Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 21- -1- -2007 87 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo Epidemia de perros gordos Las autoridades de Estados Unidos dan luz verde al primer fármaco con receta para tratar la disparada obesidad entre su población canina, con un estimado cuarenta por ciento de animales con problemas de peso POR PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. ¿Es contagiosa la obesidad humana? En un país como Estados Unidos, donde casi la mitad de su población acarrea excesivos kilos, un cuarenta por ciento aproximado del censo de perros sufre de problemas de sobrepeso. Hasta el punto de que los veterinarios empiezan a hablar de una epidemia de obesidad entre los mejores amigos del hombre. Con la consiguiente oportunidad de negocio para la industria farmacéutica que nunca descansa en sus esfuerzos por encontrar una efectiva viagra para enderezar el metabolismo. De hecho, la reguladora Agencia federal de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha aprobado este mes de enero lo que se ha calificado como el primer medicamento para tratar la obesidad en perros. Una ayuda farmacológica dirigida a reforzar los dos principios clave para la pérdida de peso: comer menos y moverse más. A juicio del doctor Stephen Sundlof, director del Centro para Medicina Veterinaria de la FDA, se trata de una bienvenida suma a las terapias animales disponibles porque la obesidad parece estar incrementando char uno de estos especialistas en medicina animal, la gente trata a sus perros como si fueran niños, les consienten todos los antojos Y el resultado de sobrepeso, que no debería sorprender a nadie, se está convirtiendo en uno de los mayores problemas de salud entre la población canina. John Bauer, profesor de Ciencias Veterinarias en Texas, ha llegado a argumentar que los paralelismos entre la obesidad humana y la canina son pasmosos Según Bauer, los perros viven con nosotros y cuando nosotros comemos demasiado, ellos también comen demasiado; cuando nosotros no hacemos el suficiente ejercicio, ellos tampoco lo hacen; y cuando picamos entre comidas, ellos probablemente también lo hacen A juicio de Bonnie Beaver, de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria, se puede decir que estamos matando a nuestros perros con amabilidad Lista de males En las consultas veterinarias se ven cada vez más casos de perros con problemas cardiacos, diabetes, ligamentos dañados, heridas por presión, dolores de espalda y cadera, además de artritis. Se trata de una lista de males relacionada con la obesidad que producen mala calidad de vida y resulta más dolorosa entre perros más grandes. Aunque como ha sentenciado un irónico veterinario en las páginas del New York Times el problema de la obesidad en perros se puede arreglar fácilmente: No podemos impedir que la gente coma Big Macs. Pero sí se lo podemos impedir a nuestros perros Más información: http: www. fda. gov Amy ofrece ayer a su perro un helado durante el concurso de mascotas de Des Moines (EE. UU. AP La fauna de Prozac Junto al nuevo tratamiento para la obesidad, la industria farmacéutica en Estados Unidos lleva años intentando popularizar la prescripción de antidepresivos para animales. Durante la ultima década, fármacos como Prozac Buspar Amitriptyline Clomicalm y similares están siendo gradualmente utilizados para tratar el comportamiento inapropia- do, destructivo o auto- mutilante de perros, gatos, pájaros, caballos y toda clase de ejemplares internados en zoológicos. En la búsqueda de atajos medicados para calmar ansiedades, miedos, estrés y acciones destructivas, por unos 15 euros al mes, los veterinarios antes de tirar de recetario suelen intentar primero terapias de modificación de comportamiento, además de realizar reconocimientos para descartar problemas físicos subyacentes. cial susceptibilidad entre algunas razas como los sabuesos o los labradores. El fármaco recién aprobado, llamado Slentrol (dirlotapide) va a ser comercializado por la multinacional Pfizer a un coste aproximado de un euro por dosis diaria para suprimir el apetito y bloquear la absorción de grasas. Aunque según advierte George Fennell, vicepresidente de Pfizer, no se trata de un pasaporte para abandonar el ejercicio o las dietas El peso ideal Los veterinarios definen a un perro como obeso cuando sobrepasa en un 20 por ciento el peso ideal en función de cada raza. De acuerdo a las estimaciones barajadas por la FDA, por lo menos un cinco por ciento de la población canina en Estados Unidos es claramente obesa. Además del sobrepeso que presenta entre un veinte y treinta por ciento restante. Lo que supone un mercado potencial de casi cuatro millones de perros gordos, con una espe- Un medicamento recién aprobado suprime el apetito, aunque a cambio de destrozar literalmente el hígado El Slentrol que está prohibido para los seres humanos, también causa vómitos en los perros Efectos secundarios De hecho, los fabricantes de comida para perros ya llevan tiempo compitiendo para ofrecer fórmulas bajas en calorías que faciliten el control de peso en mascotas poco atléticas. Slentrol se va a producir en forma de líquido que debe ser administrado diariamente. La duración del tratamiento con receta estará en función del sobrepeso de cada perro, con estudios clínicos que han registrado pérdidas de peso del tres por ciento durante un mes sin cambiar de alimentación. Con todo, el fármaco- -expresamente prohibido para seres humanos y otros animales- -tiene potenciales efectos secundarios no deseados. Según algunos escépticos investigadores, Slentrol tiende a convertir el hígado de sus consumidores en foie gras Aunque los especialistas de Pfizer sólo han detectado como gran inconveniente la propensión a vomitar. Antojos La opinión generalizada entre veterinarios es que esta preocupante epidemia de obesidad entre los perros de Estados Unidos no hace más que reflejar la propensión a la gordura entre sus dueños. Como ha llegado a repro-