Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 18 s 1 s 2007 La España autonómica ESPAÑA 19 Galicia, la primera Comunidad sin Estatuto Las pretensiones del bipartito de seguir los pasos de Cataluña han quedado frustradas. Galicia, nacionalidad histórica según la Constitución, no sólo no equiparará su estatus, sino que pierde comba en los procesos de reforma estatutarios que ya han aprobado Cataluña, Andalucía, Baleares y Valencia; mientras que Aragón, Canarias y las dos Castillas han empezado su tramitación en el Congreso. La proximidad de las municipales y las generales hacen que no sea hasta finales de la legislatura gallega cuando se pueda intentar retomar una negociación con pocos visos de alcanzar consenso. El socialista Pérez Touriño, entre el nacionalista Anxo Quintana y el popular Núñez Feijóo EFE La propuesta del PP de sentimiento nacional es la más ambiciosa que se ha hecho en ninguna Comunidad El empeño del bipartito en reconocer la nación gallega hace fracasar el Estatuto PSOE y BNG atribuyen el desacuerdo a la pugna política nacional y Feijóo fija como cesión máxima sus propuestas JOSE LUIS JIMÉNEZ SANTIAGO. Galicia se queda sin reformar su Estatuto de Autonomía, de momento, y se convierte así en la primera Comunidad que cierra en falso su reforma. El empeño personal del presidente de la Xunta, el socialista Emilio Pérez Touriño, secundado por su socio de gobierno, el nacionalista Anxo Quintana, de incluir en el Preámbulo del texto autonómico una referencia a la nación común de los gallegos fue el obstáculo principal para sumar al PP- -primer partido de la Comunidad- -al consenso estatutario. No obstante, los tres líderes quisieron dejar claro en todo momento que la reforma no queda anulada sino retrasada sin fecha hasta otro momento, que no supieron datar, ya que para Quintana y Touriño una de las claves del fracaso ha estado en la situación de crispación y confrontación que se vive entre los dos grandes partidos a nivel nacional, situación que desconocen cuándo se solventará. Sin embargo, la afirmación de Touriño de que sus demandas son las mínimas exigibles para aceptar la reforma hacen imposible un futuro acuerdo en esos mismos términos con el PP gallego. Pese a que el BNG presentó dos propuestas propias, acabó respaldando la presentada por el presidente de la Xunta, en cuyo Preámbulo se hace referencia al carácter nacional y a la nación común de los gallegos Esta posición decepcionó al jefe de los populares gallegos. Alberto Núñez Feijóo puso encima de la mesa un borrador de Preámbulo en el que se reconocía precisamente al nacionalismo gallego un sentimiento nacional un guiño que pretendía agregar al BNG al consenso constitucional pero que fue rechazado por insuficiente por los socios del bipartito. Es la propuesta más atrevida y ambiciosa que se ha hecho en ninguna Comunidad subrayó Núñez Feijóo, que indicó que, al contrario que en Andalucía, su texto no incidía en la unidad de la nación española, aunque tampoco la ponía en entredicho. Segun fuentes del PP consultadas por ABC, Quintana y Touriño no van a encontrar otro interlocutor mejor para sacar adelante un Estatuto ambicioso y lamentaron que el presidente se mostrase atado por el pacto de gobierno con los nacionalistas. El debate identitario quedó relegado únicamente al Preámbulo, toda vez que los tres grupos acordaron en la ponencia parlamentaria que el articulado reconociera a Galicia como nacionalidad histórica. Equiparación lingüística En el resto de los aspectos del Estatuto se produjeron aproximaciones importantes entre las tres formaciones del arco parlamentario gallego, si bien las posturas irreconciliables en identidad evitaron que los flecos pendientes se solventaran. En el tema lingüístico, el BNG acabó por desistir en la inclusión del deber de conocer el gallego, y los tres partidos coincidieron en reclamar la igualdad plena de las dos lenguas dentro del marco constitucional Del mismo modo, se consensuó la incorporación de criterios propios de la Comunidad- -envejecimiento y dispersión de la población, orografía o emigración- -para el cálculo de su financiación autonómica, así como el nuevo porcentaje de la cesta de tributos propios y cedidos por el Estado. Igualmente, con algunos matices sin pulir, se consensuó la obligatoriedad del Gobierno central de resarcir a Galicia de su déficit de infraestructuras para lo que se comprometería- -ya lo está haciendo- -a invertir anualmente en la Comunidad el 8 por ciento de los Presupuestos territorializados, aunque nunca una cantidad inferior a los 2.500 millones de euros por ejercicio. El lema para el referéndum andaluz será Muy nuestro y el PA lo recurre ABC SEVILLA. A partir de hoy se pone en marcha la campaña de la Junta de Andalucía para informar a los andaluces sobre el contenido del nuevo Estatuto de Andalucía, y la fecha en la que deben acudir a las urnas para el referéndum del 18 de febrero. Con el lema Muy nuestro y con un coste de 1,5 millones de euros la campaña se llevará a cabo en televisión, radio y prensa, y contará con el testimonio de siete andaluces: Fernando Tejero, Paz Vega, Andy y Lucas, Estrella Morente, Jesús Hermida y María Teresa Campos. El Partido Andalucista mos- tró su rechazo a la campaña institucional y presentó ante la Junta Electoral Central una denuncia, al considerar que rompe por completo el carácter neutral de las campañas institucionales El lema entra en una absoluta subjetividad y llamamiento al compromiso de los andaluces con la propuesta que se someterá a consulta El PSOE andaluz expresó su tremenda satisfacción con el contenido de la campaña institucional, a la vez que calificó de error y tremendamente triste la decisión del PA de recurrir la campaña. Es muy bonita, muy pedagógica y se ajusta a la ley y a la sentencia del Tribunal Supremo comentó el secretario de Organización del PSOE, Luis Pizarro. El Pleno del Senado aprobó de manera definitiva el nuevo Estatuto de Andalucía el pasado 20 de diciembre, con 242 votos a favor (entre ellos los del PP y los del PSOE) y una abstención, del Bloque Nacionalista Gallego. En el Estatuto se recoge el término realidad nacional respecto a Andalucía.