Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S 6 20 1 07 EL DIARIO DE JENNIFER ZAMBUDIO 16 S 6 LOS SÁBADOS DE ROSA BELMONTE Contra Armani e ha llamado Julia indignada con Armani (con Giorgio) al que desde luego no conoce de nada. Dice que tenemos que ir a la puerta de alguna de las tiendas en Madrid para protestar enérgicamente, con pancartas y pitos. Claro, como por la calle Serrano o por Ortega y Gasset no pasa nadie. Para protestar por lo que el italiano le ha hecho a Cayetano, a nuestro Cayetano, el niño de nuestros ojos. Cayetano, luz de nuestras vidas, fuego de nuestras entrañas. Ca- ye- ta- no. Con la punta de la lengua se nos ocurren otros viajes. A Cayetano tampoco lo conocemos. Mejor para él. El problema es cómo el diseñador lo ha vestido para su desfile en Milán y, sobre todo, cómo lo ha peinado. Vamos, que tiene que venir el tío este de los calcetines blancos, engañar al niño y ponerle esa camisa de Mortadelo, que parece que no tiene cuello. Por muy a medida que sea el esmoquin va hecho un mamarracho me grita al teléfono (al otro lado del hilo telefónico, como dicen en la tele) mientras tengo delante una cliente llorando porque un juez va a conceder el tercer grado a su marido y dentro de poco estará en la calle. No se ha separado de él porque como estaba en la cárcel la señora pensaba que ya tendría tiempo y ahora ve que ha llegado el momento. Yo también estoy asustada porque el menda no sólo es un delincuente que estafó a cientos de personas vendiéndoles casas que no existían en pueblos que ni siquiera están en el mapa (al menos de España) sino que también es un depredador a falta de varios hervores. La última vez que lo vi se me acercó, se chupó el pulgar, se lo pasó por su solapa, luego por la mía y me dijo: Preciosa, ¿y si nos quitamos esta ropa mojada? Seguro que lo había oído en una película o algo así (en un libro lo dudo) y pensó que sería un modo infalible de ligar. De lo que sí es un modo es de dejar pasmada a su interlocutora de ropa húmeda, lo que puede ayudar. Cuando Julia se enfríe se le olvidará lo de Cayetano. O al menos no seguirá proponiendo lo de protestar porque yo no pienso ir a ningún sitio a llamar la atención por semejante idiotez. También me propone tirar en la puerta de la tienda la ropa de Armani que ya no nos ponemos. Menudo mérito, porque, claro, no va a tirar la nueva. Si por lo menos hiciéramos una excursión a Milán para hacer allí el tonto. Allí donde no nos conoce nadie, todavía. Pero aquí no paso esa vergüenza. Aunque podría ponerme el verdugo de Prada M El problema es cómo el diseñador lo ha vestido para su desfile en Milán y, sobre todo, cómo lo ha peinado. Vamos, que va hecho un mamarracho para pasar desapercibida. Yo las vergüenzas que estoy dispuesta a pasar tienen que ver con mi propia seguridad. Por ejemplo, tienen que ver con los ascensores y con quién me subo en uno. El otro día, a una hora que no estaba el portero (que ahora alterna llamarme cariño con cielo) abrí la puerta de la calle, me fui hacia el ascensor y cuando lo había llamado me di cuenta de que tenía detrás dos tíos con una pistola. Sí que la pistola era de silicona pero por mí como si hubiera sido una zambomba con su amenazante palo. No me monto con dos tíos en un ascensor. No eran como Manolo y Benito. Eran como dos Benitos. Bueno, es que si llegan a ser como dos Manolos, como dos Ángel de Andrés (el tío de la espalda como un camión) ni siquiera habríamos cabido. Y en caso de ser de los malos no les habría durado ni una amenaza. Eran más pequeños que yo pero eran dos y hombres, lo que me pareció suficiente para, cuando llegó el ascensor, y ellos, con amabilidad ecuatoriana me invitaron a pasar primero, decirles que subieran, que estaba esperando a mi marido. En estos casos el marido es el primo de Zumosol. Pero, vamos, que uno de los tíos es Cayetano y tampoco subo. Un hombre en la cama es un hombre en la cama, como diría Luis Ciges en Amanece que no es poco Y quien dice cama dice ascensor. Cayetano Ordóñez, desfilando en Milán con un esmoquin de Armani, de esos que hace a medida