Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MADRID JUEVES 18 s 1 s 2007 ABC Tres Yorkshire aguardan la bendición EFE ¿Tiene una medallita para mi canario? La festividad de San Antón, patrón de los animales, llevó ayer a miles de personas hasta la iglesia que le honra en la calle de Hortaleza. Perros, canarios, gatos, conejos y hasta un halcón propiedad del Rey buscaron la protección del santo contra los males del cuerpo POR CRISTINA ALONSO MADRID. ¿Esto es típico de España? preguntaban ayer tímidamente dos asombrados turistas londinenses en la calle de Hortaleza. Frente a ellos, junto a la entrada de la iglesia de San Antón, una treintena de perros. Entre ellos destacaban un caniche blanco ataviado con un traje de faralaes, tres teckel con gorritos y pijamas de colores y otro caniche con malla apretada, una gorra de brillos y un pañuelo anudado al cuello. Los dueños traen a sus animales a esta iglesia y el cura les bendice. Les echa agua bendita. Es una tradición que se celebra una vez al año en varias ciudades de España. En otros países, no sé les explicaba en un perfecto inglés Laura, madrileña. hisopo en alto, bendecía a un pastor alemán. El Señor bendiga este animal y San Antón lo proteja de todos los males del cuerpo pronunciaba al mismo tiempo que lo rociaba con agua bendita. Padre, por favor, bendígame a mí también rogaba insistentemente el dueño del can. ¡Anda ya! exclamó el párroco cuando vio aparecer a Jeanine con sus seis Yorkshire terrier. Cada uno de ellos hacía frente al frío con un chubasquero barbour En realidad tengo once, pero sólo me he podido traer a estos. Para mí son como mis niños. Son criaturas de Dios. Si bautizo a mis hijos, ¿por qué no les voy a bautizar a ellos? comentaba mientras su prole jugueteaba entre sus piernas. Los clientes de la pizzería en la que trabaja Marco, situada justo enfrente de la iglesia, no daban ayer crédito a lo que veían. Cuando yo lo vi por primera vez también me quedé flipando reconoce el joven, nacido en Palermo. Nunca había oído hablar de esto, pero me parece genial comentaba una joven que fotografiaba la escena. Roque el cocker de Rocío, escondía el hocico en la chaqueta de su dueña. Es una tradición preciosa. Tal vez hoy sea el día en que más humanos somos de todo el año. Estos animalitos se lo merecen todo El padre Martínez Villar, hisopo en alto, bendice a un Fox terrier Se me está quedando calvo En la calle de Hortaleza hubo ayer peticiones estrambóticas. ¿Y no tienes nada para colgarle al cuello a mi canario, un collar o una medallita? preguntaba una mujer a una vendedora de recuerdos de San Antón, que asimilaba la pregunta con total normalidad. Es que el pobrecito se me está quedando calvo. Lo que ya he comprado es una imagen del santo para mi perrita. Tiene una en el cojín donde duerme, prendida con un alfiler contaba la mujer. también se podían ver ayer animales. Cachopo es un Lulú de Pomerania que guardaba silencio mientras su dueña rezaba. No paró de ladrar mientras estuvimos afuera, pero siempre que entra aquí se queda como adormecido, callado. Ni se le siente. Los animales presienten cosas aseguraba Juana, vecina del barrio de Chueca. A Pablo, sin embargo, lo que sus ojos veían no le hacía ninguna gracia: No me parece bien que los animales entren aquí así, algunos hasta vestidos de payasos. Esto no deja de ser un circo, por mucho que la iglesia lo acepte y lo defienda La serpiente de San Antón Los fuertes maullidos que se escapaban de varias bolsas de mascota informaban de la presencia de gatos. También había conejos. He visto pasar por aquí de todo, el año pasado lo más llamativo fue una serpiente. Esta mañana lo mejor ha sido un halcón precioso (propiedad del Rey Don Juan Carlos) nunca había visto uno tan cerca, y menos bendecido explicaba Javier, vecino que seguía todo el espectáculo desde su ventana. En los bancos de la iglesia Vengo todos los años, así la protejo durante 365 días. No creo en los milagros, pero quién sabe Los panecillos Además de bendiciones, mucha gente se acercó ayer hasta la iglesia de San Antón en busca de panecillos del Santo una especie de rosquillas que, según cuentan, se elaboran con una fórmula secreta que los mantiene tiernos durante mucho tiempo. En mi casa siempre los hemos guardado de un año para otro explicaba una mujer que hacía cola para adquirir el dulce. La gran fila de personas daba la vuelta a la calle de la Farmacia. He esperado media hora, pero por fin los tengo. Me ha costado 4 euros la docena. Tiene un sabor un tanto salado, pero están muy ricos y la tradi- Hasta un halcón maltés propiedad de la Casa Real Ayer, frente a la iglesia de San Antón, también hizo cola un halcón maltés perteneciente al Rey Don Juan Carlos. Según explicó un representante de la Casa Real, se trata de un ejemplar de cuatro años de edad que acudía por primera vez a cumplir con esta tradición. David se llevó a las dos tortugas que tiene desde hace ocho meses. Es la primera vez que vengo a San Antón, pero seguramente no será la última, porque me ha sorprendido mucho el ambiente que se crea a lo largo de la mañana dijo. Judith llevaba un conejo blanco dentro de una bolsa. Me lo regalaron por Navidad y más bueno no puede ser, pero voy a bendecirlo de todos modos. Hay que participar para que estas cosas no desaparezcan manifestaba. Que Dios os bendiga Lo que más les intrigaba es por qué los dueños metían a los perros en la iglesia decía la joven, quien iba acompañada de su perra Lola. Vengo todos los años, así la protejo durante 365 días. Una vez tuvo un problema de salud y después de venir aquí se le quitó. No creo en los milagros, pero quién sabe Muy cerca de Laura y Lola, el padre Juan Martínez Villar,