Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 23- -1- -2007 Las comunidades del PP estudian recurrir el Consejo Territorial de Dependencia Jesús Caldera, ministro de Trabajo y Asuntos Sociales 11 Las asociaciones militares advierten que hay más complementos a dedo y que la nueva tabla salarial es una selva bución para cada miembro de las Fuerzas Armadas La AUME no descarta la posibilidad de impugnar las nóminas para poder conocer el procedimiento seguido en los complementos Este malestar también ha sido puesto de manifiesto por la Asociación de Militares Españoles (AME) que llega a calificar de selva la nueva redistribución salarial y la proliferación de complementos. En este sentido, afirman que hay más complementos a dedo y el gran fallo es que no sabes qué vas a cobrar apuntan fuentes de esta asociación. Además, no aciertan a comprender cómo un sistema que funcionaba bien cada vez es más complejo y complicado Desde esta asociación también se advierte que esta nueva distribución salarial, en lo que se refiere a las subidas, no beneficia a la Guardia Civil. Por ello, han interpuesto un recurso ante el Tribunal Supremo para que los tengan en cuenta en estos aumentos La aplicación de esta nueva política salarial fue diseñada por el anterior ministro de Defensa, José Bono, que hizo de la misma y de la subida de sueldos una de las banderas principales de su gestión al frente de este departamento. NO NOS MANIFESTAREMOS, POR AHORA Los militares advierten que, algún día, tendrán que ejercer sus derechos constitucionales, como el de reunión y manifestación, dentro de la legalidad POR P. CERVILLA MADRID. Nosotros no nos manifestaremos, por ahora, pero los militares ejercerán todos los derechos constitucionales, como el de reunión y manifestación, cuando haya alguna razón Estas palabras del secretario general de la Asociación Unificada de Militares Españoles, Mariano Casado, dan una idea del cambio que se está produciendo en el seno de las Fuerzas Armadas en relación a la defensa de sus demandas, sobre todo tras las manifestaciones de la Guardia Civil, que han abierto una senda nueva para el estamento militar. Aunque reconocen que el movimiento asociativo en las Fuerzas Armadas no está tan maduro como en la Benemérita, afirma que se sigue con atención la movilización de este Cuerpo, ya que asegura que tienen alguna problemática conjunta, como la no aplicación del arresto, la conciliación de la vida familiar o la consecución de órganos judiciales independientes. Desde AUME se recuerda que, en el caso de que los militares decidieran un día manifestarse, no harían nada distinto a lo que está sucediendo en otros países europeos, como el caso de Portugal. La movilización no figura en el calendario más inmediato y las asociaciones militares no cuentan con una estruc- Subida salarial El primer paso para esta nueva situación se dio el 2 de septiembre de 2005, cuando el Consejo de Ministros se comprometió a dotar al Ministerio de Defensa de un presupuesto de 450 millones de euros adicionales en los próximos tres años. Dicho incremento se materializaba en 200 millones en 2006 y 2007, y 50 en 2008. El Real Decreto de 4 de noviembre de 2005 desarrolló los términos de esta nueva política, cuya tramitación finalizó el 22 de diciembre. tura organizada para llevar a cabo este tipo de movilizaciones, pero afirman que, cada vez más, las Fuerzas Armadas son conscientes de que no deben quedarse calladas. Alguna vez tendrán que ejercer sus derechos, siempre dentro de los cauces de la legalidad La situación interna de los Ejércitos está comenzando a cambiar, en relación a épocas precedentes, y son conscientes que el malestar existente en la actualidad tiene características distintas a las anteriores. Anteriormente, el malestar estaba ligado a otros planteamientos, pero ahora tiene un carácter más social y económico dice Mariano Casado. Al margen del malestar por el tema salarial, otra de las cuestiones que está tensando las relaciones entre el estamento militar y el Ejecutivo es el incumplimiento del mandato legislativo de regular los derechos y libertades de los militares, que tendría que haberlo hecho hace meses. En este sentido, recuerdan que este compromiso se adquirió en el momento de la aprobación de la Ley de Defensa Nacional.