Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍAyNEGOCIOS En portada s La polémica sobre las viviendas vacías en España DOMINGO 21 s 1 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) riores, el coste alcanzaría los quince euros, lo que supone que cada propietario se verá obligado a desembolsar entre 3.285 y 5.475 euros anuales. Para el consejero de Vivienda del Gobierno vasco, Javier Madrazo, esta medida surge como respuesta a lo que en su opinión supone un lujo inadmisible que los propietarios tengan su vivienda absolutamente desocupada y sin ningún uso cuando hay muchas personas que necesitan acceder a ella. Una medida de este tipo, tiene encaje legal aunque es necesario tener en cuenta cada caso concreto para evitar gravar viviendas que están vacías por motivos justificados, como pueden ser los laborales o la atención a familiares Evidencias ¿Cómo descubrir los motivos injustificados La nueva ley admitirá como evidencias los LOS IMPUESTOS DE LA VIVIENDA IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) Se paga únicamente en la transmisión de viviendas nuevas. Para vivienda nueva se aplica un 7 y para vivienda nueva de VPO, un 4 Impuesto sobre las Transmisiones Patrimoniales Se aplica en las compraventas de viviendas de segunda transmisión o posterior transmisión. El tipo se sitúa en el 6 %o 7 según Comunidades Autónomas Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) Grava los documentos notariales, en este caso la propia escritura de compraventa, el tipo aplicable es del 0,5 El 0,1 en las Comunidades Autónomas con régimen foral Plusvalía Generalmente la paga el vendedor. Varía, dependiendo de las características de la vivienda y de los municipios y comunidades autónomas donde se encuentre ubicada la vivienda. El vendedor es, legalmente, el obligado al pago. Asimismo, el vendedor podrá deducir el 75 de la cuota satisfecha en la declaración del IRPF Impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) Es una tasa municipal, comúnmente conocida como contribución urbana que grava la propiedad de una vivienda. Se paga anualmente en el Ayuntamiento, en función del valor catastral ORTEM asignado a la casa consumos de luz, agua y gas anormalmente bajos como también considerará sospechoso que el propietario reciba su correo habitual en un domicilio distinto al investigado, que se comunique por teléfono o internet desde otros lugares y que declare una dirección diferente para el DNI u otros trámites. Además, la nueva ley admitirá los testimonios del vecindario o de inspectores oficiales, y las autoridades actuarán ante la negativa injustificada del titular de la vivienda a facilitar la comprobación de la Administración cuando no exista una causa verosímil Con la medida se prevé movilizar las 26.000 viviendas vacías que hay en el País Vasco, región donde el número de personas que viven de alquiler es el más bajo de los últimos quince años, con apenas un 4,5 Las encuestas del Servicio Vasco de Vivienda revelan que cada vez más ciudadanos se conformarían con un piso de alquiler: el 72 de los jóvenes y el 43 de las familias que necesitan cambiar de casa. La llama ya está encendida en el País Vasco y su estela corre como la pólvora hasta alcanzar otras comunidades. Cataluña- -gobernada por el tripartito que lidera Montilla- -también ha plasmado estas penalizaciones sobre el papel en su proyecto de Ley de Vivienda: se pretende que las casas vacías pasen a formar parte de la red de mediación social para el alquiler, favoreciendo que el propietario acceda a ponerla en alquiler a través de la intervención pública. Si el propietario no acepta y la casa permanece vacía, es cuando se puede expropiar. No obstante, la Generalitat ha explicado que esta medida sólo se aplicará en zonas de mucha demanda y cuando el piso permanezca deshabitado permanentemente. La fuerte oposición a la medida expresada por distintos sectores económicos y sociales, motivó que el Ejecutivo catalán la dejara aparcada. UGT de Cataluña no tardó en calificar como de humo la propuesta de la Generalitat, ya que ni tiene un censo de cuántos pisos se encuentran en esta situación, ni un cuerpo de personal con la función de vigilar el mercado inmobiliario, ni la capacidad legal para establecer y dar respuesta al inmenso conjunto de casuísticas que se pueden dar El parque vacío Según la Fundación de las Cajas de Ahorro (FUNCAS) el parque de viviendas vacías en España ronda los tres millones de pisos. La Fundación señala que la mayoría de estas viviendas, un 41,2 se encuentra en las principales ciudades españolas y sus coronas metropolitanas, mientras que las viviendas