su inocencia Luchará por probar su inocencia advertía el letrado durante una rueda de prensa en Tel Aviv, en la que aseguraba que Katsav cesará temporalmente en sus funciones, pero recurriendo todavía al condicional de si Mazu decidiera finalmente someterlo a juicio. Porque la presentación formal del acta de acusación, del que el fiscal general Mazuz sólo tiene redactado un borrador, no será posible mientras Moshe Katsav- -cuyo mandato de siete años finaliza el próximo julio- -se halle en ejercicio de sus funciones, según establece que ha optado por continuar. Cabe suponer que en un caso como éste se habrá hecho un esfuerzo mucho mayor todavía que el común, precisamente porque el sospechoso es nada menos que el presidente del Estado subrayaba ayer a una emisora local el jurista Emmanuel Gross. Katsav, que según sus abogados ofrecerá hoy una rueda de prensa, fue quien dio la pista sobre su conducta presuntamente delictiva al acusar a su secretaria de pretender extorsionarle. Según el diario Yedioth Ahronot la mujer, conocida como A le exigió 50.000 dólares bajo amenaza de denunciarlo por violación si no le proporcionaba trabajo al retornar de Estados Unidos, adonde había viajado después de cancelar su contrato. Con anterioridad, otra funcionaria y ex colaboradora del entonces ministro de Turismo, también conocida como A ya había presentado una demanda por acoso sexual.