Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 18 s 1 s 2007 CIENCIAyFUTURO 87 Mueren las siamesas colombianas tras intentar una arriesgada separación Sofía falleció en el quirófano después de 15 horas de cirugía, y cuatro horas después lo hacía Mariana por un fallo multiorgánico ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. Sofía y Mariana, los dos bebés de cuatro meses que nacieron en Colombia unidas por sus cabezas, no soportaron estar separadas. Tras 15 horas de cirugía en la que participó un equipo de 60 médicos, las dos pequeñas fallecieron. Sofía fue la primera en morir. Un edema pulmonar y una hemorragia se llevaron su vida cuando aún estaba en el quirófano. Su hermana Mariana quedó en estado crítico y murió ayer al mediodía mientras los médicos hacían esfuerzos para salvarla. Un fallo multiorgánico y la pérdida de sangre impidieron el milagro quirúrgico. Era la primera vez que en Colombia se afrontaba una cirugía de estas características y partían de una estadística de éxito muy baja. En el mundo se habían realizado 39 cirugías similares. Sólo en un caso sobrevivieron los dos bebés, en la mitad de los casos vivió uno de ellos y en el resto murieron ambos. La ventaja de Sofía y Mariana respecto a los demás es que no compartían cerebro. Lo más delicado de su cirugía era separar las arterias y vasos que compartían sin producir hemorragias y reparar las zonas que las unían: piel, hueso y duramadre. zar implantes con células madre para regenerar el cartílago y el hueso del cráneo de las pequeñas. Estimaban que a los tres tres meses de la intervención ya se habría generado nuevo hueso. Los padres siempre fueron optimistas: Estamos seguros que todo va a salir bien decía el lunes pasado Deysi Ocampo, la madre de las pequeñas cuando apenas había comenzado la intervención. Las dos son una bendición- -decía Julián, su padre- muy despiertas, juegan, patalean, balbucean son muy avispadas Ambos estaban convencidos de que verían a las siamesas separadas y sobre todo vivas. Desde que Deysi, quien trabajaba como cajera en un supermercado, iba por el tercer mes de embarazo supo por una ecografía que las niñas vendrían al mundo unidas por la cabeza. A partir de ese momento hizo todo lo que estuvo a su alcance para sacarlas adelante. Renunció a su trabajo y tras el nacimiento se trasladó a Bogotá para valorar la posibilidad de operarlas. Las pequeñas tenían un excelente estado de salud. Si no hubiera sido por los minuciosos cuidados de sus padres no habrían tenido ni la oportunidad de separarlas, habían contado sus médicos. Mal pronóstico En el mundo se han operado 39 casos de siamesas unidas por sus cráneos. Sólo en una ocasión sobrevivieron los dos hermanos. Los médicos colombianos utilizaron sistemas electrónicos para escoger la mejor ruta para separarlas. Prepararon implantes de células madre para regenerar la piel y el hueso del cráneo. Sofía fue la primera en morir: lo hizo en el quirófano, antes de que terminara la operación, por un edema y una hemorragia. Cuatro horas después fallecía su hermana a consecuencia de un fallo multiorgánico. Más información sobre la intervención: http: www. clinicacorpas. com No soy Dios A Tito Perilla, el neurocirujano jefe del equipo que durante casi 15 horas intentó separarlas, se le oía ayer agotado al otro lado de la línea telefónica. Uno no es Dios. Estamos satisfechos por el deber cumplido, pero son malos días para nosotros, porque anhelábamos que las dos niñas sobrevivieran contaba ayer a este diario horas después de que falleciera Sofía. Según explicó, tras 13 horas de intervención, Sofía presentó un edema pulmonar y un sangrado. Pocos minutos después murió. Los médicos, sin embargo, siguieron la cirugía para salvar a Mariana, a quien faltaba por separar el seno lateral del cráneo. Cuando terminó la operación, el pronóstico era reservado en la sala de cuidados intensivos de la clínica Jorge Piñeros Corpas de Bogotá. Los médicos colombianos habían diseñado un soporte especial para los cráneos y un separador específico para esta delicada cirugía. Pensaban utili- Mariana Rodríguez (en primer término) unida a su hermana Sofía veinticuatro horas antes de la intervención quirúrgica REUTERS La mortalidad por cáncer cae en EE. UU. por segunda vez ABC WASHINGTON. Por segundo año consecutivo, la mortalidad por cáncer en Estados Unidos ha vuelto a reducirse. El registro de la Sociedad Americana del Cáncer de 2003- 04 muestra las cifras más esperanzadoras de los últimos años, con 3.014 fallecimientos menos que el periodo anterior. No es la primera vez que descienden las muertes. En el periodo anterior se redujeron en 396, pero en esta ocasión el descenso es más llamativo. La Sociedad Americana del Cáncer sostiene que las víctimas descienden gracias a la reducción del consumo de tabaco, así como a una detección precoz de la enfermedad y a un tratamiento más eficaz de la enfermedad. Los tumores que más caen son los de colon y recto, mama y próstata, los más comunes. El anterior descenso, correspondiente al período 2002- 2003, fue el primero desde 1930 y los expertos lo calificaron como leve Incluso se pensó que podía tratarse de una casualidad estadística, sobre todo porque el número de personas con edad avanzada, más propensas a sufrir cáncer, sigue creciendo. Tendencia real Con este nuevo descenso, la reducción parece una tendencia real aseguró Ahmedin Jemal, investigador de la Sociedad Americana de Cáncer. El mayor descenso lo ha experimentado el cáncer de colon. Otis Brawley, investigador especializado en cáncer epidemiológico, está convencido de que la colonoscopia- -la exploración con una cámara del interior del intestino- -ha sido clave en el descenso. Realmente, ha salvado vidas insistió Brawley. Las cifras se redujeron tanto en mujeres como en varones. En Estados Unidos esta prueba se recomienda al cumplir los 50 años. El informe de la Sociedad Americana del Cáncer ofrece los datos de los tumores más comunes no incluye las muertes por melanoma ni de otros tumores de la piel. El informe completo en: http: www. cancer. org statistics