Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 MARTES 23- -1- -2007 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional Los cadáveres cubiertos con sábanas de algunos de los iraquíes que ayer murieron por la explosión de coches bomba, a las puertas de una morgue de Bagdad EPA Bush utilizará su discurso sobre el estado de la Unión para justificar la guerra de Irak Más de cien muertos en tres atentados contra barrios de la comunidad chií en Bagdad y en Al Jalis PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Con 727 días por delante en la Casa Blanca pero en el punto más débil de su presidencia, George W. Bush se verá hoy obligado a utilizar de nuevo su discurso anual sobre el estado de la Unión para justificar la guerra de Irak. La cuestión central de un gobierno, que de acuerdo a las últimas encuestas, cuenta solamente con la confianza de un tercio de los estadounidenses. Por primera vez, el presidente se dirigirá a un hostil Congreso federal dominado por el Partido Demócrata para defender sus planes de invertir más tropas y dinero en el pulso de Irak. Como avance de su alocución en forma de entrevista al diario USA Today, Bush ha indicado que no puede garantizar una retirada total de los efectivos del Pentágono desplegados en Irak antes de que abandone la Casa Blanca el 20 del enero del 2009. Según el ocupante del despacho oval, no estamos vendiendo calendarios insistiendo en que Irak se enmarca en la llamada guerra global contra el terrorismo que va a ser una larga lucha también para sus sucesores. Ante la oposición generada en el Congreso por sus órdenes de enviar 21.500 efectivos adicionales a Irak, Bush ha indicado que piensa superar ese pulso constitucional demostrando lo antes posible que su nueva estrategia funciona. Reiterando su confianza en la gestión el primer ministro Nuri Al Maliki pese a las recientes tensiones acumuladas entre Bagdad y Washington. Y con advertencias renovadas sobre las ingerencias de Irán. Como argumento central, el presidente Bush piensa utilizar la idea de que lo que ocurra en Irak importa para la seguridad en casa de los estadounidenses No obstante, la nueva mayoría demócrata en el Congreso con el respaldo de algunos republicanos está impulsando una serie de votos de no confianza hacia la nueva estrategia iraquí de la Casa Blanca. Sin descartarse la posibilidad de presiones presupuestarias para limitar un conflicto en el que ya se han invertido unos 400.000 millones de dólares y para el que pronto hará falta habilitar fondos adicionales. Los demócratas insisten en que esta vez el presidente no va a recibir un cheque en blanco En una replica preventiva, el líder de la nueva mayoría en el Senado, Harry Reid, ha argumentado que cuando todo el mundo tiene claro que hay que cambiar de dirección en Irak, desgraciadamente el nuevo plan del presidente puede resumirse en cuatro palabras: más de lo mismo Reproches con mayor trascendencia que nunca ante la debilidad de George W. Bush en las encuestas. Solamente dos otros presidentes han tenido peores índices de aprobación en vísperas de un discurso sobre el estado de la Unión: Richard Nixon, siete meses antes de dimitir por el caso Watergate, y Harry Truman, cuestionado por la guerra de Corea y el cese del general Douglas MacArthur. A pesar de todo, Bush ha recalcado que no piensa permitir que Irak termine por eclipsar y monopolizar completamente su gestión. El presidente tiene intención de promocionar nuevas iniciativas en materia de sanidad, educación, política de inmigración, energía y medioambiente de cara a sus dos últimos años en la Casa Blanca. Aun así, la última encuesta del Washington Post y los servicios informativo de la cadena ABC insiste que ninguna cues- Por primera vez, el presidente comparece ante un Congreso hostil dominado por los demócratas