Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN VIERNES 19 s 1 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA Juan Pedro Quiñonero CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. MAÑANA EN ABC Nivel insuficiente de castellano en Cataluña El gran pacto Hoy por hoy parece muy difícil que PSOE y PP sellen un gran pacto contra el terrorismo. Como ya ocurrió con otras importantes políticas de Estado, el Gobierno del PSOE busca el acuerdo con las minorías nacionalistas y anuncia que hará todo lo posible para sumar al PP a ese gran acuerdo, aunque todos sabemos que partidos como ERC ó PNV jamás aceptarían un pacto con el PP salvo que esta formación renunciara a ser lo que es y por lo que la han votado casi diez millones de ciudadanos. El Gobierno, a mi juicio, se vuelve a equivocar: lo deseable, lo que demandan los ciudadanos y lo que a mi modo de ver mejor serviría a los intereses generales de España es que primero hubiese un gran acuerdo entre PSOE y PP, y luego hacer todo lo posible para que el resto de formaciones se sumen a dicho acuerdo. Si el PSOE es capaz de pactar con la derecha nacionalista catalana y la derecha nacionalista vasca, ¿qué le impide pactar con el PP? ¿Está más cerca el PSOE de los planteamientos del PNV de CiU o de ERC que de los del PP en los grandes te, mas de Estado? El Gobierno sabe que el PP y determinados grupos nacionalistas no pueden nunca estar dentro del mismo pacto, salvo que renuncien a su propia esencia. Al Gobierno le toca entonces elegir con quién quiere pactar, si con las minorías nacionalistas que le permitan sacar adelante (por pura aritmética) resoluciones parlamentarias, o con la oposición mayoritaria que representa a millones de españoles. Es posible que por razones electorales al Gobierno no le interese arrimarse al PP a costa de romper con sus actuales socios, pero debe saber que un pacto en el que no esté el PP nunca será un gran pacto y su estabilidad en el tiempo será efímera. El presidente reconoció en el Congreso que se había equivocado, aunque no nos dijo por qué. Quizás uno de los porqués fue no ir codo con codo con el PP en la lucha antiterrorista. Roberto Menchén del Cerro. Tres Cantos (Madrid) NEGOCIACIONES SUCIAS os más eminentes especialistas internacionales estiman que Zapatero ha sido incapaz de respetar, al mismo tiempo, las reglas escritas contra toda negociación con terroristas y las reglas no escritas de acuerdos y negociaciones sucias con los mismos terroristas. Foreign Affairs, una de las tres o cuatro revistas más influyentes del mundo en cuestiones de diplomacia, seguridad y defensa, publica un análisis de Peter R. Neumann, director del Center for Defense Studies, en el King s Collage londinense, que analiza las tácticas de Estado para el tratamiento del terrorismo. Y escribe: El argumento contra la negociación con terroristas es muy simple. Las democracias no deben recompensar a los terroristas por usar la violencia. Las negociaciones legitimarían a los terroristas y sus métodos, minando la credibilidad de quienes aspiran al cambio político a través de medios pacíficos. El diálogo con los terroristas desestabiliza los sistemas políticos y sienta peligrosos precedentes en la escena internacional Dicho eso, Neumann admite la posibilidad de estudiar negociaciones y acuerdos sucios para combatir el terrorismo. Divididos los terrorismos entre apocalípticos (Al Qaida) e instrumentales ETA practicaría un terrorismo de extrema izquierda tradicional. Pero el especialista emérito considera supuestamente racionales todas las modalidades de terrorismo para sugerir veladamente las normas prácticas de negociaciones y acuerdos sucios Muy otro es el tono, en Alemania, de Kölner Stadt Anzeiger (KSA) que publica un extenso reportaje moral sobre Maite Pagazaurtundúa titulado Una prisionera en su patria KSA utiliza la palabra heimat una de las más hondas del vocabulario alemán, que suele traducirse por país natal patria tierra natal pero que es la palabra utilizada en el lenguaje filosófico para nombrar la patria íntima del ser humano, en este caso el País Vasco de Maite Pagazaurtundúa, que describe la realidad trágica de vivir en cuarentena en su patria, acompañada en todo momento de guardaespaldas. Ella lo resume así: En este país, la rutina es vivir peligrosamente L No entiendo a aquéllos que se oponen a la tercera hora de castellano en Cataluña. En el último estudio oficial realizado