Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 DEPORTES Elecciones en la UEFA s El viernes 26 se elige al presidente LUNES 22 s 1 s 2007 ABC Johansson, el triunfo de la oscuridad Dirigente oscuro, su capacidad de liderazgo en Suecia lo elevó a la UEFA; creó el formato de la Liga de Campeones y el negocio consiguiente; hoy, con 77 años, intenta mantener el continuismo del trabajo bien hecho POR TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Nacido el 5 de noviembre de 1929, Lennart Johansson (Estocolmo, Suecia) pasó de ser niño a hombre en plena II Guerra Mundial. Un sufrimiento, el de los años cuarenta, que endureció la personalidad del chaval. Un joven fuerte como un roble y alto como una montaña que encontró en el fútbol, como sus amigos, la finta perfecta para regatear las carencias que el dominio alemán impuso en su país y en su pequeño mundo, el barrio de Bromma, un nombre que en aquella época no hacia gracia. El fútbol era el opio perfecto para superar la tragedia. Jugaba al balón todas los días, con las bombas rozando el fuera de juego. Golpeaba una pelota rudimentaria, de batalla, con la que comprobó desde los doce años que la grandeza de este deporte estriba en que se necesitan muy pocas cosas para jugar. Aquella experiencia le permitió comprender para siempre la necesidad de ayudar a los países pobres del fútbol, un objetivo que ahora incluye en su última batalla, su quinta candidatura a la presidencia. centró en las facetas de gestión. Apoyado en sus estudios, ejerció como administrativo en el AIK Solna. Allí aprendió todos los avatares que se deben solucionar para sacar un club modesto adelante. Lennart se convirtió en uno de esos espléndidos gestores del norte europeo, en los que priman las cuentas en azul y no los fichajes en rojo. Cuadrar el balance de una de esas entidades congeladas de ingresos y de público es un arte basado en una estricta gobernanta: la minuciosidad económica. Con la lección magistral aprendida, Johansson pasó a formar parte de la Federación Sueca. Era un dirigente oscuro, pero eficiente, y en 1984, a los 55 años, fue elegido su presidente. Un salto que ni se imaginó cuan- Sin condiciones para el juego, desde joven, ya administrativo del Solna, demostró habilidad para gestionar y negociar do pegaba patadas en Bromma. Allí, en la institución futbolística de Suecia, una nación sin clubes poderosos, Lenny se realizó. El puesto le permitió demostrar su serio liderazgo como dirigente y su habilidad para solventar los casos complicados. Una capacidad que demostró al pujar por su país durante los años ochenta para organizar la Eurocopa 92 junto a Dinamarca. La UEFA conoció entonces su valía como gestor y Lennart dio el salto mortal de su vida. Al albor del adiós de Jacques Georges como presidente de la UEFA, con una organización sin cabeza visible, jugó sus bazas para ser elegido presidente del organismo en 1990. Triunfó. Tenía 60 años y vivía los momentos culminantes de su existencia. Consiguió la Eurocopa para su tierra escandinava y comenzó una andadura que ha durado cuatro mandatos. El arte de la revolución interna Dieciséis años en los que transformó la Unión Europea de Fútbol de manera lenta, pero sin pausa. En realidad ejecutó una revolución interna sin que nadie se levantara en armas. Callado, sin declaraciones altisonantes, con un hermetismo que esconde una eficacia de acción, el gran oso sueco transformó la vieja Copa de Europa y alimentó el negocio del fútbol. Fue su estilo para torear la presión de los clubes poderosos y ofrecerles el oro sin arruinar a los pobres. Porque los ingresos producidos por los equipos históricos le han permitido conceder más ingresos que nunca a las federaciones humildes. Creó el formato de la Liga de Campeones y otorgó cuatro plazas para las grandes Ligas. El resultado fue que clasificarse para la primera competición continental se transformó en el principal ingreso económico de los ricos y en el objetivo de los pobres. La UEFA era la banca. Repartía el botín y se quedaba con el copyright Hace unos meses pensaba en colgar las botas, después de dejar el negocio atado y bien atado. Pero la llegada de Platini y sus ideas de reducir el número de plazas de las Ligas importantes le han hecho olvidarse de la pesca y continuar en el puesto. Porque sus colegas de Nyon barruntaban demasiados cambios y guerra con el G- 14. Johansson se presenta por quinta vez para mantener el trabajo bien hecho. Luchador perenne contra la violencia y el racismo, ayudará a los países modestos con el aumento de plazas en la Eurocopa. La Champions no se toca. Con las cosas de comer no se juega. Gestor de los números azules Un cargo, el más importante del continente, que nunca estuvo en los sueños de juventud. Su corpulencia no destinó sus virtudes para dedicarse al fútbol como jugador y pronto se El decálogo del presidente Reducir el poder del G- 14, pero mantener la Liga de Campeones como él la construyó, con cuatro clubes clasificados para las Ligas nacionales más importantes, porque esos equipos son los que producen más ingresos a la UEFA. 1 2 Ligas de 18 equipos, un objetivo perseguido durante años que intenta reducir el cargado calendario de la temporada para los futbolistas y el desgaste que denuncian. 3 4 Demostrado el éxito comercial de la actual gestión de la UEFA, redistribuir aún más los beneficios que se generan entre las federaciones más humildes. 5 6 Más dinero a los pobres seguir la especificidad laboral del fútbol y lograr un pacto para que cada equipo tenga, al menos, siete jugadores nacionales que mantengan las identidades de los clubes 7 8 Diálogo con la UE para con- 9 Combatir las irregularidades financieras internas, para evitar posibles desastres económicos como el que la FIFA sufrió con la empresa ISL. Eurocopa de 24 equipos. Lucha anticorrupción contra el dopaje, los juegos ilegales y los partidos trucados, que destroza el fútbol. Apoya la propuesta de Escocia, que concederá por la vía de las selecciones más oportunidades a los países menos potentes económicamente. La unidad de la UEFA para de- Mantener la estructura de la 10 Actuar con mano dura fender sus intereses ante la Unión Europea y no realizar cambios revolucionarios que la dividan. UEFA tal y como él la ha creado, apoyándose en la gestión de administradores experimentados. contra la violencia y contra la discriminación racial y étnica en el fútbol, con la aplicación de duras sanciones. Es una de sus obsesiones perennes.