Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 ECONOMÍAyNEGOCIOS Ahorro e Inversión DOMINGO 21 s 1 s 2007 ABC COMPARACIÓN ENTRE UN FONDO QUE CUBRE DIVISA (BBVA) Y OTRO QUE NO (DEXIA) Crecimiento de la Inversión de 10,000 de 01- 01- 2003 hasta 31- 12- 2003 Valor (1,000) Moneda: euros. 15,00 14,00 13,00 12,00 11,00 10,00 9,00 Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. CONSULTORIO BANCA PRIVADA Cuáles son las mejores opciones de inversión para 2007 ¿Qué productos tendrán más demanda y cuáles son sus principales atractivos? 2003 BBVA Dexia FUENTE: Morningstar Fondos de inversión que cubren el riesgo divisa Si decide invertir en un país que no sea de la zona euro, lo primero que hay que hacer es conocer las perspectivas que tiene su divisa VÍCTOR ALVARGONZÁLEZ DIRECTOR GENERAL DE PROFIM, ANÁLISIS Y SELECCIÓN DE FONDOS Corría el año 2003 y Juan Inversor pensó que el índice bursátil que podía tener mayor recorrido alcista era el Nasdaq. Así que, ni corto ni perezoso, decidió suscribir participaciones en un fondo de inversión que invirtiera en dicho índice. Al cabo de un mes recibió información sobre su inversión y no podía creer lo que veía. Su fondo había subido, sí, pero mucho menos que el Nasdaq. Era un fastidio, pero, pensó, será algo temporal. Probablemente el gestor había elegido los peores valores del sector y más tarde volvería a tomarle el pulso al mercado. Decidió esperar otro mes. Cuando le llegó el extracto del Banco, la situación seguía siendo la misma: el Nasdaq subía con fuerza, pero el fondo no aprovechaba igual la subida. Fue a la entidad donde había comprado el fondo y le dijeron que el fondo efectivamente invertía en valores de ese índice. Así que decidió seguir. Descifrar el misterio Un poco antes de que finalizara el año, Juan Inversor tiró la toalla. Su fondo no acababa de estar a la altura del índice y, peor todavía, investigando un poco se dio cuenta de que había fondos que invirtiendo en el Nasdaq iban mucho mejor que el suyo. No sería hasta muciles de suscribir como los que no lo hacen. No es que los fondos que cubren la divisa sean mejores. Solo lo son cuando la divisa en cuestión cae frente al euro. En caso contrario es mejor estar en un fondo que no cuente con esa protección. De hecho, la cobertura es la única ventaja que tienen esos fondos, porque el resto son inconvenientes. De entrada, son más caros. Las coberturas, que suelen realizarse utilizando contratos forward o derivados sobre tipo de cambio, tienen un coste. Cuando cae la divisa ese gasto resulta extremadamente rentable para el fondo. El Nasdaq subía con fuerza, pero su fondo que invertía en ese índice no aprovechaba igual la subida No es que los fondos que cubren la divisa sean mejores. Lo son cuando esa divisa cae frente al euro Comparación Por ejemplo, si comparamos la evolución de dos fondos que en el año 2003 invertían en el Nasdaq, concretamente, BBVA Bolsa USA Crecimiento Cubierto y Dexia Equities L Nasdaq Classic C, el primero- que cubría la divisa- ganó un 49,11 mientras que el segundo, que no lo hacía, obtuvo un 20,79 En cambio, si el dólar se hubiera apreciado frente al euro habría ocurrido lo contrario, y, peor todavía, si la relación de cambio entre ambas monedas no hubiera oscilado mucho a veces también ocurre el coste de la cobertura habría sido un lastre para la evolución del fondo. En cualquier caso, si decide o le aconsejan invertir en un país que no sea de la zona euro, piense antes de nada en qué perspectivas tiene la divisa de ese país. Puede ser la decisión más importante. cho después que Juan Inversor descifrara el misterio. Un día, un asesor especializado le dio la respuesta: Juan se había olvidado de la divisa. En otras palabras, acertó en el mercado, pero no tuvo en cuenta que cuando se invierte en los Estados Unidos se compran dólares, pues en dólares se pagan las acciones que cotizan en Norteamérica. El dólar baja Y el dólar había hecho lo contrario que el Nasdaq: había bajado. Y lo peor de todo: eligiendo el fondo adecuado un fondo que cubriera la divisa el problema podía haberse evitado totalmente. Efectivamente, no solo hay fondos que cubren el riesgo de que la divisa en la que se invierte se deprecie frente al euro, sino que además son tan fá- Todo el mundo tiene la percepción de que el año 2006 ha sido bueno, sobre todo por los máximos históricos que alcanzó el Ibex- 35, que terminó con una rentabilidad anual superior al 30 No obstante, no todos los inversores opinan lo mismo: los conservadores sufrieron un año malo, ya que la liquidez apenas es rentable (ni siquiera supera al IPC) Para los inversores de perfil moderado, es decir, aquellos que buscan preservar su capital, pero que aceptan invertir algo en Bolsa para obtener una rentabilidad por encima de la inflación, tampoco fue un año muy fructífero: se encontraron en mayo- junio con el mayor retroceso de las bolsas en los últimos tres años. Esto les movió a reducir su exposición en el parqué, por lo que se perdieron su espectacular y posterior subida. Por tanto, sólo los inversores con perfil más arriesgado pueden hablar de 2006 como un buen año. En este comienzo de año, conviene por tanto aprender de los errores a la hora de rehacer estrategias de inversión. Para este 2007, pensamos que tendrán mucha demanda productos que han sido comercializados casi como prueba piloto durante 2006, como los hedge funds o fondos de inversión libre, cuyos primeros modelos ya han sido aprobados por la CNMV. Estos productos de gestión alternativa representan la introducción de una nueva categoría de activos, que ya existe desde hace más de 50 años en otros mercados. Ofrecen una atractiva rentabilidad (parecida a la Bolsa) con un riesgo muy controlado (inferior a la renta fija) que se sitúa entre la renta fi- ja y la renta variable. Una adecuada proporción de estos activos produce dos efectos en cualquier cartera de inversión: mejora de la rentabilidad esperada y disminución del riesgo. También tendrán gran demanda los productos que invierten en economía real, con independencia de su formato: fondos o sociedades de capital riesgo, fondo de fondos de private equity, etc. Se caracterizan por ofrecer participación en proyectos de inversión de economía real (empresas) por lo tanto no financieros, bajo una estructura de producto de inversión tradicional y una óptima fiscalidad. La inversión en energías renovables será también un producto de inversión muy apetecible. Banco Madrid recomienda invertir en estos proyectos a través de fondos de capital riesgo especializados en el sector de las renovables, que ofrecen un menor riesgo, una gestión profesional y la supervisión de la CNMV. En el campo inmobiliario, esperamos que los productos de inversión se fijen menos en las promociones inmobiliarias y se centren más en los activos de calidad en rentabilidad, como oficinas o locales comerciales con inquilinos de primera línea que garanticen una adecuada rentabilidad. Las preguntas pueden ser enviadas a esta dirección de correo electrónico: ahorroinversion abc. es Espacio elaborado con la colaboración de: La Bolsa española tuvo un comportamiento brillante en 2006.