Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 MADRID DOMINGO 21 s 1 s 2007 ABC El fumador no puede ser proscrito y perseguido; tiene los mismos derechos que un no fumador Manuel Lamela s Consejero de Sanidad y Consumo No se puede dejar al albur de unas elecciones un cambio de modelo o estrategia que pueda afectar al ciudadano en algo tan sensible como la asistencia sanitaria advierte al reclamar un gran pacto con todas las fuerzas políticas de la Comunidad de Madrid TEXTO: GONZALO ZANZA FOTO: SIGEFREDO MADRID. Manuel Lamela es algo más que el consejero de Sanidad de Madrid. Es la peor de las pesadillas de la ministra Salgado, el político que lidera la voz de las comunidades gobernadas por el PP en materia sanitaria. Le quedan cuatro meses para inaugurar siete nuevos hospitales. nes un cambio de modelo o estrategia que pueda afectar al ciudadano en algo tan sensible como la asistencia sanitaria. -Salvo Puerta del Hierro, que es atípico por su tamaño, estarán capacitados para atender el 90 de las patologías más frecuentes. Cuando esas patologías sean graves o complejas se seguirá contando con los hospitales de referencia regional y nacional. Se percibirá calidad. -Están a punto de inaugurar ocho nuevos hospitales. ¿Cuándo estarán plenamente operativos? -En las próximas semanas ofreceremos al personal sanitario la posibilidad de ir a esos hospitales. Después, un proceso de formación en nuevas tecnologías, puesto que son hospitales inteligentes. En una segunda fase tendremos que incorporar a nuevos profesionales que no están en nuestro sistema. Estamos hablando de más de 4.000 personas. Terminaremos el proceso voluntario a finales de febrero, luego comenzaremos la introducción de nuevos profesionales. Es constatable una realidad: hay muchas especialidades que faltan, hay escasez de profesionales. Deberemos apostar por la incorporación de profesionales de otras comunidades. -En una sanidad de gran calidad como la califican, sorprende que el número de camas se haya reducido desde 2,6 por cada millar de tarjetas en 2002 a menos de 2,2. -El debate de las camas está obsoleto, prehistórico. Hace 20 o 30 años hablar de camas podía ser sinónimo de calidad. Hoy, nuestro objetivo no es tener a los pacientes en cama durante muchos días sino disminuir las estancias medias, apostar por las cirugías ambulatorias, por el hospital de día y por resolver al ciudadano la mayoría de sus problemas sanitarios con el menor coste personal para él. Y el menor coste es que no se está en ningún sitio mejor que en casa. Los nuevos hospitales incorporarán dos mil nuevas camas, de una calidad nunca vista, y habitaciones individuales con cama de acompañante. ¿Por qué tanta politización en la sanidad madrileña? -Es lamentable. Es consecuencia, hasta cierto punto, de la situación política. Una causa, en origen, es que cuando Esperanza Aguirre se presenta a la presidencia tiene como una de sus ofertas electorales más ambiciosas los temas sanitarios. Se plantearon siete nuevos hospitales, que finalmente se convierten en ocho, y 50 nuevos centros de salud, aunque ahora hagamos 56. Eso hace que la oposición centre su tarea de desgaste en esta área. Eso puede explicar, que no justificar, que la oposición se centre en una tarea de demagogia permanente y de desgaste a costa de lo que sea. Piensan que pueden arañar unos pocos votos erosionando la imagen del sistema sanitario. Es un flaco favor que hacen a todos los ciudadanos. Manuel Lamela proviene del equipo económico de Rodrigo Rato de España es lo mismo. El tiempo es razonable. Treinta días es un tiempo en el que el ciudadano, sin patologías graves, no tiene porqué tener ningún problema. Y se demuestra muchas veces que la celeridad en la intervención quirúrgica a veces les lesiona y prefieren esperar algo más para mentalizarse de la importancia de una operación. ¿Cuántos años se da de plazo? -Todos los hospitales deberían funcionar correctamente en año y medio o dos años. -Sin valorar el sistema de medición de la lista de espera quirúrgica, ¿cree razonable el tiempo que tienen que esperar los madrileños para ser operados? -No hay ningún sistema regional de salud en España con niveles de espera como los de la Comunidad de Madrid. Y fuera -Han reconocido problemas en las listas de espera diagnósticas. ¿Son los nuevos hospitales la solución? -Es una parte de la solución. Suponen muchos cientos de consultas nuevas de especialistas y más recursos. Pero hay que hacer más cosas. Nuestro objetivo es llevar a ratios similares de espera máxima a las ¿Qué grado de especialización tendrán los nuevos hospitales? ¿Cree factible un gran pacto? -Es necesario un gran pacto sanitario. Lo propuso el PP a nivel nacional, y la presidenta de la Comunidad de Madrid lo hizo hace dos años a todas las fuerzas políticas y sindicales. Lo básico es ponernos de acuerdo en lo que interesa a todos los ciudadanos. Eso no es una cuestión política o ideológica, sino de mejorar los servicios y la calidad asistencial, dejando de estrangular al sistema sanitario. Y ser capaces de tomar decisiones que garanticen el futuro del sistema público gobierne quien gobierne. No se puede dejar al albur de unas eleccio- El Gobierno de Madrid ha tratado de llevar certeza, certidumbre y credibilidad al sistema sanitario ¿En qué se ha equivocado Manuel Lamela? -Imagino que en muchas cosas. Somos humanos y nos equivocamos. Procuro estar a pie de obra, rodearme de buenos asesores. Pero cuando se toman muchas decisiones al día es posible equivocarse en alguna. Lo que es malo es no rectificar. Si nos hemos equivocado, y hemos sido conscientes, hemos rectificado. ¿Por qué la autocrítica es tan cara? -No lo sé. Quizá sea uno de los defectos más graves de los políticos. Nuestra vida es muy vertiginosa. En esta casa trabajamos 16 horas al día y el resto estamos de guardia. Para ser autocríticos hay que parar y reflexionar y ver qué has hecho bien, qué has hecho regular y qué has hecho mal para rectificar. ¿En qué ha rectificado? -Ahora no lo recuerdo. Pero posiblemente en la ubicación de alguna infraestructura sanitaria, en alguna cuestión relativa al transporte sanitario... Lo importante es que cuando haya errores se reconozcan y rectifiquen. ¿Qué habría que hacer mejor? -Quedan muchas cosas por hacer. No por hacerlas mejor, sino por hacer. En esta legislatura, Esperanza Aguirre pasará a la historia por sentar las bases de un sistema sanitario moderno, dinámico, occidental, de máxima calidad asisten- cial, por mejorar las infraestructuras sanitarias, por incorporar nuevos profesionales sanitarios, por haber reducido la precariedad laboral... No es que haya cosas que rectificar o cambiar, tenemos que seguir trabajando. Este gobierno, y el PP, ha tratado de llevar certeza, certidumbre y credibilidad. Ahora los profesionales sanitarios saben a dónde vamos, qué queremos para ellos y para el sistema, y saben qué metas buscamos, aunque algunas sean difíciles. Los ciudadanos saben cuáles son nuestros objetivos y que lo que les ofrecemos se lo vamos a dar: eso es credibilidad y certeza. Si la presidenta ha comprometido tres nuevos hospitales para la próxima legislatura, hoy no hay nadie en la Comunidad, ni el PSOE ni IU, ni UGT o CC. OO. que lo dude. Queremos seguir avanzando y rematando.