secundarias se concentran en los municipios de menor tamaño, un 53,9 y en las costas turísticas. Barcelona y Madrid son las ciudades con mayor proporción de tipos de viviendas en el parque nacional, al representar el 9,9 cada una, mientras que en Valencia y Alicante ese porcentaje desciende al 6,7 y al 5,6 respectivamente, y en Sevilla y Málaga al 3,6 y 3,5 Por su parte, las viviendas secundarias se concentran principalmente en Alicante, con un 8,4 del mercado nacional, mientras que Madrid acapara el 8,2 Valencia el 5,9 Barcelona el 5,8 y Málaga y Tarragona el 4,8 y el 4,4 respectivamente. Desde Funcas señalan que el 18,5 de las viviendas vacías que existen en el parque español no está en buen estado y sitúan la edad media de los pisos en 38,7 años. También indican que las proporciones en las diferentes provincias van desde el 13,3 que se registra en Madrid al 30 %o 35 en provincias como Soria, Ávila, Teruel o Burgos. venta o alquiler. Para empezar- -matiza Gregorio Izquierdo- el marco jurídico de arrendamiento es muy rígido y deja desasistidos a los propietarios de los pisos de alquiler, ya que no garantiza los derechos de propiedad, de intimidad, no aporta soluciones cuando hay una situación de impago o cuando los inquilinos producen desperfectos en la vivienda. Ante este panorama, en vez de ofrecer soluciones prácticas, el Gobierno decide castigar a la víctima. Si hay un mercado intervenido en exceso, ése es el inmobiliario Efecto contrario Pese a que el efecto que se busca con gravar las viviendas es que salgan al mercado más posibilidades de alquiler, los expertos en la materia consultados por ABC consideran que es muy probable que, incluso, se produzca un efecto contrario. Aunque es cierto que a corto plazo a algunos propietarios no les quede más remedio que alquilar sus pisos, otros, sin embargo, decidirán colgar el cartel de se vende Además, se prevé que a largo plazo, al no propiciar un marco jurídico favorable, las familias serán más reacias a realizar el esfuerzo que supone comprar un piso para ponerlo en alquiler, con lo que tampoco se contribuye a aumentar el mercado de arrendamiento. Se mire por donde se mire, es una medida contraproducente. Para lograr el efecto buscado es imprescindible contar con una fiscalidad favorable al alquiler- -afirma Gregorio Izquierdo- Las medidas propuestas únicamente contribuyen a incrementar los ingresos públicos Es una cuestión de sentido común. Nadie renuncia por nada a obtener la renta que le podría procurar arrendar un piso en propiedad- -explica Pablo Mato, portavoz del PP en el área de vivienda- La única respuesta es que convertirse en casero supone una auténtica aventura. Así que antes de recurrir a la sanción, habría que remover y reformar los obstáculos responsables de que el mercado de alquiler sea tan inseguro Mato afirma que en 2003 el Partido Popular ya modificó la resolución judicial para este tipo de conflictos, concretamente en la Ley de Ordenamiento del Poder Judicial mediante la que se creaban juicios rápidos civiles para estas cuestiones, que posteriormente no han sido desarrollados por el Gobierno socialista afirma Mato. El portavoz del PP insiste además en que por mucho que se agilicen estos juicios, la ejecución de las sentencias es todavía demasiado lenta. Por ello, nosotros hemos propuesto la creación de unos juzgados específicos para la vivienda, hay Algunos expertos consideran que con estas medidas se conseguirá un efecto contrario al deseado Fórmulas alternativas Aún así, a la iniciativa de Cataluña también se suman Andalucía, la Comunidad Valenciana, La Coruña, Extremadura... Sin embargo, algunas regiones como Madrid se oponen y buscan fórmulas alternativas. Algunas voces alertan de que en la actualidad no existen tantos pisos vacíos, y que hace falta definir qué es una vivienda desocupada. En el censo de viviendas vacías se incluyen desde los pisos a los que se da uso de oficina, los que están en rehabilitación, las segundas residencias, las viviendas en pleno proceso judicial, por litigio, en proceso de venta, en trámites de cambio de inquilino o, aquellas viviendas que en el momento en que el agente central del censo llamó a sus puertas no había nadie en casa. Afirmar que existen tres millones de viviendas vacías es un mito que se alimenta de demagogia- -apunta Gregorio Izquierdo, director del Servicio de Estudios del Instituto de Estudios Económicos- Lo primero que hay que hacer es definir conceptos y profundizar en el asunto para preguntarse cuál es la razón por la que alguien decide mantener un piso vacío y, por tanto, renunciar a la rentabilidad que supone su ABC