Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 ECONOMÍA LUNES 22 s 1 s 2007 ABC Inquietud en el sector ante la reforma de la CE sobre frutas y hortalizas JAVIER NATES MADRID. Los productores de frutas y hortalizas vaticinan que la nueva reforma del sector que la Comisión Europea presenta pasado mañana, va a ser bastante peor que la anterior y puede suponer el cese de actividad para muchos productores. El segundo borrador de trabajo de la CE es aún peor que el primero para los intereses del campo español. El punto más polémico es el artículo 51 que permite la compatibilidad de emplear los pagos únicos percibidos por una actividad agraria distinta a la hortofrutícola y destinar esas tierras y esos fondos a cultivar frutas y hortalizas. Además, los productores tradicionales no reciben ningún tipo de ayuda directa, lo que sería una clara discriminación y distorsionaría los mercados. Este pago único supone una importante cuantía; sólo en el caso del algodón sería de 6.000 euros por hectárea, lo que a juicio del director de Fepex, José María Pozancos, generaría una competencia desleal entre los que las reciben y los que no, creando productores de primera y de segunda. Desde Asaja se exige una compensación económica para los productores tradicionales. Las únicas ayudas que perciben los fruticultores son cofinanciadas y se destinan para programas de reinversión o estructuras. Calzada dice que es necesario un código claro, corto e indudable Presenta su libro El buen gobierno en España: un análisis crítico J. H. MADRID. Blas Calzada, ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) no está de acuerdo con el Código Unificado de Recomendaciones sobre Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas elaborado por el organismo supervisor, porque, entre otras cosas, no tiene en cuenta la legislación y así lo pone de manifiesto en su libro El buen gobierno en España: un análisis crítico editado por el Instituto de Estudios Económicos. Calzada, en la presentación de su libro en el salón de actos de la Bolsa de Madrid, señaló que se negaba a llamar a ese texto Código Conthe porque no quiero echarle la culpa al actual presidente de la CNMV de todo lo que está mal hecho que es bastante. Por ese motivo insiste en que es necesario elaborar un nuevo código que sea claro, corto e indudable que deje bien claro cuáles deben ser las informaciones y pautas del gobierno corporativo y qué código de buen gobierno habría que seguir. Estas características son difíciles de aplicar a un código que sirva a todas las empresas como ya se ha demostrado en numerosos códigos de los que existen en el mundo. Estimó que el término gobierno corporativo debe utilizarse para la descripción y pu- Blas Calzada en la presentación de su libro blicidad de los sistemas de gestión mientras que el Buen Gobierno debe emplearse para el correcto funcionamiento de dichos órganos. Para Calzada, las recomen- FRANCISCO SECO daciones de los códigos de Buen Gobierno se dedican, principalmente, a la vigilancia de los ejecutivos de las empresas. Sin embargo, en su opinión, el Buen Gobierno no se li- mita sólo a informar bien y a tiempo ni a explicar el entramado de gobierno de una sociedad ya que es algo más de lo que se demanda También cree que un exceso de información conduce a la desinformación. De todas maneras, Calzada cree que la existencia del gobierno corporativo es ya un hecho en España, pero precisa de algunos retoques, aunque él se mostró partidario de la autorregulación de las empresas a la hora de implantar políticas de Buen Gobierno. Según Calzada, la idea del legislador ha sido que a través de las informaciones relativas al gobierno corporativo se siga un código de buen gobierno que debería ser una refundición de los trabajos de las comisiones Olivencia y Aldama cosa que no se puede hacer, puesto que se basa en la unificación de dos documentos estructuralmente distintos, un informe (el de Aldama) y un código (el de Olivencia) En la presentación del libro también intervinieron el ex ministro de Economía y ex presidente de la Asociación Española de Banca (AEB) José Luis Leal y el director del IEE, Juan Iranzo. Para Leal, el Buen Gobierno de las empresas refleja el grado de madurez de las sociedades y que un código debe mirar la realidad de cada país y adaptarse a ella. Iranzo, por su parte, se mostró preocupado por las posturas intervencionistas en forma de Códigos de Conducta, medidas de RSC o Leyes de Igualdad y Conciliación ya que son mecanismos que reducen la flexibilidad y conllevan menos eficiencia y competitividad Juan Velarde Fuertes LA DINÁMICA REGIONAL ESPAÑOLA ace medio siglo que se publicó por el Banco de Bilbao y dentro de los trabajos relacionados con su centenario, la primera investigación ya muy completa- -anteriormente había existido sólo el precedente de la estimación de Juan Plaza Prieto- -sobre la distribución provincial de la Renta Nacional de España correspondientes a 1955. Ya en ella había participado H Julio Alcaide Inchausti, facilitando además datos esenciales para su confección procedentes del Servicio Sindical de Estadística. Ahora acaba, con su hijo Pablo Alcaide Guindo, de proporcionarnos la publicación Balance económico regional (Autonomías y Provincias) Alos 2000 a 2005 (Funcas, diciembre 2006) Con esa información, por tanto, es posible contemplar medio siglo de evolución de esas magnitudes macroeconómicas españolas, a más de mil aspectos esenciales de la localización de la actividad productiva española. En ese periodo ocurrieron cambios fundamentales en la estructura económica de nuestra nación. Si estudiamos las Comunidades Autónomas, en su participación porcentual en la Renta interior de España, ¿quiénes se han movido con más agilidad que el conjunto de España y quiénes, en cambio, han sido más perezo- sas? Lo primero corresponde a Baleares, Canarias, muy especialmente Madrid- -la que crece con más fuerza- Murcia, Navarra y la Comunidad Valenciana. Andalucía casi está estancada, y ha de tenerse en cuenta que, por el cálculo que se hizo en 1955, se engloba en esta Comunidad Autónoma a las ciudades de Ceuta y Melilla. Las restantes tienen en 2005 una participación en la Renta Interior menor que la que se había estimado para 1955. Experimentan caídas de gran importancia en la participación, Asturias, Castilla y León, Extremadura y el País Vasco. Pero resulta igualmente apasionante observar lo que acontece en las provincias. Veamos lo que ha sucedido con las diez de cabeza en renta por habitante en 1955, teniendo en cuenta la serie homogénea 1955- 1975 publicada por el Banco de Bilbao en 1978. La 1 era Vizcaya y hoy es la 4; la 2, Gui- púzcoa y hoy es la 7; la 3 era Barcelona, y hoy es la 11; la 4 era Madrid y hoy es la 2; la 5 era Álava, y hoy es la 1; la 6 era Valladolid, y hoy es la 9; la 7 era Asturias, y hoy es la 31- -quizás el retroceso más fuerte- la 8 era Cantabria, y dentro del derrumbamiento de la región septentrional costera, hoy es la 20; la 9 era Zaragoza, y hoy es la 8; y la 10, era Navarra, y hoy es la 3. De las diez de cabeza de hoy, sabemos, pues, lo que sucede con siete. Se han incorporado a este grupo, Tarragona, en el puesto 5, y que ocupaba en 1955 el 15; Gerona, en el 6, y que ocupaba el 14, y finalmente, el 10, Burgos, que se encontraba en el 18. Finalmente, de las diez de menores ingresos de 1955, la subida más espectacular es la de Almería, que pasa del puesto 49 al 28 y la caída que más impresiona, es la de Cádiz, del puesto 24 al 48; la de Sevilla, del 17 al 43 y la de Alicante, del 22 al 45.