Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL MARTES 23 s 1 s 2007 ABC Sarkozy aumenta su ventaja en los sondeos sobre Ségolène Royal La candidata socialista cae en la primera vuelta y se da como derrotada en la segunda J. P QUIÑONERO PARÍS. Nicolás Sarkozy sube, Ségolène Royal baja. El candidato conservador, ministro del Interior anuncia que bajará los impuestos para relanzar la economía La candidata socialista y ex ministra está cogida en una tela de araña donde se enfrentan su compañero y primer secretario del PS y el equipo de ella en un conflicto que algo tiene de psicoanalítico. Según el último sondeo de Le Figaro Ségolène cae en primera vuelta y se cotiza como perdedora en la segunda, con un 48 contra 52 favorable a Sarkozy. En primera página de Le Monde Sarkozy avanza una línea de ataque muy eficaz: Hay que revalorizar el trabajo. Es absurdo penalizar a quienes desean trabajar más para ganar más. Hay que dar mejores prestaciones sociales, gastando menos, reducir la fiscalidad sobre el trabajo, suprimir organismos inútiles y reducir los déficits del Estado En tercera página de Le Monde la crónica de las desventuras políticas de la pareja Ségolène Hollande, cuyas habilidades políticas, fiscales y familiares chocan con una realidad brutal. Ségolène y François no están casados y el patrimonio común se acoge al estatuto de una sociedad civil inmobiliaria, legal, pero que deja al descubierto una gran eficacia para pagar menos impuestos. François soñó con esta campaña presidencial, pero es su compañera la protagonista. El abate Pierre en 1955, charlando con una niña en un refugio de los Traperos de Emaús Áspera dicotomía Primer secretario del PS, Hollande sostiene relaciones muy tensas con los consejeros y portavoces de Ségolène- -todos hombres- -muy bien avenidos políticamente con la madre de sus hijos. Tal situación condena a la pareja a difíciles equilibrios. En su domicilio, la vida de familia. En público, en casas separadas y, con frecuencia, enfrentados. Eficaces gestores del patrimonio común, con utilísimas deslocalizaciones administrativas, en público, la pareja se ha hecho un lío con los proyectos fiscales de ella. Hollande ha discutido agriamente con el portavoz oficial de Ségolène y con su primer consejero, Dominique Strauss- Kahn, que, antiguo rival despechado, sostiene a la candidata con un entusiasmo muy moderado. Fallece en París el abate Pierre fundador de los Traperos de Emaús Un ex presidiario fue el primer compañero del religioso en su fundación s La fragilidad de su salud le valió para escapar del pelotón de fusilamiento JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. El abad Pierre, fundador de los Traperos de Emaús, falleció ayer a los 94 años, en el hospital parisino de Val- deGrâce, donde se hallaba ingresado desde el día 14, a causa de una infección pulmonar. Jacques Chirac, presidente de la República, declaró: Su desaparición toca a toda Francia en el corazón. Fue un peregrino de los sin techo, sin cobijo ni derechos Henri Grouès, su verdadero nombre, entró en la historia el invierno de 1954, cuando hizo su legendario llamamiento a la insurrección de la bondad El que sería abad Pierre nació el 5 de agosto de 1912, en Lyon, en una acomodada familia numerosa (ocho hermanos) Ya desde niño afirmaba De mayor seré misionero, marino o bandido A los quince años, tras un viaje escolar a Roma, descubrió una ardiente fe en Asís que él mismo calificaría de indescriptible La lectura de un libro sobre San Francisco de Asís marcaría definitivamente su historia. Toda su vida fue una solitaria carrera de fondo contra las injusticias y la miseria. A los 19 años se ordenó capuchino, distribuyó su herencia entre un grupo de pobres de misericordia en Lyon, y entró en la religión con una fe mesiánica y una enfermiza salud de hierro. De hecho, sus primeros directores espirituales trataron de disuadirle por temor a su salud. dose de un grupo de hombres y mujeres que en la absoluta soledad de su condición encontraban una razón para vivir, trabajar y construir juntos la aventura de un movimiento solidario de apoyo inmediato a los más necesitados. Al frente de una minúscula congregación de hermanostraperos el abad Pierre lanzó el invierno de 1954 su legendario llamamiento a una insurrección solidaria Gran orador, habilísimo negociador y político inconfesable, el fundador de los Traperos de Emaús supo trabajar con el general de Gaulle como resistente, como colaborador y como disidente. Dos o tres generaciones de políticos de izquierda y derecha se han rendido a sus argumentos. Entre 1954 y 2007, el abad Pierre estuvo al frente de todas las insurrecciones morales, en defensa de los pobres. Las víctimas de Biafra, los boat people de Vietnam, las guerras étnicas africanas, la descomposición de los Balcanes, los sin techo, los inmigrantes desesperados, las familias sin hogar, los ex presidiarios, los fuera de la ley, encontraron en los Traperos de Emaús el hogar donde rehacer sus vidas. Cumplidos los 80 años, el abad Pierre descubrió algunas heridas íntimas: El mayor dolor para un cura es el celibato por cuanto le condena a renunciar a la ternura de una mujer Confesión muy íntima con la que admitía que cayó en la tentación del amor con una mujer en su juventud. Una vida azarosa Combatió como resistente contra el ejército nazi de ocupación y se salvó del pelotón de ejecución para debatirse entre la vida y la muerte, enfermo, en un hospital de campaña. En la posguerra su inquietud solidaria le llevó a asociarse con un ex presidiario, que fue el primer compañero de los Traperos de Emaús. Le siguieron muchos otros... ladrones, pobres de misericordia, ex presidiarios, alcohólicos desahuciados... Uno a uno fue rodeán- El cardenal Martini, contra las terapias finales inútiles JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. El cardenal emérito de Milán, Carlo Maria Martini, enfermo de Parkinson desde hace años, aconseja a Italia crear una ley que faculte al paciente a rechazar las terapias finales inútiles. El cardenal precisó que no propone en absoluto ningún tipo de eutanasia encubierta, y subrayó que es muy importante distinguir entre eutanasia y prevención del encarnizamiento terapéutico, dos términos que con frecuencia se confunden Según Martini, no se puede ignorar la voluntad del enfermo, por eso es necesaria una norma que le permita el rechazo de terapias y de procedimientos médicos desproporcionados y sin esperanza razonable de resultado positivo conocidos como encarnizamiento terapéutico Martini coincide con el cardenal mexicano Javier Lozano Barragán, presidente del Consejo Pontificio de la Pastoral de la Salud, que ha intentado clarificar temas que los partidos insisten en confundir para atacarse entre ellos. El veterano cardenal sugiere tomar como referencia la nueva legislación francesa sobre límites a los tratamientos donde se prevé que las terapias no deban continuarse con obstinación irracional y que permite al paciente terminal limitar o interrumpir cualquier terapia así como pedir sedantes, incluso si el uso puede acelerar la muerte. Martini advierte que no se puede recurrir a una regla general por lo que la ley debe respetar el margen de autonomía de pacientes, médicos y la familia. En 1954 lanzó su legendario llamamiento a una insurrección de la bondad