Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA DOMINGO 21 s 1 s 2007 ABC López Aguilar inicia su precampaña sin idea inmediata de dejar de ser ministro Su reticencia a abandonar el Gobierno ha provocado varios incidentes protocolarios y duras críticas tanto de CC como del PP PABLO ALCALÁ SANTA CRUZ. El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, escenificó este fin de semana el que es el segundo de sus mítines como candidato a la presidencia de Canarias. La apertura de la precampaña vino acompañada ayer de la ausencia de noticias sobre su cese en el Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero, que, según el propio ministro y candidato socialista, tiene ya una fecha, que se negó a desvelar. El ministro canario había anunciado hace veinte días su intención de permanecer al frente del Ministerio de Justicia hasta el mes de abril, es decir, un mes antes de las elecciones a las que concurre como candidato en su tierra natal. Su reiterada reticencia a abandonar el cargo ministerial ha cosechado hasta la fecha críticas unánimes de sus adversarios políticos, que consideran que el ministro hace uso de sus funciones como tal para promocionarse como candidato. Desde que su involuntaria candidatura fuera hecha pública, Ferraz ha promovido la imagen de López Aguilar en diversos actos que, a priori, protagonizan normalmente otros compañeros de Gabinete. sentante del Gobierno isleño. Lo cierto es que, por un error en la organización, ambos habían recibido idéntica invitación. Pero el ministro se presentó en el acto a sabiendas de la confusión; portando el Real Decreto que regula el ordenamiento general de precedencias en el Estado, que establece que sólo pueden delegar sus funciones el presidente del Gobierno de España y el Rey El aún titular de Justicia y candidato a la presidencia canaria, este viernes en un mitin en Tenerife del PSC- PSOE considera que el candidato está perdiendo un tiempo de oro para ocuparse plenamente de intentar ganar las elecciones de mayo en Canarias, al estar en su tierra únicamente los fines de semana. López Aguilar es un político bastante conocido y considerado en su provincia natal, Las Palmas, pero el socialismo tinerfeño teme por su proyección en la provincia occidental, que ha sido históricamente la que ha proporcionado al PSOE la gran mayoría de sus apoyos en Canarias. Es esta situación la que hará que el ministro, como insinuó ayer, acceda a dejar su cargo en el Gobierno antes de la fecha que en principio anunció: abril de 2007. Otro de los inconvenientes que sus propios compañeros de Canarias ven a su designación es la nula experiencia que el mi- EFE Dudas en sus propias filas En el transcurso de una conversación informal, uno de los adversarios políticos de López Aguilar se lamentaba ante ABC de no poder enorgullecerse plenamente del noble gesto de un ministro español, porque se hace un evidente uso electoral del mismo Se refería el político nacionalista al incidente protagonizado por López Aguilar en Riad, capital de Arabia Saudí, donde canceló una comparecencia ante la negativa de la Universidad islámica Imam de permitir la entrada de las mujeres periodistas que acompañaban al ministro en su gira por aquel país. La doble condición de López Aguilar tampoco resulta cómoda a los propios socialistas canarios. Un importante sector Un candidato a la fuerza López Aguilar fue elegido candidato socialista en Canarias el pasado 28 de octubre, y en contra de su voluntad. En una entrevista concedida a ABC, siete meses antes, el ministro de Justicia declaraba que No entra en mis perspectivas dejar el ministerio para incorporarse a la política canaria. Cuando llegue el momento ayudaré a mis compañeros a obtener en Canarias una victoria añadía el ministro, que mantuvo esta postura hasta 35 días antes de su designación por el PSOE. Para acceder a los deseos de Blanco y Zapatero, Aguilar puso como condición permanecer al frente de Justicia hasta que lo creyese oportuno. nistro tiene en política regional, ya que ha desarrollado su carrera política fundamentalmente en Madrid, y la incógnita sobre su permanencia en las Islas en caso de que su partido no consiga hacerse con el Gobierno de Canarias. La irrupción de López Aguilar en una tierra donde la formación de gobierno ha precisado de pactos desde las primeras elecciones democráticas, le deja además una sola alternativa, a priori, para ser presidente de Canarias: ganar por mayoría absoluta. Su entrada ha incomodado a los otros dos grandes partidos de Canarias PP y Coalición Canaria, que como el propio ministro advertía ayer, muestran gestos nada disimulados de aproximación Su pacto con unos y otros se antoja muy difícil. El ministro omnipresente En noviembre de 2006, el candidato socialista fue designado por el Gobierno como su ministro de Jornada, para realizar una gira conmemorativa de la primera visita de un Rey español a Canarias. Durante los cinco días que transcurrió la visita de Sus Majestades, Aguilar acompañó a la comitiva por las siete islas, siendo esta la primera ocasión en que un ministro de Justicia se ocupaba de tales funciones. La tensión creada por la doble condición de López Aguilar alcanzó su punto álgido a principios de diciembre, cuando la presidenta en funciones del Gobierno de Canarias, María del Mar Julios, abandonó un acto en el que fue invitada para presidir y clausurar, ante la negativa de López Aguilar a ceder el puesto principal a la repre- Revilla se niega a rectificar la acusación contra Rajoy de alentar una guerra civil ARANCHA BELLO SANTANDER. Y si a este señor, ahora le tocara gobernar, ¿qué vamos? ¿A la guerra civil? Estas palabras del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, han provocado un rechazo unánime en las filas del Partido Popular, desde las que se ha exigido a Revilla que se disculpe con el presidente de su partido, Mariano Rajoy. El jefe del Ejecutivo regional considera, en cambio, que no tiene que rectificar nada de lo dicho tras la entrevista que mantuvo con Zapatero. Para Revilla, el PP trata de tergiversar y sacar de contexto sus declaraciones. Sobre la polémica frase, afirmó que en ningún momento dijo que Mariano Rajoy provocaría una guerra civil si fuera presidente sino que, simplemente, valoró la política antiterrorista del Partido Popular y, que considera además, que no lo hizo de forma ofensiva Quieren imputarme una afirmación que ni he hecho ni se corresponde con mi pensamiento dijo. Aun así, el presidente cántabro matizó, que la crispación actual, está provocada, en gran medida, por la posición del presidente popular. Al margen de la discusión por los términos en los que dijo la frase, el presidente sí precisó que aunque no está de acuerdo con Mariano Rajoy, éste le merece el mayor de los respetos El único objetivo que persiguen los populares, según Revilla, es desviar la atención de lo verdaderamente importante que fueron los logros obtenidos para Cantabria tras ese encuentro Una opinión que comparte con su vicepresidenta, Dolores Gorostiaga, quien aseguró que Revilla en Moncloa consiguió importantes acuerdos para la región Sobre la grabación realizada en la Conferencia de presidentes, donde Zapatero se refería al atentado de la T 4 como un accidente y que trascendió a la prensa, el presidente de Cantabria explicó que no ha acusado en ningún momento al presidente de La Rioja, Pedro Sanz, de haber sido el autor de la grabación: He dicho claramente que no sé quién lo grabó, pero sí quién lo contó, como el propio presidente de La Rioja ha reconocido y como pueden corroborar las decenas de periodistas que fueron testigos de sus palabras precisó el jefe del Ejecutivo cántabro.