Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 19- -1- -2007 ABC ESPAÑA www. abc. es Zapatero sienta las bases de otro proceso en una reunión secreta con Ibarretxe Hablaron de impulsar el diálogo mientras el Gobierno vasco pedía que se finiquite la relación con el PP J. L. J. M. L. G. F. MADRID BILBAO. Una reunión sin aviso previo entre Rodríguez Zapatero y Juan José Ibarretxe, ayer por la tarde en La Moncloa, ha sentado las bases de un nuevo proceso de diálogo tras el desconcierto y la sorpresa que causó, sobre todo en el Gobierno, el atentado en la T- 4 y el asesinato de dos personas por ETA. La reunión secreta con el lendakari, que está imputado y tiene que declarar ante el juez el día 31 por su reunión con Otegi, se produce 24 horas después de que todas las fuerzas políticas parlamentarias, pilotadas por el PSOE, aislaran al PP del debate de política terrorista, estableciendo así una suerte de cinturón sanitario frente al único partido que estaba poniendo en apuros ante la opinión pública la política anti ETA de los socialistas. Moncloa se limitó a enviar a las ocho de la tarde un comunicado de dos párrafos, en el que informaba de que la reunión duró dos horas en un clima de plena cooperación No obstante, fuentes del PNV consultadas por ABC fueron más taxativas y relacionaron el encuentro con el propósito de impulsar el diálogo porque sin diálogo no hay esperanza Horas antes, la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkárate, puso negro sobre blanco los objetivos del PNV: La única vía para acabar con el terrorismo es seguir intentando el diálogo con ETA. La anterior reunión Zapatero- Ibarretxe, el 4 de abril del año pasado, se celebró dos semanas después del alto el fuego etarra tas diferencias entre una parte de Batasuna y ETA. Como hemos informado, las servicios de información han advertido que estos cantos de sirena son una mera pose de Otegi y otros portavoces para reclamar de nuevo la atención de Zapatero. El papel de Imaz ha sido fundamental para llevar a Zapatero a la antesala de un nuevo proceso de contactos con Batasuna ETA. Los casi sonrojantes elogios que el PNV recibió del presidente del Gobierno desde la tribuna del Congreso el pasado lunes evidencian que Zapatero ha optado ahora por implicar al nacionalismo vasco en este nuevo proceso para no exponerse en solitario a cualquier contratiempo. La reunión con Ibarretxe, antes de la ya anunciada con Imaz, integra a todo el PNV según fuentes nacionalistas, que añadieron que no cabe esperar dos discursos del PNV ante Zapatero, ya que nuestro partido es el único que tiene por escrito, desde octubre de 2005, su posición respecto al proceso de pacificación y normalización política Si el PNV (Ibarretxe e Imaz) es ahora el socio de referencia, Zapatero quiere implicar también a todas las fuerzas ajenas al PP en el Pacto Antiterrorista, según fuentes socialistas. Es un blindaje más en caso de fracaso y una forma de expulsar al PP, partido incompatible, dicen en Génova, con las presumibles propuestas disparatadas provenientes de partidos como ERC, que aboga IGNACIO GIL por la negociación política con los terroristas. El Gobierno vasco es más franco en sus pretensiones. Ayer, su consejero de Justicia, Joseba Azkárraga, además de mostrarse confiado en que Zapatero tenderá la mano a ETA, No apuntilló el proceso Zapatero reabre así un proceso que nunca quiso apuntillar. En los últimos días, una secuencia de declaraciones provenientes del complejo ETA (Otegi, Usabiaga, Permach) sedujeron al presidente. Zapatero, en el macroacto de rehabilitación pública del pasado miércoles, en el que dijo que habría que estar pendientes de los ecos que llegaban de Batasuna, supuestamente sorprendida por el atentado. Este comentario sirvió para convalidar de un plumazo la intensa labor de convencimiento que Josu Jon Imaz, presidente del PNV ha ejercido sobre Zapa, tero para que explote las supues- Gobierno y PP acuerdan un encuentro discreto para preparar la reunión del Pacto J. L. L. MADRID. El Gobierno ha decidido llevar con la máxima discreción la convocatoria del próximo encuentro de la comisión de seguimiento del pacto anterrorista que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció durante su comparecencia parlamentaria del lunes. Ayer, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se puso en contacto telefónico con el portavoz de los populares en el Congreso, Eduardo Zaplana, con el objetivo de poner en marcha esa cita. Según fuentes del Ejecutivo y del PP, Rubalcaba y Zaplana acordaron mantener en breve (previsiblemente, la semana próxima) un encuentro discreto -es decir, sin cámaras ni periodistas- -para preparar la reunión de la comisión de seguimiento. En esa entrevista, el ministro y el dirigente popular deberán pactar la fecha de la reunión y los integrantes de las delegaciones. Según las fuentes consultadas, Rubalcaba y Zaplana estuvieron de acuerdo en dar a esa reunión preparatoria un carácter no público por lo que no especificarán qué día ni en qué lugar se producirá la cita. En cualquier caso, ambos dirigentes políticos se verán las caras en unos días de forma oficial dentro de la ronda de contactos quincenales.