Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA SÁBADO 20 s 1 s 2007 ABC La Delegación del Gobierno en Alicante elude proteger a un juez amenazado El Ejecutivo valenciano le ha puesto escolta tras recibir una carta que habla de ETA ISABEL RODRÍGUEZ DE LA TORRE VALENCIA. El presidente de la Audiencia Provincial de Alicante, Vicente Magro, ha solicitado protección policial tras recibir una carta con amenazas de muerte. Según fuentes de la investigación, la misiva, recibida el jueves pasado en la Audiencia de Alicante por el máximo representante de la judicatura en la provincia, no está firmada; tampoco lleva impreso ningún anagrama ni logotipo que pudiera identificar a su emisor. Los temores, sin embargo, se han disparado por la inclusión de algunas referencias que conducen al País Vasco y porque en el texto, según fuentes de la investigación, se responsabiliza a los jueces de la ruptura de la tregua de ETA. La Policía Nacional ha minimizado este episodio y ha tratado de tranquilizar al presidente de la Audiencia de Alicante, muy afectado por el tono del escrito, por sus posibles consecuencias y por el contexto en el que se produce, después de que el pasado 30 de diciembre, con el atentado de Barajas, ETA pusiera fin a casi tres años sin bombas. la Comunidad Valencia y de la Policía. Según fuentes del caso, el presidente de la Audiencia alicantina habló personalmente con el comisario jefe de Alicante y solicitó protección policial. Según las mismas fuentes, la respuesta de los mandos policiales, que minimizaron el asunto, no fue la esperada por Magro. Su petición de protección no fue atendida. La falta de respuesta de la Delegación de Gobierno ha indignado al magistrado- -que ayer se desplazó a Madrid e informar de lo sucedido al Consejo General del Poder Judicial- y al propio De la Rúa. Este último es, junto al fiscal jefe del TSJ, Ricard Cabedo, el único representante de la carrera judicial que dispone de escolta en toda la Comunidad Valenciana. Tras tener conocimiento de las amenazas recibidas por el presidente del máximo órgano judicial de la provincia de Alicante, el Gobierno regional le ha ofrecido su colaboración. El consejero de Justicia ha ordenado que se le ponga protección policial y un coche oficial para sus desplazamientos. Maira Rivera con la foto de su hijo, Galo Wilson, fallecido en un accidente de tráfico YOLANDA CARDO Culpa del accidente mortal que sufrió su hijo a los niños que lo acosaban en el colegio Los compañeros de clase manipularon los frenos de la bicicleta de Galo Wilson, de once años, antes de que fuera atropellado por un coche en una calle de Barcelona ÁNGEL MARÍN BARCELONA. Los niños que le insultaban, pegaban y acosaban en el colegio asesinaron a mi hijo y quiero que paguen sus padres por ello afirmó ayer Maira Rivera, una mujer de origen ecuatoriano. En los próximos días, aseguró la mujer, su abogado presentará una demanda civil contra los progenitores de los menores que provocaron el accidente mortal de su compañero de clase. Los niños manipularon los frenos de la bicicleta de Galo Wilson, que acabó empotrándose contra un coche en el cruce de la calle Cartagena con Sant Antoni Maria Claret, en Barcelona. El atestado instruido por la Guardia Urbana sobre estos hechos, ocurridos el 7 de mayo de 2005, confirma que los cables correspondientes a la zapata derecha del freno anterior y a la zapata izquierda del freno posterior se encontraban fuera de su alojamiento, impidiendo que el mecanismo del sistema de frenado de la bicicleta funcionara La policía municipal descartó que dicha anomalía se produjera como consecuencia de la colisión de la bicicleta contra el turismo, siendo evidente la manipulación de dicho sistema de frenado mediante la liberación de dichos cables que confirmaría que éstos no funcionaban En el juicio civil por este accidente mortal, según explica Maira Rivera, este menor reconoció ante el juez que manipuló los frenos de la bici de Galo Wilson. La sentencia absolvió al conductor del coche y a su aseguradora de cualquier responsabilidad. Un mes más tarde, el 13 de abril de 2006, la madre recibió una carta de la Fiscalía de Menores del Tribunal Superior catalán en la que se comunica el archivo del caso al no haber cumplido el menor la edad de 14 años en el momento de la comisión de los hechos La madre, que padece una depresión y un trastorno de ansiedad por el que recibe tratamiento psicológico y psiquiátrico, no se resigna a que el asesinato de su hijo quede impune. Quiero que se haga justicia y que los padres paguen, y si no tienen dinero, que vendan su casa, y así se acordarán toda la vida de lo que hicieron sus hijos con el mío. Yo nunca podré olvidarlo dijo Maira con llanto desconsolado. La mujer afirmó que la muerte de su hijo es un caso de bullying porque era insultado, golpeado y acosado por el compañero que manipuló los frenos. La dirección del centro docente niega tal extremo. Matasellos de San Sebastián El matasellos del sobre recibido por Magro remite a San Sebastián. Las alusiones expresas a EuskalHerría han llevado al magistrado y a su entorno a temer que pudiera tratarse de una amenaza enviada por algún colectivo de la izquierda abertzale próximo a los postulados que defiende ETA. Según fuentes de la investigación, el contenido de la carta es bastante inconexo y en ella se advierte de que hay varios jueces de la Comunidad Valenciana que están siendo objeto de seguimiento Esta circunstancia ha generado gran inquietud en un colectivo que en más de una ocasión ha estado en el punto de mira de la banda terrorista, también en la Comunidad Valenciana, y observa ahora la ruptura de la tregua con preocupación y desconfianza. Inmediatamente después de la recepción de la carta, Magro puso los hechos en conocimiento del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Entre los objetivos de los terroristas desde hace años No es la primera vez que el nombre del presidente de la Audiencia Provincial de Alciante aparece relacionado con ETA. Ya figuraba en unos documentos incautados a un comando desarticulado por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado hace varios años. Entre los papeles intervenidos en el transcurso de una operación antiterrorista desarrollada en el sur de Francia figuraban listas de posibles objetivos. Fuentes judiciales explicaron ayer que en el documento recibido el jueves por el presidente de la Audiencia alicantina se alude a otros dos miembros de la judicatura valenciana, aunque no se les menciona expresamente. Situación de pánico El desnivel (descendiente) y la longitud de la calle Cartagena (370 metros) por la que circuló Galo Wilson hizo que la bici adquiriera una velocidad considerable hasta chocar con el coche. La falta de reacción del niño al comprobar que iba sin frenos es atribuida por los agentes a su corta edad, a la falta de experiencia y a la situación de pánico de ese momento El atestado del accidente mortal concluye diciendo: Que de las manifestaciones de los menores que acompañaban a Galo Wilson en el momento del accidente, se desprende que presuntamente uno de los dos manipuló los frenos de la bicicleta, lo