Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22 s 1 s 2007 Primera división s Decimonovena jornada DEPORTES 79 Estoy contento, somos primeros Capello saca pecho y cree que su equipo hizo méritos para el triunfo ABC PALMA DE MALLORCA. No está teniendo muchas oportunidades esta temporada, así que ayer el entrenador del Real Madrid, Fabio Capello, sacó pecho y se mostró muy satisfecho después de la trabajada victoria de su equipo ante el Mallorca en el Ono Estadi. Un triunfo que le permite mantenerse igualado con el Barcelona y haber alcanzado al Sevilla para compartir la cabeza de la clasificación. Mi equipo ha ganado el partido con mucho mérito. Estoy contento con esta victoria. Somos primeros, aunque está claro que esta es una Liga muy difícil afirmó el técnico italiano, En línea con la jornada, el tanteador del partido fue raquítico. Pero es que según Capello marcar goles en esta Liga cuesta mucho. Hemos tenido ocasiones, hasta cinco, y aunque no se marque lo importantes es llegar. Ahí está el ejemplo del Arsenal- Manchester de hoy (por ayer) que se decidió al final Sebastian Deisler s Futbolista del Bayern Múnich LA ESPERANZA ALEMANA SE QUEDA EN EL CAMINO El Madrid no le tendrá enfrente en Champions Se retira con 27 años, harto de las depresiones que azotaban su cabeza y de cinco operaciones de rodilla POR JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. Cuando el mánager general del Bayern Múnich, Uli Hoeness, le habló diciéndole que acabaría su contrato y que contaba con él para recuperarse y ser el que todos esperaban, Sebastian Deisler cayó, como siempre. Nadie sabe lo que pasó por la cabeza del centrocampista alemán. ¿O sí? Con 27 años, la joven y eterna promesa, no sólo del fútbol alemán, sino del fútbol europeo, un jugador con un potencial enorme, una joya sin parangón, dijo adiós esta semana. Después de cinco operaciones por sus continuas lesiones de rodilla y de dos internamientos para tratar sus depresiones, Sebastian no pudo con su cabeza. Ya no disfruto con esto. No ha sido una decisión repentina, sino algo que he madurado lentamente Siempre fue un jugador rarito. Introvertido, callado, taciturno y casi esquivo. Calificado como el mejor futbolista de su generación y uno de los mejores jugadores que jamás haya dado Alemania, nunca llegó a explotar. Sí, era la releche, buenísimo, apuntaba a lo más alto, pero desde que dejó su hogar en Lorrach para fichar por la cantera del Borussia Moenchengladbach (15 años) tuvo problemas de adaptación. Fue creciendo fútbolísticamente, pero se fue quedando mentalmente. Para cuando firmó por el Hertha de Berlín cuatro años más tarde ya se decía de él que iba camino de convertirse en una leyenda. Sin embargo, por entonces ya empezaba a tener ataques de ansiedad, la responsabilidad le podía y cuando llegó al Bayern en 2002 ya estaba metido en una espiral de locura de la que le iba a ser muy difícil salir. Hablaba sin decir nada, dejaba retazos de problemas internos, pero no concretaba: Siempre reprimí ciertas co- sas y pensé en que el club necesitaba de mis actuaciones. Y así no podía continuar De esta forma el centrocampista se retiró de los terrenos de juego para sufrir su primer internamiento por una depresión. Descenso a los infiernos El Bayern fue comprensivo. Le cuidó como a un hijo y le puso entre algodones confiando en que su calidad y talento acabarían imponiéndose sobre su frágil cabeza. Magath decía paciencia, necesita tiempo para asentarse Para colmo, a poco de fichar por el Bayern se dañó un ligamento de la rodilla izquierda que le apartó del Mundial y afectó aún más a su estabilidad mental. Desde ahí, la cuesta abajo hacia el infierno. En noviembre de 2003 comenzó un nuevo tratamiento para la depresión. Jugó dos meses, pero volvió a recaer en octubre. Cada recaída y cada operación era un mazazo a su cabeza. Tuvo otra rotura de ligamentos cruzados y del cartílago, luego otra lesión de rodilla y un problema en el talón de Aquiles. Y el final. Hoeness casi lloraba: Es una pesadilla horrible. No me lo puedo creer. ¡Qué fatalidad para Alemania. Miguel Torres en un lance del encuentro do en detrimento de Raúl Bravo, Capello dijo que antes de tomar una decisión habló con el primero. Le pregunté cómo se encontraba y después decidí que tenía que jugar Torres, que es una realidad en el Real Madrid AP Elogio a Torres No tuvo problema en elogiar al joven canterano Miguel Torres: Un jugador así, con tanta personalidad, con tanta calidad, no es fácil de encontrar. Tiene mucha calidad cuando defiende y ataca y nunca pierde la cabeza Con respecto a su elección para el lateral zur- Esguince de Sergio Ramos También respondió a una pregunta sobre la Liga de Campeones, el rendimiento actual de su equipo y las posibilidades en su duelo contra el Bayern, y dijo que faltan muchos partidos, mucho tiempo y jugadores. Intentaremos recuperarlos (a los futbolistas) y no pode- mos hablar de porcentajes faltando un mes En lo que no tuvo el menor reparo ni duda fue al considerar como justa la victoria de su equipo en Mallorca. Hemos ganado con mérito. Tuvimos oportunidades claras y Casillas no intervino para nada. El Mallorca sólo nos creó problemas al final con balones largos La nota negativa del triunfo fue el esguince en el tobillo derecho por el que se retiró Sergio Ramos. Mañana está previsto que se le realicen varias pruebas para conocer el alcance de la lesión. ANECDOTARIO DE LA JORNADA Sólo nueve, la peor marca goleadora de siempre LUIS GARDE MADRID. Nueve tantos en diez partidos, un promedio de 0,9, tiñen de vergüenza esta jornada, la peor de la historia de la Liga con 20 equipos. Sólo en tres antes se marcaron menos tantos, ocho. En la 26 de la campaña 67- 68; en la 20 de la 68- 69; y en la 30 de la 70- 71. Pero entonces había 16 equipos en Primera, por lo que el promedio fue de un tanto por encuentro. El valenciano Lizondo Cortés, que el sábado dejó al Osasuna con siete en el Calderón, es el tercer árbitro en la historia de Primera que expulsa a cuatro jugadores del mismo equipo en un partido. Los dos primeros fueron Caetano Bueno y Díaz Vega. El andaluz Caetano Bueno hizo doblete: expulsó a cinco del Mallorca en Sarriá en 1987 y en 1991, a cuatro del Tenerife frente al Albacete. El asturiano Díaz Vega expulsó a cuatro del Celta contra el Sevilla en 1992. El Celta es el equipo de Primera que lleva más tiempo sin ganar. Su última victoria data del 19 de noviembre: 0- 1 en Riazor. El jugador del Bayern se va del fútbol porque dice que ya no disfruto con esto, no juego con alegría