Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL VIERNES 19 s 1 s 2007 ABC Policías franceses inspeccionaban ayer en Roubaix un coche al que le había caído un poste eléctrico, por el temporal, con el resultado de que mató a una persona AFP Cirilo se cobra al menos 26 muertos El fuerte temporal en Europa afectó sobre todo al Reino Unido, Alemania, Francia, Holanda y República Checa ABC GUILLEM SANS LONDRES BERLÍN. Una veintena de personas murieron ayer en el Reino Unido, Alemania, Francia y Holanda, a causa de un temporal con fuertes ráfagas de viento que azotó a varios países europeos. Además, el caos se adueñó de los aeropuertos, los servicios ferroviarios y marítimos y las carreteras, debido a la adversa situación meteorológica, con vientos que alcanzaron los 190 kilómetros por hora, en concreto en el macizo montañoso central de Alemania, donde los expertos esperaban que el temporal alcanzara su máxima intensidad. El país con más víctimas mortales fue el Reino Unido, con al menos diez fallecidos- -entre ellos un niño de dos años- en su mayoría por la caída de árboles, muros y vallas y por accidentes de tráfico. En el Reino Unido se registraron vientos de hasta 115 kilómetros por hora e intensas lluvias, que dejaron sin suministro eléctrico a miles de viviendas y ocasionaron cuantiosos daños materiales. circulaba en bicicleta en la provincia sureña de Brabante, al que el viento desvió de su trayectoria y fue atropellado por un automóvil. Hubo al menos unos 150 accidentes en las autopistas holandesas y las ráfagas de viento alcanzaron los 120 kilómetros por hora. Además, se desalojó una estación de trenes en Amsterdam al romperse partes de su cubierta y se interrumpió el tráfico ferroviario con origen o destino a esa ciudad. En Alemania, al menos siete personas fallecieron, entre ellas un bebé, por impactos de objetos derribados por el viento y accidentes de tráfico. En muchas ciudades alemanas se respiraba ayer un ambiente fantasmal. Los tranvías y vagones de metro circulaban casi vacíos en la hora de mayor afluencia. La práctica totalidad de los colegios mandó a casa a los niños y muchas empresas dieron libre a sus empleados antes de la hora habitual. En Francia, donde el norte y el este fueron las zonas más afectadas con vientos que alcanzaron los 180 kilómetros por hora, al menos dos personas fallecieron, una al ser aplastada por un poste eléctrico que cayó sobre el vehículo en el que viajaba y otra al chocar su automóvil contra un camión. En la República Checa murieron al menos tres personas. En Bélgica había dos heridos graves. La segunda ciudad rusa, San Petersburgo, sufrió la tercera inundación de la semana, después de que los niveles del río Neva superaron en 171 centímetros los índices normales, lo que convirtió en intransitables varias calles del centro. Las autoridades declararon alertas de tormenta en el oeste y sur de la parte europea de Rusia, y en el enclave de Kaliningrado, limítrofe con Polonia y Lituania, se temían desbordamientos de ríos. En Suiza, las autoridades pidieron precaución ante los fuertes vientos que empezaron a azotar el país y que podrían llegar a 130 kilómetros. Respecto a los problemas en el transporte en Europa, ayer se sucedieron las cancelaciones y retrasos de cientos de vuelos en aeropuertos como el londinense de Heathrow, Manchester (Reino Unido) el alemán de Fráncfort del Meno, los suizos de Zúrich, Basilea y Ginebra y los belgas de Bruselas y Amberes. El aeropuerto de Amsterdam- Schiphol tenía en funcionamiento solamente dos pistas. También algunos servicios de transbordadores fueron cancelados y en el puerto holandés de Rotterdam un buque perdió 16.000 litros de combustible a causa de un golpe de mar. Numerosas carreteras fueron cortadas al tránsito y se registraron retrasos en los servicios ferroviarios. Un convoy se estrelló contra un árbol caído en el trayecto que une Núremberg y Berlín, aunque no se registraron víctimas, y todos los trenes de Holanda pararon durante la tarde a causa del mal tiempo. La circulación de los trenes Eurostar y Thalys entre Londres, Bruselas y París fue suspendida después de que el viento arrancase una catenaria en Hondeghem, en el norte de Francia. El caos se adueñó de los aeropuertos, de los servicios ferroviarios y marítimos, y de las carreteras No es un huracán, sino una borrasca atlántica Cirilo es en realidad una borrasca atlántica muy profunda acompañada de vientos muy fuertes según el Instituto Nacional de Meteorología (INM) Según su portavoz, Ángel Rivera, se ha podido generar una confusión de conceptos porque en algunos sitios de Europa se están poniendo últimamente nombres propios a algunas de estas borrascas y anticiclones. Al haber oído vientos fuertes asociados a nombres propios se está creando la confusión de que es un huracán, pero no tiene nada que ver con él. Carguero a la deriva El temporal hizo naufragar en el Canal de la Mancha un carguero con 26 marineros, en cuyo auxilio acudieron servicios de rescate franceses y británicos. En Holanda, la cifra de muertos ascendió al menos a cuatro, entre ellos un niño que Se trata en realidad de una borrasca extratropical dijo. Rivera afirmó que tampoco es cierto que situaciones de este tipo sean excepcionales en la zona del norte de Europa: No digo que fenómenos tan importantes ocurran todos los años, pero cada tres o cuatro años puede haber temporales muy fuertes de vientos asociados a borrascas de este tipo en el Atlántico norte. Se ha dicho que éste sería el primer huracán que afronta Alemania desde que hay registros, pero a finales de 1999, por ejemplo, un temporal similar llamado Lothar afectó a Alemania y Francia continuó. Situaciones similares hemos tenido a veces en el Cantábrico, con vientos de 130 o 140 kilómetros por hora ABC. es Más información sobre el temporal que azota Europa en abc. es internacional