Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 18- -1- -2007 47 MADRID www. abc. es madrid 15 años Ocho de cada cien menores internados en Madrid maltrata a sus padres Las denuncias de los progenitores se han multiplicado en los últimos años MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. Hasta hace pocos meses los expertos no atinaban a catalogar el hecho de que los menores agredan a sus padres. ¿Es un delito? ¿Cómo se tipifica? ¿Hay motivos para alarmarse? Estas preguntas, y alguna más, estaban en la mente y en el día a día de jueces, fiscales, educadores y psicólogos. Lo cierto es que, a día de hoy, el 8 por ciento de los menores que ingresan en los Centros de Ejecución de Medidas Judiciales de la Comunidad de Madrid- -antiguos centros de reforma o reformatorios- lo hacen por haber maltratado a sus progenitores. Las denuncias de los padres, atemorizados, se han multiplicado en los últimos dos años y eso ha llevado a que este tipo de agresión se denomine ya, de forma oficial, maltrato familiar ascendente. Este tipo de actitudes así como las conductas delictivas por parte de niños y jóvenes se van a debatir, hoy y mañana, en el I Congreso Internacional sobre Violencia Juvenil que, bajo la organización de la Consejería de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid- -a través de su Agencia para la Reeducación y la Reinserción del Menor Infractor (ARRMI) reúne en Madrid a más de cincuenta profesionales de diferentes países de Europa y América. en el año 2006 se incoaron cerca de 5.300 procedimientos judiciales a menores en el ámbito de la comunidad madrileña. Dicho de otra manera: los menores cometieron en Madrid esos casi 5.300 delitos, lo que significa un 9 por ciento más que el año anterior (en el año 2005 se incoaron 4.900 procedimientos judiciales) y casi un 11 por ciento más que en 2004, cuando se incoaron 4.700 procedimientos judiciales contra menores. RADIOGRAFÍA DE LA VIOLENCIA JUVENIL Menores que han sido internados en 2006 (por edades) 14 años Por sexo 39 mujeres 29 mujeres 29 19 Extranjeros 302 hombres Españoles 236 hombres 66 36 Medidas impuestas 74 58 Régimen cerrado Régimen semiabierto Régimen abierto Terapéutico por consumo 126 92 Terapéutico salud mental 152 67 173 163 1 2 3 2 7 1 25 17 años 16 años Fin de semana 10 18 años 34 32 122 55 Principales 44 41 20 8 ABC Fernando Rubio (Pasa a la página siguiente) 19 años 5 18 Marruecos Ecuador 5 7 Rumanía Rep. Dominicana Colombia Perú Reparación extrajudicial Cuando el juez no estima oportuno el ingreso de un menor delincuente en un centro de reforma, se suele optar por lo que se denomina reparación extrajudicial o, en su caso, por las actuaciones que se realizan en un medio abierto y que suele comportar, estas últimas, la libertad vigilada, las prestaciones en beneficio de la comunidad o la permanencia de fin de semana del menor infractor en su propio domicilio. En este sentido y, según los datos que maneja la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor de la Comunidad de Madrid, en el año 2006 hubo 465 reparaciones extrajudiciales y 2.276 medidas impuestas para realizar en medio abierto Los expertos coinciden en que los menores delinquen porque algo ha fallado en su entorno social. Este tipo de delin- países de origen de los menores infractores 21 años 20 años 2 2 Extranjeros Españoles Expertos de Europa y América participan, hoy y mañana, en el primer Congreso Internacional sobre Violencia Juvenil que se celebra en Madrid organizado por el Gobierno regional cuencia, aseguran, tiene mucho que ver con el fracaso de los modelos sociales, del tipo de educación e, incluso, de la desestructuración familiar. De hecho, la Ley orgánica de Responsabilidad Penal del Menor, aprobada en el año 2000, apuesta fuertemente por rehabilitar a los menores delincuentes. Darles otra oportunidad, ese el el objetivo básico. Hasta el lenguaje se tiene en cuenta cuando se trata de menores. Ejemplos hay en abundancia: hablamos de sentencia en el caso de adultos delincuentes y eso se convierte en acuerdo del juez en el caso de los menores. Se dice condena para los adultos que se traduce en medidas para los menores que delinquen. Edades y delitos Así, de las 606 medidas de internamiento ejecutadas en centros de la Comunidad de Madrid durante el año 2006, 265 fueron impuestas a menores y jóvenes de nacionalidad española y 341 (más del 50 por ciento) a menores y jóvenes extranjeros. Nos detenemos en el capítulo de menores y jóvenes extranjeros. De las 341 medidas impuestas, 39 eran para mujeres y 302 para hombres. Sus edades van desde los 14 a los 21 años. El mayor número de infractores (126) se encuentra en el tramo de los 17 años, seguido del de 16 años con 74 menores. Los meno- Integración plena El objetivo de este encuentro es dar a conocer las políticas en materia de violencia juvenil y analizar los contextos que influyen en los procesos de conflicto social durante la adolescencia así como las manifestaciones de violencia juvenil a fin de difundir las estrategias y programas de reeducación e inserción de menores infractores para lograr su integración plena en la sociedad. A la vista de los datos facilitados por el consejero de Justicia e Interior, Alfredo Prada, El 83 de los menores logra su reinserción en la sociedad Hay un dato muy positivo: al menos en la Comunidad de Madrid, el 83 por ciento de los menores infractores logra su reinserción. Hace dos años ese mismo índice estaba en el 64 por ciento. En el año 2006, el Gobierno regional- -a través de la Agencia para la Reeducación y la Reinserción del Menor Infractor (ARRMI) -realizó un seguimiento a 3.202 menores que contaban con una medida judicial- -una condena- -impuesta por los Juzgados de Menores de Madrid. Quedó comprobado que 2.667 de los menores y jóvenes con los que se había trabajado desde la citada institución, no habían sido objeto de imposición de ninguna otra medida judicial a lo largo del mismo año. Reisertar no es picar mármol. Hay que tomárselo muy en serio y tener una fibra especial para que funcione ha manifestado a ABC la directora de la ARRMI, Cármen Balfagón, quien se muestra convencida de que todo menor delincuente es susceptible de la reinserción a base de un buen trabajo y adecuadas estrategias para reconducir la conducta. Se pueden reinsertar hasta con delitos de sangre dice.