para conocer el nivel de castellano en Secundaria se efectuaron varias pruebas, incluido el dictado de un texto. Su resultado fue muy esclarecedor: el porcentaje de ejercicios con un castellano correcto entre los alumnos de Cataluña no llegó ni a la mitad de los del resto de España. La mayoría de alumnos catalanes de Cuarto de ESO fueron incapaces de escribir un sencillo texto de apenas cien palabras en castellano sin cometer faltas de ortografía. Diversos estudios como éste muestran un dominio insuficiente de castellano, sobre todo escrito, de los alumnos catalanes, muy por debajo del resto de alumnos españoles, y deberían servir para que los responsables políticos asumieran la necesidad de mejora de la enseñanza del castellano en Cataluña. José Martínez Tortosa Barcelona ¿Quién cuida al cuidador? Tras la aprobación de la Ley de Dependencia, Mujer Hoy analiza esta semana la ayuda que reciben los cuidadores familiares de la Administración. Lo dejaron todo por atender a un ser querido. ¿Sabe el Estado compensar su esfuerzo? De cada cien dependientes, sólo seis reciben servicios de la Administración, aunque, según la Ley, deberá cubrir las siguientes prestaciones: servicios a través de centros y programas públicos o concertados y prestaciones económicas. Vivir con dignidad El caso de Madeleine, la mujer con esclerosis lateral amiotrófica a la que una asociación pro muerte, en su afán propagandístico, ha animado y ayudado a quitarse la vida ha vuelto a abrir la polémica acerca del tema de la eutanasia. Pienso que si la eutanasia llegara alguna vez a legalizarse, el argumento de la compasión también serviría para acabar dignamente con la vida de otros enfermos terminales, deficientes, con algún tipo de tara, etcétera. ¿Estamos hablando de que la salud es el único sentido para vivir? ¿Qué me dicen de tantas personas que, desde su silla de ruedas, siguen aportando lo máximo de sí mismas a los demás? Hay medios terapéuticos suficientes para aliviar el dolor, así que lo único que estas personas piden, cuando exigen la muerte, es cariño y el convencimiento de que no suponen ningún estorbo para nadie, sino todo lo contrario. Apostemos por vivir con dignidad. Irene Guijarro García Alcorcón (Madrid) blea Nacional de Venezuela ha aprobado una excepcional ley habilitante que le concede al presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, durante un periodo de dieciocho meses que se me antojan muchos, capacidad para legislar mediante decreto en materia de transformación del Estado, participación popular, finanzas y tributos, banca y seguridad ciudadana y defensa nacional, extirpando así del proceso legislativo el sano debate parlamentario. Ésta no es sino la mera con- firmación, no ya la deriva, del rumbo totalitario tomado por el régimen chavista. Los especialistas aseguran que el fenómeno de la inmigración se combate yendo al origen del mismo, tratando de paliar en lo posible las carencias, bien sean económicas, sociales o políticas, sufridas por los potenciales inmigrantes. Pues bien, parece que en el caso venezolano la llamada comunidad internacional, miembro especialmente activo de aquélla el Gobierno español, La oportunidad perdida Como ya sabrán, y si no lo saben yo les informo, la Asam- ha perdido la oportunidad de prevenir una agudización- -aunque relativamente moderno ya existía- -del fenómeno migratorio en el bello país caribeño. Les puedo asegurar- -algo conozco aquella República- -que muchos de los ciudadanos de la clase media, media- alta y alta ya han comenzado a partir, y que otros muchos partirán en breve. Su destino, de manera preferente, Miami, pero, ojo, también España, país que tienen como referencia de entre los europeos por razones obvias. En consecuencia, no se extrañen si de repente se percatan de un aumento significativo de la comunidad venezolana; no se pregunten cínicamente qué diablos hacen aquí y, por último, no les reprochen ocupar puestos de trabajo, por cierto, muy cualificados, porque, como en tantos y tantos casos anteriores, los países democráticos del primer mundo, por ignorancia, indolencia, esnobismo o por todo lo anterior, hemos legitimado la construcción de un contexto ideal para su salida. Lamentando profundamente su situación, doy la bienvenida a los venezolanos con la certeza de que su llegada será enriquecedora. No le desees al prójimo iberoamericano lo que no desees para ti mismo. Bruno Fernández Terrasa Valencia