Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA DOMINGO 21 s 1 s 2007 ABC La obesidad, prioridad médica en 2007 Europa ha marcado el objetivo y los médicos españoles se han lanzado a él convencidos de su importancia: la lucha contra la obesidad será la batalla médica preferente este año POR DOMINGO PÉREZ MADRID. De los siete mayores factores de riesgo de muerte prematura, aparte del tabaco, los otros seis- -la tensión arterial, el colesterol, el índice de masa corporal, la ingesta inadecuada de fruta y verdura, la inactividad física y el consumo excesivo de alcohol- -se encuentran directamente relacionados con la forma de comer, beber y movernos. Por tanto, no puede extrañar a nadie que el Comité Permanente de los Médicos Europeos se haya fijado para 2007 el objetivo prioritario de luchar contra la obesidad. En este sentido, la Comisión Europea tiene previsto adoptar un libro blanco sobre nutrición y actividad física antes del próximo mes junio. Y, en la misma línea, la Organización Médica Colegial de España (OMC) se ha puesto manos a la obra para intentar aportar su granito de arena en esta dura batalla contra una de las peores epidemias que asola la sanidad mundial. Entre sus primeras medidas se ha situado la publicación y distribución de 30.000 ejemplares de un librito Motivos de alarma El 20 de los adolescentes españoles presentan factores de riesgo cardiovascular debido al sedentarismo y las dietas ricas en grasas saturadas- -como el exceso de bollería industrial- Pero hay otros riesgos que también les acechan por una mala alimentación, como la hipertensión o el colesterol. Los niños obesos tienen hasta un 50 más de posibilidades de convertirse en adultos obesos. La obesidad supone hasta el 8 de los costes sanitarios. En la Unión Europea hay 2 millones de personas obesas y cada año 400.000 niños se unen a esta lista. de 72 páginas titulado: Una alimentación cardiosaludable que se se repartirá entre los médicos de familia. Marca este documento, coordinado por el doctor Francisco Toquero, especialista en Nutrición Clínica y Dietética, las líneas maestras de lo que debe ser una forma de alimentarse que sirva para mantener la salud, prevenir y tratar enfermedades Y no existe mejor forma de hacerlo que apuntándose a la dieta mediterránea, a lo que hacían nuestros abuelos y que se ha ido perdiendo. Las características de esta dieta se basan, de acuerdo con los datos que ofrece en el libro el departamento de Nutrición de la Universidad de Navarra, en: La variedad de alimentos, el consumo abundante de cereales y derivados (pasta, arroz, pan... ¡Qué sean inte- grales, por favor! legumbres, frutas y frutos secos, verduras, hortalizas, pescados (azules y dos veces por semana, mínimo) aves (sin piel ni grasa) huevos (máximo tres por semana) derivados lácteos (desnatados o semidesnatados) aceite de oliva, reducir la carne, sobre todo la roja, y consumir vino moderadamente (no más de dos copas al día) en las comida principales Y todo ello acompañado por un poco de ejercicio diario, el equivalente a una hora de paseo. Niños y adolescentes Sin embargo, dentro del problema general, lo que más inquieta al colectivo médico es la obesidad que afecta a los niños y adolescentes. Al respecto, Juan José Rodríguez Sendín, secretario general de la OMC, recuerda: Es necesario que se adquieran hábitos saludables en los primeros años de la infancia y adolescencia sobre estilos de vida, tipos de dietas y ejercicio físico Especialmente- -insiste- -cuando se ha demostrado que la sociedad actual favorece la inactividad física y el consumo de alimentos hipercalóricos, que, asociados al sedentarismo, están deter-