Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA La España autonómica VIERNES 19 s 1 s 2007 ABC Fraga elogia a Feijóo El día después del fracaso estatutario asistió al fin de la cordialidad entre los líderes y a retomar la refriega partidaria. El presidente de la Xunta acusó, con nombres y apellidos al líder del PP, un Núñez Feijóo que recibía los elogios de su antecesor, Manuel Fraga, e insistía en que el proceso no estaba muerto sino en un receso, y abría la puerta a un acuerdo con el PSOE al que podría sumarse el BNG. Por su parte, Quintana no dudó también en culpar a la oposición. El PP impidió que PSOE y BNG incluyeran el aborto libre en el nuevo Estatuto Los socios de Touriño querían eliminar del texto toda referencia a España o lo español y no reivindicar los valores constitucionales JOSE LUIS JIMÉNEZ SANTIAGO. Las diferencias entre los tres partidos de Galicia que impidieron la aprobación el pasado miércoles del nuevo Estatuto durante la reunión de los líderes políticos de la Comunidad no se limitaban a la definición identitaria que el bipartito pretendía imponer- -la nación común de todos los gallegos sino que iba un poco más allá, al menos en lo que a las reivindicaciones nacionalistas se refiere. Asípor ejemplo, elPPtambiéntuvo que hacer frente a la unión de PSOE y BNG, que reclamaban la inclusión del derecho al aborto dentro de la expresión derecho a la salud sexual y reproductiva a la modificación de la ley electoral sin necesidad de una mayoría cualificada en el Parlamento o que se negaban a enmarcar la equiparación jurídica de castellano y gallego en la Constitución. Aún así, el principal punto de fricción giró entorno a cuestiones identitarias. Según fuentes de la ponencia parlamentaria consultadas por ABC, los diputados del BNG- -amparados por su líder, Anxo Quintana, vicepresidente de la Xunta- -presentaron votos particulares al texto consensuado relativos a la eliminacióndetodareferenciaaEspañao expresiones como territorio español o losespañoles asícomo a la Constitución, un apartado en el que populares y socialistas hicieron frente común y que bloqueó el consenso estatutario. Unadelaspeticionesmásreveladoras estaba en el Artículo 5.1 que regulaba los Derechos en el ámbito de la educación. En él, se recogía que todos los ciudadanos tienen derecho a una educación basada en los valores constitucionales y comprometida con larealidadgallega referenciaésta a la Carta Magna que el BNG exigía eliminar de la redacción. Del mismo modo, PP y PSOE pactaron una fórmula a la andaluza en la que se admite el carácter aconfesional de la educación, en conformidad con el Estado, pero garantizandoelderechodepadres y madres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral acorde con sus convicciones añadido que para el socio de gobierno de Touriño sobraba. Alergia a lo español En el apartado económico, los nacionalistas presentaron textos alternativos para sustituir expresiones como España o españoles por conjunto y ciudadanos del Estado en un texto que PSOE y PP no plantearon mayores reparos en pos de la aprobación del texto. El BNG exigía que lalenguagallegafueraunrequisito para el ejercicio de la judicatura en Galicia, mientras queahora seconsideraúnicamenteunmérito preferente. Del mismo modo, el nacionalismo se encontró aislado a la hora de reclamar la supresión de las diputaciones, la eliminación de la demarcación provincial, lainclusióndeprincipiosrectores en economía basados en el intervencionismo y la integración preceptiva de una representación gallegaenlasdelegaciones españolas que negocie tratados internacionales