Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 19 s 1 s 2007 VIERNES deESTRENO 77 Un poco más sobre la saga Kennedy Bobby película coral dirigida por Emilio Estévez, hace un relato de una serie de personajes congregados en el hotel Ambassador de Los Ángeles el día del asesinato de Robert Kennedy PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Impulsada por ese apetito casi insaciable que genera todo lo relacionado con los Kennedy, la película Bobby llega hoy a las carteleras españolas mientras su distribuidor, el legendario Harvey Weinstein, intenta promocionarla como una opción viable para los Oscars pese a haber recaudado sólo once millones de dólares en Estados Unidos y haber dividido a la crítica. Pero últimamente en Hollywood, con toda su egocéntrica peculiaridad, un éxito limitado no impide una resurrección estelar durante la noche de los Oscars, como ocurriera el año pasado con Crash Como el filme de Haggis, la película dirigida, escrita e interpretada por Emilio Estévez es una producción coral y centrada en Los Ángeles con el objetivo de retratar la conflictiva sociedad de EE. UU. en los sesenta. Una explosiva década marcada por Vietnam, la lucha por los derechos civiles y magnicidios como el del presidente Kennedy o Martin Luther King. Para este ejercicio de nostalgia, Bobby se concentra en una serie de personajes congregados en el Hotel Ambassador el 4 de junio de 1968, el día en el que Robert Kennedy ganó las primarias de California para, inmediatamente despues, ser asesinado. En la construcción de este retablo sociológico, Emilio Estévez ha constado con una lista de rutilantes estrellas, que incluye a un magistral Anthony Hopkins, en el papel de un jubilado conserje. Con él, Martin Sheen, William H. Macy, Freddy Rodríguez, Harry Belafonte, Laurence Fishburne, Christian Slater, Elijah Wood, Ashton Kutcher, Lindsay Lohan, Heather Graham, Helen Hunt, Sharon Stone y Demi Moore. Este apabullante reparto, retribuido con salarios mínimos, confirma las privilegiadas conexiones de Emilio Estévez y su padre, Martin Sheen. Aunque el novicio director reconoce que al principio nadie quiso invertir en su película in- Anthony Hopkins, Emilio Estévez, William H. Macy y Harry Belafonte, durante el rodaje de la película dependiente, fue un hombre de negocios ruso con pasaporte belga, Michel Litvak, decidió financiar el proyecto- -y de paso conseguir un papelito para su novia, Svetlana Metkina- La película fue rodada en 37 días, con un presupuesto inicial de 5,5 millones de dólares, aunque al final terminaron gastando casi diez millones. Con todo, el gran ausente de esta película, que contrasta lo cotidiano con la calamidad, es su nominal protagonista, Bobby Kennedy, cuya presencia es limitada a contraplanos e imágenes históricas. Según Emilio Estévez, rodar una biografía épica hubiera implicado que un actor interpretase a Robert Kennedy, y yo siempre he querido dejar que Bobby sea Bobby Con todo, Estévez no se ha privado de pontificar sobre la trascendencia de su película sobre el día en que Robert Kennedy fue mortalmente tiroteado por un joven palestino en las cocinas del Hotel Ambassador. Esa muerte- -a su juicio- -fue en muchas maneras la muerte de la decencia en EE. UU. Creo que fue la muerte de las maneras y formalidades, la muerte de la poesía y de un sueño. Y culturalmente, nos deshicimos en una caída libre. Y no creo que todavía nos hayamos recuperado completamente Más información sobre la película: http: www. bobby- the- movie. com ABC Bobby EE. UU. 2006 120 minutos Género- -Drama Director- -Emilio Estévez Actores- -Anthony Hopkins, Helen Hunt, Lindsay Lohan, Demi Moore, Martin Sheen, Heather Graham, Christian Slater, Sharon Stone, Elijah Wood, Laurence Fishburne, Emilio Estevez Elegía por el otro Kennedy E. RODRÍGUEZ MARCHANTE Lo primero que es Bobby antes aún que una película de Emilio Estévez, es un gesto de admiración de Emilio Estévez al senador Robert F. Kennedy. El material de archivo e informativo de la época, la mezcla de documentos que nos ofrece Sharon Stone y Demi Moore, en una escena de Bobby ABC -muy racionados, desgraciadamente- -del político deja de él una imagen atractiva, bien encuadrada y noble en un país donde la violencia y los malos vientos imperaban tras el asesinato de Martin Luther King. Pero Bobby no es un documental, sino una superficción: A Robert Kennedy lo asesinaron el 5 de junio de 1968 en el Hotel Ambassador de Los Angeles, y Emilio Estévez recrea e inventa las horas anteriores en ese hotel, con personajes ficticios y con los preparativos de lo que sería el último discurso de Bob Kennedy. Hay infinidad de hilos narrativos, de historias que se cruzan en el hotel y que desembocan en la última escena. Y de cada uno de esos hilos tiran los propios vecinos del director, es decir, actorazos de Hollywood: varias docenas de manos grabadas en el suelo del Paseo de las Estrellas. Es, pues, una película de momentos en la que cada una de esas estrellas tiene su gran escena. La mejor, probablemente, es la que cruzan Sharon Stone y Demi Moore, arrolladoras; o Anthony Hopkins y Sidney Poitiers... Pero hay otras de notable potencia para William H. Macey, Martin Sheen, Helen Hunt, Christian Slater, Heather Graham, Elijah Wood o el propio Estévez. Bobby es una película muy intensa e interesante, aunque quizá adolece de un cierto tonillo de telefilme y de un evidente culto al tópico.