Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 LUNES 22- -1- -2007 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional Los ultranacionalistas vencen en Serbia, pero no obtienen apoyo para gobernar Los dos primeros partidos moderados se sitúan en condiciones de formar Gabinete s Participación alta, superior al 60 por ciento SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. Los ultranacionalistas serbios volvieron a demostrar ayer que son la fuerza política más importante en el país de Slobodan Milósevic, aunque no cuenten en principio con suficiente número de escaños en el nuevo Parlamento para poder formar Gobierno. Los sondeos a pie de urna en los comicios parlamentarios celebrados ayer confirmaron las previsiones, con la victoria del euroescéptico y ultranacionalista Partido Radical Serbio (SRS) que obtendría un 28,5 por ciento de los sufragios. Los radicales no podrán en principio gobernar en Serbia. Pero el alivio que puede sentir Europa es sólo relativo porque las elecciones legislativas de ayer han demostrado que el peligro nacionalista sigue estando presente en el corazón de los Balcanes. El bloque alternativo de partidos democráticos, que se presentó separadamente y con programas diversos, en conjunto obtendría la mayoría de los 250 escaños que integran el Legislativo serbio. El Partido Democrático (DS) del jefe del Estado, Tadic, es la segunda minoría con un 22,9 por ciento, según las proyecciones, y en tercer lugar aparece el Partido Democrático de Serbia (DSS) del priemr ministro Kostunica, con un 17 por ciento, menos de lo que le otorgaban los últimos sondeos electorales. La formación de Gobierno no resultará fácil, pero los analistas descartan que los radicales puedan tener opción pese a haber revalidado su condición de primera fuerza en Serbia. El Partido Socialista del fallecido Slobodan Milósevic ha entrado por las justas en el Parlamento, con un 6,8 por ciento, de los sufragios, y poco podrá aportar a los ultranacionalistas de Seselj para poder formar Gobierno. En Serbia se votó ayer el primer Parlamento de la nueva Constitución como país independiente aprobada el 8 de noviembre pasado. Según las proyecciones de la Ong Centro para las Elecciones Libres y la Democracia, se registró una alta participación electoral de alrededor del 60,3 por ciento de los 6,65 millones de electores que componen el censo electoral serbio. Se trató de la mayor afluencia a las urnas desde 1990 cuando fue introducido el sistema parlamentario y cuando se alcanzó el 71,4 por ciento. lograron superar el listón del cinco por ciento de los sufragios. Entre las formaciones que quedan fuera se encuentran el Movimiento Fuerza de Serbia, del hombre más rico del país, Bogoljub Karic, que hasta hace un año contaba con el 17 por ciento del electorado. En situación similar ha quedado el Movimiento de Renovación Serbia, del hasta ahora ministro de Exteriores Vuk Draskovic, una de las figuras centrales en la lucha contra el régimen de Milósevic. En los comicios participaron también seis listas de candidatos pertenecientes a las minorías albanesa y húngara y a los 800.000 gitanos que viven en Serbia. Si se confirman las proyecciones a pie de urna, el Partido Radical, cuya lista encabeza Seselj, igualará o superará el número de escaños obtenido en los comicios del 2003, cuando obtuvo con el 27,7 por ciento de los votos 82 diputados. El SRS recoge el descontento del electorado con los partidos democráticos cuyos líderes se comunican con dificultades entre sí. Pero también obtiene los votos de los nostálgicos del régimen nacionalista de Milósevic y a aquellos que ven en Occidente una amenaza. Nikolic, que en ausencia de Seselj dirige el partido, sostiene que si logra formar gobierno, (lo que es difícil pero no imposible) se abstendrá de cualquier colaboración con el Tribunal Penal Internacional y bajo ningún motivo reconocerá la Nostalgia y carencias En el nuevo Parlamento sólo figurarán los seis partidos que El presidente Tadic tiende la mano a Kostunica para revalidar la alianza S. T. LIUBLIANA. Entre los primeros líderes políticos serbios que acudieron a votar estuvo el presidente del Estado y presidente del liberal y reformista Partido Democrático (DS) Boris Tadic, que tendió la mano al resto de las fuerzas moderadas, en especial al actual primer ministro y presidente del Partido Democrático Serbio (DSS) Vojislav Kostunica, para formar un Gobierno de coalición. Después del voto es necesaria una nueva responsabilidad declaró Tadic. De perfil claramente proeuropeo, el presidente serbio propone una serie de reformas económicas para acelerar el crecimiento del país sin descuidar la justicia social. Se declara contra la independencia de Kosovo, pero al mismo tiempo promete una mayor colaboración con el Tribunal Penal Internacional (TPI) para desbloquear el proceso de integración europea. Por esta razón invocó ayer la necesidad de establecer una mayor cooperación con la justicia internacional para la captura de los criminales de guerra serbios aún en libertad. La advertencia de Tadic se encuentra relacionada con la actitud de Kostunica, quien en sus dos años de Gobierno prometió una y otra vez cooperar con el TPI, sin jamás cumplir su palabra, lo que llevó a Bruselas a suspender las negociaciones para la firma el Tratado de Estabilización y Asociación de Serbia con la UE. Vojislav Kostunica, primer ministro serbio, deposita su voto durante la jornada electoral de ayer