Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 CULTURAyESPECTÁCULOS LUNES 22 s 1 s 2007 ABC El tercer hombre 28 de enero ¡Qué bello es vivir! 4 de febrero Las nieves del Kilimanjaro 11 de febrero El hombre del brazo de oro 18 de febrero Cyrano de Bergerac 25 de febrero Las películas de nuestra vida El próximo domingo llegará a los quioscos gratis el primer DVD de la colección de cine clásico, El tercer hombre El resto de entregas, los domingos sucesivos al precio de un euro y el cupón del día GUZMÁN URRERO PEÑA Agradezcamos los pequeños favores de la modernidad antes de plantearnos esta duda: ¿cuántas películas alberga nuestra memoria? Gracias al DVD, la respuesta no es tan fácil. Y es que, a decir verdad, este soporte acumula un muestrario formidable, a cuyo origen ya es casi imposible remontarse. ¿Sorprendente? Y provechoso. Hubo un tiempo en que los recuerdos de un cinéfilo no disponían de algo crucial: la carga de la prueba. Sin posibilidad de atesorar y revisar la película, la evocación flaqueaba. Entiéndanme bien, no dudo del romanticismo que aún inspiran los programas dobles, las sesiones matinales e incluso los drive- ins Por supuesto, también defiendo el simple ejercicio de contar las películas. Pero no hay nada comparable a la certeza de poseer el largometraje y disfrutar de él cuando convenga, repasando aquellas escenas que creíamos olvidadas. Con todo, y aun tratándose de un festín para los sentidos, los DVD han proliferado tanto que su exceso puede desorientar nuestro criterio. Aunque necesaria, la amalgama de novedades que invade los comercios resulta, en ocasiones, ambigua. Por ello, frente a la impaciencia y la distracción, los títulos clásicos sirven para equilibrar la escala de valores de cada espectador. Pensándolo bien, hay en ellos un modelo válido- -y sin duda, placentero- -para entender los sentimientos primordiales en torno a los cuales gira nuestra vida. Como prueba, véase lo que entienden por optimismo Carole Lombard y Fredric March en La reina de Nueva York (1937) Es la misma vibración jubilosa que se adueña del pueblo de Beldford Falls en ¡Qué bello es vivir! (1946) Aún hoy, el protagonista de Juan Nadie (1941) provoca un consenso admirativo, y nos cabe tomar de él lecciones de intachable rectitud. Tampoco es un azar la euforia que rebosa en cada plano de Boda real (1951) ¿Entusiasmo nostálgico? De eso justamente se trata. Cómo conseguirla El próximo domingo, 28 de enero, llegará a los quioscos la primera entrega de la colección de cine clásico Joyas del cine con la película El tercer hombre dirigida por Carol Reed en 1949. Este primer DVD es completamente gratuito y se le entregará con el periódico. En lo sucesivo, cada domingo, hasta el 27 de junio día en que termina la colección con el filme Camino de Santa Fe se entregará una nueva película con el cupón del día, al precio de un euro. Así, el domingo 4 de febrero llegará a los kioscos ¡Que bello es vivir! Los suscriptores de ABC recibirán un comunicado en sus hogares con el precio de venta al público de la colección entregada en su domicilio. El domingo, 8 de abril, coincidiendo con la Semana Santa no se entregará ninguna película. rry Lime El tercer hombre 1949) o al nazi Franz Kindler El extraño 1946) refuta los tópicos del villano al uso, lleno de bajezas, y reduce el espacio que separa el pragmatismo de la perversidad. Incluso una cinta de serie B tan humilde como La noche de los muertos vivientes (1968) esconde una poderosa metáfora sobre la sociedad de consumo, impregnada de horror e ironía. Aventura fronteriza ¿Dónde encontrar modelos frente a las contradicciones morales? Todo indica que la épica ha perdido su frescor literario. Por fortuna, el cine ha resistido esa inercia y, según indicó Borges, todavía repite la lección heroica en géneros como el western. No negaré que aún encuentro irresistible ese tipo de aventura fronteriza que, sin perder un destello de su garra, formulan viejos largometrajes como El valle de la venganza (1951) y Camino de Santa Fe (1947) De todas formas, cuando el buen gusto narrativo se desangra por culpa de la reiteración, nada hay más tonificante que un guión perspicaz, al estilo de aquéllos que abundaron en la edad dorada de Hollywood. Títulos como Lo que piensan las mujeres (1941) y El extraño amor de Martha Ivers (1946) Claro que, al margen de ese discurso radiante, hay otros motivos por los que el cine de antaño puede considerarse un método de educación sentimental. No en vano, recorre de arriba a abajo los principales desvelos humanos. Cuando Orson Welles encarna al cínico Ha- nos devuelven a una época en la cual se atendía al cómo y al qué de la narración hasta un punto que casi resulta prodigioso. Hablo de un tiempo en el que era posible una presencia dramática tan imponente como la de José Ferrer en Boda real 15 de abril Lo que piensan las mujeres 22 de abril El gran tipo 29 de abril El extraño 6 de mayo El valle de la venganza 13 de mayo