Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22 s 1 s 2007 INTERNACIONAL 33 Una policía musulmana rechaza estrechar la mano del jefe de Scotland Yard Llevaba el velo y no quiso fotografiarse con Ian Blair en la clausura de un curso EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Una recluta de Scotland Yard se ha negado a dar la mano al máximo jefe del cuerpo, Ian Blair, alegando que su religión le prohíbe el contacto físico con un hombre extraño. Blair había acudido al acto de clausura de un curso de año y medio para reclutas, que ahora pasarán a servir durante dos años en comisarías antes de entrar plenamente en la Policía. La mujer, cuya identidad no ha sido revelada, llevaba el velo islámico y se negó también a ser fotografiada con Ian Blair, porque no quería que la imagen fuera utilizada para fines propagandísticos según publicaron ayer varios periódicos británicos. Se trata de un nuevo episodio sobre la negativa de parte de la población musulmana a renunciar a costumbres supuestamente relacionadas con su religión y que pueden impedir el correcto desempeño de su trabajo en la sociedad. Funcionarios de Policía se preguntan qué ocurrirá cuando la agente tenga que detener a un varón en el momento en que patrulle las calles. AFP Seísmo sin víctimas en Indonesia YAKARTA. Un fuerte terremoto de 7,3 grados en la escala de Richter provocó ayer el pánico en el noreste de Indonesia, en las islas Molucas y Célebes. El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico descartó un maremoto general y no hubo víctimas. En la imagen, habitantes de Manado, en el norte de Célebes, en busca de refugio. Intolerable En un comunicado, Scotland Yard indicó que la mujer mantiene que pone los requerimientos de su labor de policía sobre sus creencias personales, y que sólo ejerce estas últimas cuando tiene la posibilidad de elegir. Una negativa a proceder así no será tolerada Por su parte, la Asociación de Policías Musulmanes ha expresado el total apoyo a la recluta, ya que sus acciones muestran firmeza de carácter, desafían las normas sociales y educan a otros sobre las diversas prácticas de las comunidades londinenses Scotland Yard ha decidido mantenerla en el proceso de formación, ante el temor de que su expulsión aumente aún más la desconfianza de la comunidad musulmana hacia la Policía, cuando ésta además está volcada en el reclutamiento de un mayor número de agentes procedentes de minorías étnicas y de fe islámica. La agente ha sido asignada a una comisaría del oeste de la capital, donde patrullará las calles.