Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 MIÉRCOLES 17- -1- -2007 ABC DEPORTES www. abc. es deportes Guti es una promesa de 31 años que nunca ha contado de verdad Florentino, que no me ha apoyado a mí, habló con Berlusconi para que renovara a Kaká Íker Casillas cobra nueve millones de euros al año y Diego López, trescientos mil Beckham va a ser un medio actor de cine en Hollywood; era libre y nadie le ha querido Si en junio sigo siendo presidente, es muy probable que Kaká venga con nosotros Calderón dispara contra todo Se despachó en un centro universitario en lo que el club considera un acto privado ABC MADRID. Ramón Calderón fue muy duro ayer en una conferencia- coloquio con estudiantes del Centro Universitario Villanueva de Madrid. En el que consideraba un acto privado -así lo calificó luego el club en una nota- -se despachó a gusto contra jugadores, técnicos, afición y hasta ex colegas. Unas manifestaciones que fueron tomando cuerpo a medida que pasaban las horas hasta convertirse en un escándalo que puede tener consecuencias para el mandamás del Madrid. Se refirió a dos de los estandartes del club haciendo una comparación que dejó a uno malparado: Guti y Raúl empezaron a la vez. Guti es una promesa de 31 años que nunca ha contado de verdad, mientras que Raúl lleva doce años siendo una máxima figura Beckham, cómo no, está de actualidad, y afirmó que se va a Hollywood a ser un medio actor. La prueba del acierto de la secretaría técnica al no considerar su continuidad ha sido ratificada por todas las secretarías técnicas del mundo por- Sobre la afición del Bernabéu dijo que es un estadio al que la gente va como a un teatro, la gente no anima Raúl ha solicitado una reunión hoy con el presidente para aclarar el asunto, aunque Calderón, hundido, ya había decidido ir a ver a la plantilla Florentino Pérez: La magnitud de la mentira me obliga a desmentir con rotundidad esas afirmaciones Beckham no fue de visita a Valdebebas, sino a trabajar que nadie, estando libre, le ha querido Y a Beckham le siguió el resto de la plantilla. En el vestuario hay vanidad, ego. Todos tienen la sensación de que son superfiguras. Un jugador del Real Madrid nunca paga donde va. Vosotros (por los estudiantes) tenéis cultura y formación, ellos generalmente no la tienen Además incidió en que las diferencia de emolumentos crea tensión y descubrió que Íker Casillas cobra nueve millones de euros al año y Diego López gana 300.000 Ni los ex se salvaron de la quema. Conocido es que sus relaciones con Florentino Pérez no son precisamente buenas y que Calderón no quiere que en su lápida figure la inscripción el hombre que no trajo a Kaká Así que al referirse al brasileño dijo que Florentino Pérez, que no me ha apoyado a mí precisamente (en la carrera electoral) habló con Silvio Berlusconi para que renovara a Kaká, y Berlusconi se apresuró a renovarle aunque mantuvo el reto y señaló que si en junio sigo siendo presidente del Real Madrid es muy probable que Kaká venga con nosotros Además, y aunque también arremetió contra la categoría EFE profesional de López Caro y su poder en el vestuario blanco, tampoco se salvó la afición: El Bernabéu es un estadio al que la gente va como a un teatro. La gente no anima, al contrario que en Italia o Inglaterra Luego pidió perdón Las reacciones no se hicieron esperar. La plantilla, que almorzó en comandita (aunque sin Cassano, Robinho, Ronaldo, Emerson y Marcelo) en un conocido restaurante se enteró de las manifestaciones por los medios de comunicación. Aunque no hubo réplicas, el capitán, Raúl, pidió una reunión con el presidente para hoy mismo. Sí respondió Florentino Pérez, quien en una nota señala desde mi marcha he procurado mantener un escrupuloso silencio... Hoy, lamentablemente, he de romper ese silencio... para desmentir con toda rotundidad esas afirmaciones, que no están a la altura de nuestro club Ante la tempestad, Calderón pidió a través de RealMadrid TV disculpas. quiero pedir mil veces perdón a todos los que haya podido ofender. Mi cariño y mi defensa por los jugadores siempre va a estar por encima de todo