Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 DEPORTES Primera división s Decimonovena jornada LUNES 22 s 1 s 2007 ABC Moyá se adelanta a Van Nistelrooy y se hace con el balón AFP Un gol de Reyes y nada más El Mallorca y el Real Madrid jugaron para empatar, pero los de Capello aprovecharon una falta directa para llevarse tres puntos valiosísimos ENRIQUE ORTEGO La clasificación no miente ni engaña. El fútbol de cada uno, tampoco. El Real Madrid acaba la primera vuelta empatado con los mejores, aunque no haya llegado a jugar nunca como ellos. Pero es trivial que con lo que expone le basta y le sobra para defenderse en esta Liga tan apretada donde nadie ha sabido mantener la regularidad mínima que le hubiera servido para escaparse en solitario. Ayer en Mallorca el equipo de Capello no fue capaz de aguantar el listón de juego saltado una semana antes contra el Zaragoza, pero como el enemigo era sensiblemente peor, le valió una acción aislada para salvar los tres puntos cuando parecía que su entrega sólo le daba para llevarse uno. Visto lo visto, posiblemente de haber podido el Mallorca y el Real Madrid hubieran firmado el reparto de puntos antes de comenzar y se hubieran ahorrado la paliza a correr que se pegaron. A los dos el resultado inicial les parecía políticamente correcto para sus intereses y tomaron sus precauciones para no sufrir sustos ni imprevistos. El Mallorca llevaba tantas semanas sin ganar en casa que un puntito ante el Real Madrid le sabía a ensaimada de cabello de ángel y a los de Capello, con la clasificación en la mano y con el Valencia y el Atlético metidos en la pomada, mejor un empate que nada. Mallorca Real Madrid 0 1 Así jugó el Mallorca Moyá: regular. Héctor: regular. Ramis: bien Nunes: bien. Navarro: bien. Bassinas: regular Jordi: regular. Valera: regular. Ibagaza: notable. Jonás: bien. Maxi López: regular. Arango: regular Jankovic: sin calificar. Víctor: sin calificar. El técnico Manzano. Mal. Pensando en el empate, montó un partido de corte defensivo intentanto siempre proteger su parcela atrás y esperar arriba que Ibagaza conectara alguna vez con Maxi López. Poca cosa. Lo mejor: el buen trabajo físico y los detalles de Ibagaza. Lo peor: la falta de recursos ofensivos, sin apenas remate. Así jugó el Madrid Casillas: bien. Sergio Ramos: bien. Helguera: bien. Cannavaro: bien. Torres: bien. Diarra: regular. Gago: regular. Reyes: regular. Higuaín: mal. Robinho: mal. Van Nistelrooy: regular. Raúl Bravo: regular. De la Red: regular El técnico: Capello. Regular. Pese al triunfo no supo o no pudo conseguir que su equipo impusiera su juego. Lo mejor: el resultado y poco más. Lo peor: la falta de juego. Si Gago no entra en acción, se apagan las luces. Extremos sin juego exterior Cierto es que la alineación y la disposición táctica del Madrid incita a ofrecerle un voto de confianza, pero en la práctica no se consuma la teoría. Diarra, por su fuerza y espíritu guerrero, debería ser un buen escudero para Gago, pero la realidad es que según pasan los minutos le come terreno y protagonismo. Algo parecido ocurre con Reyes y Robinho. Se espera mucho de ellos, pero sus intenciones se diluyen demasiado pronto y el juego exterior del equipo no existe o se limita a la subida de unos laterales a los que les sobra fuerza. Nada de riesgos en el Mallorca. Todos por detrás del balón e Ibagaza como lanzadera de Maxi López. En un equipo tan proletario y obrero como el suyo, la figura del pequeño Ariel se giganta. No ha perdido su visión del fútbol y juega al primer toque como pocos, lo que le permite mantener en vilo al rival. La primera parte pasó a mejor vida en un toma y daca sordo y trabado. Demasiadas imprecisiones, mucho juego en el centro del campo y poco en las áreas. Un remate de Higuaín contra el cuerpo de Moyá y un cabezazo al larguero de Sergio Ramos fueron las aportaciones ofensivas del Madrid. Y un remate de Jonás que Casillas no atajó, la incidencia ofensiva del Mallorca. Mallorca (4- 2- 3- 1) Moyá; Héctor, Ramis, Nunes, Navarro; Bassinas, Jordi (Víctor, m. 85) Varela (Jankovic, m. 80) Ibagaza (Arango, m. 72) Jonás; y Maxi López. Real Madrid (4- 2- 3- 1) Casillas; Sergio Ramos (Raúl Bravo, m. 58) Helguera, Cannavaro, Torres; Diarra, Gago; Reyes, Higuaín (De la Red. m. 86) Robinho; y Van Nistelrooy. Árbitro: Fernández Borbolán. Tarjeta amarilla a Ibagaza, Sergio Ramos. Diarra, Bassinas, Gol: 0- 1. m. 77: Reyes. Paso al frente del Madrid Como era evidente que el Mallorca no iba a arriesgar mucho más mientras el empate continuase vivo, tuvieron los de Capello que echarle un poco más de valor y simplemente con el mejor aprovechamiento de los espacios pasaron a jugar mucho más cerca del área de Moyá, con una ocasión fallida de Diarra. Partidos así sólo pueden cambiar de signo en una acción aislada o una jugada de estrategia y ahí fue donde surgió Reyes, desaparecido hasta entonces, para provocar una falta al borde del área y después tocar con maestría por encima de la barrera. A partir de entonces los blancos desarrollaron sus mejores minutos, mientras que el Mallorca, que había montado toda su táctica para mantener el empate, fue incapaz de cambiar el paso en los minutos finales a pesar de las prisas de su técnico por sacar, ahora sí, dos delanteros. Demasiado tarde.